LUEGO DICEN DE LOS FUNCIONARIOS…

Os lo cuento porque he sido testigo. Estas cosas ocurren:

Dos compañeros de trabajo. Un mismo despacho. Uno de ellos está abatido y presto a la crispación. El otro observa preocupado el malestar del primero.

-¿Te encuentras mal?

-Sí.

-¿Por qué no vas al médico?

-Iré, dijo lacónico y poco convencido.

Al día siguiente, el funcionario preocupado por su amigo, se presentó con el más hermoso de los regalos. No iba envuelto,ni llevaba lazo,ni tarjeta dedicada.

-He pensado que te tomes tú los días que me quedan de descanso.


-No puedo hacer eso.

-¿Por qué no? Yo te los regalo, así tu descansas y mientras me ocupo del despacho y no lo dejamos solo ¿Qué me dices?

El amigo poco pudo decir. Quizás por aquella idea tonta de “que los hombres no lloran”

Sé, porque me lo dijo después, que se sintió profundamente conmovido.

Por supuesto, no pudo aceptar el regalo. Pero nunca lo olvidó.

Luego dicen de los funcionarios…

Anuncios

15 thoughts on “LUEGO DICEN DE LOS FUNCIONARIOS…

  1. No hay nada commo ponerse en “la piel de la otra persona” para acertar con el regalo. Qué tesoro de compañero, no?. Numa

    Me gusta

  2. Bonito detalle de este buen compañero.
    La mala fama de los funcionarios, es porque tienes que reconocer que hay algunos que no “dan palo al agua”.
    Yo conozco unos pocos aquí en Jaén, pero como en todos sitios, hay de todo como en botica.
    Un besazo

    Me gusta

  3. Luisa,como sabes, como tú, soy funcionaria pero yo en una Consejería “de moda”. Mis compañeros de despacho han sido y son los mejores: nos cuidamos, nos alegramos, nos aconsejamos, nos ayudamos…Solamente tenemos entre nosotros a dos hombres (las muestras, como les llamamos) y somos 12 en total. Trabajamos mucho, muchísimo,lo pasamos muy bien en el trabajo y somos muy amigos.Algunos llevamos 11 años juntos. Realmente pienso que soy afortunada.
    Saludos a todos.
    Cristina.

    Me gusta

  4. ¡Qué derroche de humanidad y compañerismo!
    Da alegría saber que aún existen personas así.
    Luisita ¿me regalas un mes de trabajo que estoy cansada de tantas vacaciones?
    Besitos

    Me gusta

  5. Que buen corazón y que testimonio de verdadero compañerismo. Los que somos estables en nuestras ocupaciones laborales, sin darnos cuenta hemos pasado unos añitos al lado de esos compañeros..

    Me gusta

  6. Y si mañana miramos con otros ojos a nuestro compañero/a de trabajo por si necesita algo y no nos hemos dado cuenta?. Quizá sólo necesite una sonrisa, que le escuchemos unos minutos, otro tono en los buenos días…… Poco a poco podíamos ir dando otro aire al mundo.

    Me gusta

  7. Volviste disfrutonaaaaaaa!!!
    Bueno aca estoy para comentarte en el post… si es verdad a pesar que siempre pensamos que hay malas intenciones en la gente del gobierno y tambien lo digo con conocimiento de causa, pero bueno hay excepciones, como en todo los empleos y lugares… la buena gente cuesta encontrarla pero esta.. seguro que esta!!!
    Besotes llenos de luz cielo!!!

    Me gusta

  8. Bueno, ya sabes que entre millones y millones de guijarros y pedruscos puede aparecer una pepita de oro…
    😉

    Me gusta

  9. Por supuesto que existen esos compañeros. Algunos tenemos la suerte de contar con ellos, y lo mejor es que es contagioso
    Un beso
    María jesús

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s