¿ALGUIEN ME DA NORTE?

Ser ama de casa es una tarea profesional que requiere una altísima cualificación que compete a muchos Ministerios (de sanidad, de vivienda, de educación, de trabajo, de justicia, de consumo y transporte…)

Exige conocimientos de comunicaciones, diseño, moda, restauración, psicología, pedagogía, medicina y sabiduría en general.

El cursillo inicial comienza con un trapo en la mano y cierto aire de triunfo, después el polvo crece y el triunfo se aleja. Gajes del oficio, supongo. Es un cursillo inicial, de formación continua que nunca acaba y no da puntos ni es canjeable por euros.

Por estos pastos, la cosa se está complicando.

¿Alguien puede decirme qué orden hay que guardar en este trabajo?

Porque, claro, subo a la planta tercera y hago camas, veo ropa sucia y la lanzo al cesto; como lo encuentro lleno decido llevarlo a la planta baja donde ya que estoy, pongo la lavadora, y en ese momento recuerdo que había empezado a sofreír la carne. Acudo rauda a la cocina y mientras le doy dos vueltas al guiso, decido empezar a limpiar.

¿Por dónde? De arriba abajo, digo yo, pero mientras tanto, suena el teléfono, suena el móvil, suenan ambos a la vez y me entretengo muy divertida en mi doble conversación, hasta que me llega cierto olorcillo que me alerta del peligro:¡la comida se quema! Tiro los teléfonos y corro cual bombero a apagar el fuego.

Vuelvo a empezar-en la cocina-y entonces recuerdo que ya estaba limpiando el baño antes del fuego y la lavadora así que subo a terminarlo y observo la montaña de plancha que se está acumulando. ¿Debería planchar?

Un tanto confusa y sobrepasada, ya no sé que hacer: es posible que no comamos, no respondo de la higiene de los sanitarios, he dejado dos conversaciones pendientes y por supuesto, me queda planchar y en general barrer y fregar toda la casa.

No sé; hay días que comemos bien. Hay días que huele a limpio. Pero ¿cómo se conjugan ambos elementos sin perder la compostura? ¿Sería posible darse un remojón en la piscina? La veo, puedo verla, pero… ¡ah! Nunca llego a tocarla.

¿Por qué las amas de casa no cobran un sueldo? ¿Por qué nadie les pone un monumento por su servicio permanente perfumado de sonrisa y renuncia de por vida a unas vacaciones pagadas?

-Hola, que tal ¿trabajas?

– No, yo no, soy ama de casa.

¿De qué estamos hablando? El ama de casa trabaja más que nadie, más que nadie en el MUNDO (¿se me oye bien?) y además se siente infravalorada (¡ni siquiera presume de trabajo!) y socialmente no está reconocida ni pagada.

De la colaboración familiar hablaré en otra vida, no sé si porque estoy sin palabras o por lo mucho que puedo contar…siempre bueno, siempre bueno… ¡Bueno…!

Esto es todo un reto. A mí me gustan los retos y me gusta adquirir conocimientos, así que sin lugar a equivocarme, puedo afirmar que estoy en el sitio y en un lugar adecuado.

Feliz día a todos.

Anuncios

10 thoughts on “¿ALGUIEN ME DA NORTE?

  1. Si te postulás a alguna candidatura y proponeés en tu campaña que el ama de casa cobre por su trabajo, te voto! Te voto como presidente del mundo! Mirá lo que te digo…

    Me gusta

  2. Tú que eres más numerica que yo,calcula con cuantos votos-femeninos-contamos,porque si hace falta,me presento.
    Oye!!!Luisa,PRESIDENTA DEL MUNDO,otorga un sueldo fijo al triple del salario mínimo interprofesional…Suena bien.

    Me gusta

  3. Ya sabes que los gobiernos están ocupados en asesinar mas bebes, cargarse al enfermo y como no en financiar cambios de sexo, el reconocer la labor de las amas de casa aunque sea en forma de desgravación fiscal para la persona que trabaja nada de nada.
    Saludos

    Me gusta

  4. Venía a hacer la gracia, pero que es mejor ser positivo: muchas gracias por decir lo que dices, porque me haces acordarme de lo que trabaja mi madre y otras muchas mujeres que conozco. Nunca se lo valoraremos lo suficiente.

    Me gusta

  5. Hola Luisa,

    Estoy deacuerdo con todo contigo! El trabajo de ama de casa es el trabajo más pesado y rutinario que hay! y más cuando hay hijos!
    yo no sé por los hombre no entienden esto, hay que dejarlos una semana o dos con esta tarea, haber cuanto duran!
    que tantas cosas… no! planchar es horrible!

    Animo Luisa!

    Me gusta

  6. Ay Luisa me haz hecho reir, me siento tan identificada y eso que soy ama de casa en minuscula. Las cacerolas que habre quemado, ni que decir comidas! las corridas y los pendientes todos a la vez..y eso que a mi no me ocurre eso de que los niños digan no, mi mama no trabaja, esta en casa, o cuando te preguntan por tu profesion y que haces? les respondes soy madre …y ademas….te vuelvan a preguntar pero de profesion que eres o a que te dedicas?
    Alguien se atreve a dudar que una mujer, cualquier mujer ama de casa esta capacitada para asumir cualquier gerencia departmaental?

    Me gusta

  7. Pues cuentas con mi voto. El trabajo de ama de casa ni pagado ni reconocido así que habrá que seguir luchando para que se le valore adecuadamente.
    Un saludo,

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s