La Santa Iglesia Católica

Benedicto XVI 1

- Por favor, póngame cuarto y mitad de ternera
- Señora, se confunde usted, esto es una joyería.

La señora, lejos de bajarse del burro, pasa a la ofensiva: ¿Pues sabe que le digo? Que es usted un totalitario, un intolerante y un terrorista de la libertad de mercado.

Convencida de lo equivocado que está el “señor de la joyería” coge las de “Villadiego” y a todo el que se cruza le habla pestes de semejante establecimiento.

Al día siguiente y al siguiente del siguiente, vuelve la señora a reincidir en su conducta insensata, majadera e inaceptable, se mire por donde se mire.

El señor de la Joyería tiene que guardar las formas, mantener un nivel de educación, de dignidad. No puede dejarse llevar por “los nervios” y además se deshace en explicaciones generosas de por qué no sirve carne en su comercio.

¡Qué tontería, que prepotencia de señor, pues no cree que lleva razón! dice cada vez más ofuscada la señora del ejemplo.

Así cada día con nuestra Santa Iglesia Católica.

Empeñados, empecinados en utilizarla, en servirnos de Ella, en cambiarla, manipularla, adecuarla a nuestro capricho, a nuestro deseo del momento, que mañana será otro.

¿Tan difícil es entender que la Iglesia custodia, cuida, protege, rige, administra un Bien que Cristo mismo ha puesto a su cuidado?

Nosotros, los católicos, debemos defender este depósito, con cariño, con firmeza, con valentía, con amabilidad.


Porque no es un invento humano. Ni una idea luminosa de algún sabio.

- ¿No podría darme un poco de ternera solo por esta vez? ¿Por la amistad que nos une?

- Pues, sintiéndolo mucho, no señora, no.

About these ads

25 comentarios en “La Santa Iglesia Católica

  1. Es muy fácil meterse con la Iglesia, lamentablemente con mucha gente no se puede hablar de esto porque además de que no argumentan sacan todo su odio a la luz y no atienden a razones. La Iglesia no se mete con aquellos que despotrican contra ella y sigue adelante con gran labor por todo el mundo, ahí esta la diferencia.

    Te gusta esto

  2. ¡Que imaginación Luisa!. Lo curioso es que la Iglesia, salvo que estuviera en contradicción con las enseñanzas de Cristo, llevaría a la señora hasta donde pudiera comprar ternera o incluso le daría de comer. si lo necesitara.
    besos

    Te gusta esto

  3. Me parece una entrada brillantísima y muy descriptiva de lo que pasa con la Iglesia Católica. El tema es que mucha gente es tan chula, tan egocéntrica y tan cafre que no puede entender que lo que hace está mal. Yo he conocido decenas de católicos que rezaban, iban a misa, a grupos de oración… hasta el día que por interés o por debilidad comenzaron a tener un comportamiento concenado por la Iglesia (en casi todos los casos, relacionado con el Sexto Mandamiento). A partir de ese momento, en vez de decirse a sí mismos “joder, lo que estoy haciendo, qué vergüenza, voy a ver si cambio de actitud”, empezaban a despotricar contra la Iglesia, que si “está anticuada”, “que si tiene que adaptarse”, que si “yo vivo la religión a mi manera”. Vamos, que a mí esta actitud me parece de los peores pecados que existen. En vez de cambiar ellos, que no son nadie, pretenden que cambia la Iglesia, que lleva veinte siglos diciendo lo mismo y guardando una rigurosa coherencia.

    Yo, como humano que soy, cometo faltas morales, y algunas me es muy difícil reprimirlas, para mi desgracia. Pero no pasa ni una sola vez de las que tropiezo que no me avergüence y me dé cuenta de que no está bien lo que hago. Y en mi vida se me ocurriría insinuar que Iglesia que tiene que adaptarse a mis miserias.

    Te gusta esto

  4. Pues sí, la Iglesia es lo que es y cumple su misión, y cuando un no creyente la critica… puede ser ignorancia, pero cuando un católico la critica o se opone a su doctrina… entonces la cosa se entiende menos. Porque, quitando todas las cuestiones opinables, que son muchas, la Iglesia tiene una doctrina que los católicos muchas veces desconocemos por falta de formación. Hoy mismo, pensaba yo en cuantos católicos que conozco utilizan la anticoncepción artificial, en contra de la doctrina de la Iglesia. Cuando se lo explicas, te dicen que se trata de una cuestión opinable o que son cosas de curas, que no entienden. Y entonces, es cuando te das cuenta de que la formación de los católicos (y me incluyo), es muy deficiente, razón por la que muchas veces vamos a pedir la chuleta a la joyería…

    Te gusta esto

  5. Caramba, Luisa. Qué bueno el ejemplo de la joyería.

    Oiga:¿Me sirve un poquito de escepticismo…ah… también querría cien gramos de me confieso directamente con Dios… y también dehuese de caridad la pechuga de pollo…

    Pero qué cara más dura tiene usted….

    Un beso

    Te gusta esto

  6. Efectivamente este post es de mis inicios en MIC, pero es uno de mis preferidos, por eso lo he vuelto a “colocar”. Haré lo mismo con unos cuantos más, pero pocos.

    En cuanto a la Santa Iglesia Católica, yo lo veo así. Hay cosas que no entendemos, otras que no nos gustan, pero no se me ocurre enmendarle la plana a una institución que es a todas luces de origen divino. “Amos, digo yo”.

    Ser católico no es fácil, pero tp es tan dificil. Más bien es cuestión de querer y de ser humildes y rendir la razón. A Dios no podemos abarcarlo en nuestros diminutos cerebros. Y yo, en mis discusiones con Él, siempre acabo dandole la razón. Me vence, o bien por convencimiento razonado o bien por amor demostrado.

    Te gusta esto

  7. Buen comentario a la Iglesia y yo diria más. La Iglesia es como las vidrieras de las catedrales por fuera se ven sucias, llenas de polvo y telarañas, pero desde dentro no se ve ni una mancha sino algo distinto muy luminoso y muy bonita. Limpia como los chorros de oro.
    Pero que pasa con el exterior que la llaman la gran ramera y yo les digo pero tambien es la GRAN SANTA porque el que esta en medio es SANTO.
    Que el Señor nos siga manteniendo dentro de ella.

    Te gusta esto

  8. Me parece muy interesante el post.

    Puedo entender que haya creyentes, agnósticos, ateos… pero esto tan frecuente de hacerse un “dios a medida” con el que se las da uno de creyente pero poniendo y quitando lo que conviene, me parece el colmo del absurdo; es mucho más irrespetuoso para la divinidad esa manipulación que un rechazo frontal.

    Ahora, que si hablamos de la iglesia, también hay que sopesar que parte es el depósito que supuestamente dejó Jesucristo y que parte son unos convenientes añadidos y descartes para hacerse, también los católicos, un dios a medida… que es muy fácil alzarse con la verdad absoluta (y además revelada) para desde esa posición criticar y rechazar a los no creyentes.

    Es curioso como los católicos y los cristianos en general se sienten con autoridad suficiente para dar de bibliazos a los no creyentes, mientras éstos ven estupefactos como en realidad de la biblia se han cogido cuatro versículos que les interesan: Por ejemplo, para la iglesia parece que Lucas 16,18 o Levitico 18,22 están escritos con letras de oro, pero Marcos 10,21 parece que lo dijo Jesucristo mientras estaba beodo y no hay que hacele al chaval mucho caso.

    En realidad… un dios a medida.

    El joyero cree de verdad que no puede atender a la clienta, pero desde fuera vemos que en vez de joyas tiene embutidos, porque en su pueblo, las joyerías tradicionalmente han hecho así.

    Te gusta esto

  9. Me he topado contigo buscando en google otra cosa y no me he podido resistir a escribirte. Voy a Misa los domingos. Hablo con Dios muchas veces al día. Intento seguir SOLO a Jesús. Evangelio, que es lo UNICO. AMOR, que es lo UNICO que nos pidió Jesús…”al atardecer de tu vida….solo te examinarán en el AMOR”. Amor que en la práctica es cuidar nuestras relaciones, esmerarnos en nuestro trabajo, cuidar los detalles pequeños, no dar, sino darnos, estar disponibles, procurar la excelencia…
    Yo no creo que haya entrado en la joyería pidiendo chuletas. Reconozco y defiendo a la Iglesia con uñas y dientes cuando salen los de siempre poniendola a parir. Siempre intento hacerles ver lo bueno que tiene, y que por estar formada por hombres, no está exenta de cometer errores (los que todos nos repiten hasta la saciedad). Pero si que tambien creo y lo creo profundamente, convencida, que la Iglesia se está equivocando, que no está con nosotros, que es lejana, que no se entiende…que yo, que a los ojos de la Iglesia estoy haciendo cosas del todo pecaminosas, cuando rezo, cuando le pregunto a Dios…no siento ni el más lejano reproche. He recibido una educación católica en un colegio de monjas. Guardo de mi colegio, el mejor de los recuerdos. Jamás me extorsionaron las monjas ni pasaron historias para no dormir de estas que cuenta la gente. Pero creo, hoy, que soy joven y pienso, y recapacito, y miro al cielo, y le pregunto a Dios…que la Iglesia está lejos, muy lejos de El…
    Que si Jesús viniera y viera lo que hemos hecho…..quizá por eso no viene.
    Enfin, solo y en resumen, creo de verdad en otra Iglesia, en el AMOR de Jesús, en menos reglas, normas, mandamientos que Jesús ni mentó cuando estuvo aquí. Es una pena ver cómo tanta gente mayor, huye de la Iglesia porque tienen verdaderos traumas con ella, porque viven todavía con el peso de la culpabilidad que se les creó desde niños. Es una pena ver como la Iglesia ha focalizado durante años el pecado en el sexo, y ahora, gran parte de la gente sigue con el peso de la culpa por hacer esto o aquello.
    AMOR, Jesús no quiso más que AMOR. Lo demás, son historias.
    Un saludo. Perdón por la intromisión.

    Te gusta esto

  10. Luz de Luna, te agradezco el comentario, extenso y con enjundia. Llevas mucha razón en lo que dices, aunque hay cosas que no comparto, por ejemplo, que la iglesia ha focalizado durante años el pecado en el sexo. La sexualidad es un tema vital-nunca mejor dicho-y a todo el mundo interesa. Cuando hablamos de este tema siempre se levanta la polémica y desde luego cada cual tiene su particular visión del asunto, aunque estarás de acuerdo en que no todos podemos llevar razón.

    Tampoco siento lejana a la Iglesia, de hecho, la veo muy próxima al hombre, y sobre todo, al hombre que sufre, que pasa dolor, enfermedad o hambre-ya sea física o espiritual-De hecho y como ejemplo tenemos tantas organizaciones de la Iglesia trabajando a lo largo y ancho del mundo entero, allá donde nadie quiere ir o donde nadie hace nada por el prójimo.

    Como te he dicho al principio, gracias por tu comentario. Aquí estamos:)

    Te gusta esto

  11. Hola Luisa
    Por fin me decidí a visitarte, desde luego este sitio aunque sea virtual es muy bonito, espacioso, luminoso y con buena gente. Hasta se percibe una ironía inteligente. Cuenta conmigo, te visitaré de vez en cuando y algo aportaré.
    Nos vemos en tu fábrica de papeles.
    Rafael

    Te gusta esto

  12. Pingback: Latino » Blog Archive » ¿Entontecidos por la "roja" o necesitados?

  13. Pingback: Latino » Blog Archive » Aquí me tienes

  14. Pingback: Latino » Blog Archive » Culpable

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s