CARTAS DE AMOR-SEGUNDA PARTE

Querida Hija: al llegar tu carta a mis manos me he sentido muy agradecida al buen Dios que todo lo gobierna y a quien pido a diario en mis oraciones que te proteja. El viaje era largo y encerraba cierto peligro, aunque tú, desde tu juventud no tuvieses la mínima inquietud.

Hija de mi alma ¡como ha cambiado la vida! En tiempos de tu abuela, tu padre y yo apenas podíamos vernos; él pasaba distraídamente por mi ventana y su mirada y la mía, impacientes, se encontraban; los domingos le invitaban tus abuelos a café y en aquellos ratos de testigos llenos yconversaciones mudas, fuimos tejiendo nuestro amor.

Estoy segura de que Leovigildo te quiere y es probable, Dios lo quiera, que te pida en matrimonio. Es un buen hombre, pero no olvides que hasta llegar al altar debes cuidarte; evita las confianzas, que la gente luego murmura; no tengo que recordarte que la honra de una mujer es su tesoro.

Espero que para la ocasión, eligieses el vestido de seda azul, que te hace juego con el collar de la abuela y con tus lindos ojos, que nada tienen que envidiar a los de Leovigildo. La verdad es que sois los dos muy afortunados por la belleza que habéis recibido, no es difícil presagiar que tendréis unos hijos preciosos.

Haz caso a tu primo en todo lo que te ordene, que para eso le he mandado. Los hombres de la familia para eso están, para protegernos y cuidar de nosotras, así pues, déjale ejercer su labor.

Hija mía, termino aquí estas palabras, que espero te lleguen a la máxima brevedad. Con ellas van mis oraciones y mi deseo de que tu encuentro con Leovigildo haya colmado las ansias de tu joven corazón enamorado. Por favor, no te demores en contarme vuestro primer encuentro y en despejarme esas dudas que te atormentan.

Tu madre que te quiere y te bendice.

Anuncios

8 thoughts on “CARTAS DE AMOR-SEGUNDA PARTE

  1. Luisa, preciosas cartas. Ya nadie escribe así, ni de ninguna manera. Por eso el amor está dejando de ser romántico.
    Bueno niña ya me voy al campo, no te extrañe no verme en quince días.
    Feliz término de verano.
    Besos de tu socia en la empresa del buen humor. ¡Que no decaiga!

    Me gusta

  2. Me encantan las cartas; y de momento la protagonista realmente es la madre ¡ qué mujer tan estupenda!. ¿No habría que volver cosas así a las hijas?. Quizá viva en una nube….. Numa

    Me gusta

  3. Vamos a ver Dulcinea,¿no sabemos aquello de:”vuelva usted mañana,lo siento no podemos, es en la otra ventanilla,suba a la segunda planta,baje a la primera”
    Hay que esperar a saber qué pasó.Dame tiempo y ¡vuelve mañana!
    Bss Luisa

    Me gusta

  4. en verdad muy lindas cartas, parece una novela, veo que ya se publicó la 3a. parte, corro a leerla. Saludos. Hilda

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s