CUENTO CON TU PARTICIPACIÓN

Salió precipitadamente de casa. Bajó las escaleras de tres en tres a riesgo de romperse las narices mientras terminaba de encajar el zapato en su sitio y se apretaba la corbata.

No podía creérselo. Le habían llamado apenas hacía cinco minutos y la taza del café se le cayó de las manos.

La calle estaba muy concurrida. Era la hora punta y aquella era una gran ciudad. Necesitaba un taxi. Había descartado la idea del metro ya que, aunque era más rápido, le producía sensación de claustrofobia, cosa que él nunca le había confesado a nadie.

¡Taxi!-maldita sea, refunfuñó.

Buscó el móvil entre sus bolsillos, se tocó rápidamente en la chaqueta, en los pantalones…No lo encontraba ¿Lo habría olvidado? Ya no podía volver atrás.

Estaba empezando a impacientarse. Tenía el pulso acelerado y notaba una molestia indefinida en la boca del estómago.

-¡Taxi! ¡Taxi! ¡Taxiiiiiiii!

Unas señoras que paseaban por la acera le miraron con cierto recelo.

¡Cálmate!-pensó. Tengo que calmarme, no puedo permitirme el lujo de llamar la atención. Hoy no.

Bien.Hasta aquí mi parte.

Os propongo que inventéis una explicación para las prisas que llevaba esta criatura.

Este juego se lo he visto hacer a Alemamá en su blog y hoy se me ha ocurrido a mí.

Espero que os lo toméis muy en serio porque quien mejor lo haga está invitado a visitar León mientras lo Comentáistodo,Cara a Cara con Eleternoinsatisfecho.

Digo yo:)

Anuncios

53 thoughts on “CUENTO CON TU PARTICIPACIÓN

  1. Para mi tenía sesión con su Psiquiatra… pero ante la voragine de su trabajo lo había olvidado.. estaba a punto de tener un ataque de panico si no conseguia el dichosos taxi,de otro modo, porque le daría verguenza llamar la atención…
    Ir a su psiquiatra le producia dos cosas, ansiedad y alivio al mismo tiempo!!!
    No queria entonces perder su espacio… no queria dejar de verla ese dia… se estaria enamorando de ella, se pregunto???
    Casi todas las personas se enamoran de sus psiquiatras o psicolog@s…
    Besos cielo… espero que haya gustado… y si no …. SIGA PARTICIPANDO!!!!
    Pasa un bello dia!!!

    Me gusta

  2. Seguro seguro que le han llamado para una entrevista de trabajo…tal como están las cosas no se puede perder ni un minuto.
    ¡Seguro que le cogen!

    Me gusta

  3. Volemos la imaginación entonces.

    Su hija había salido temprano de la casa en su carro. Pero sabía de alguna forma y por intuición de madre, que había llegado a su trabajo bien, de lo contrario de ahí le hubieran llamado diciendo que algo paso.

    A pesar de su edad no había que pensar en su madre, pues tenía una enfermera de planta y ella hubiera dado con calma los detalles en caso de ser hospitalizada. Para eso estaba entrenada.
    Su esposo almorzó tranquilo y salió al trabajo. Sin embargo había olvidado sus medicinas y ella sabía que eran necesarias en caso de una posible crisis.
    La persona que le llamó, algo alterada, simplemente le dijo que fuera rápidamente al hospital, pero no le dio más detalle.
    Había que salir de inmediato y buscar un taxi…

    Un gusto leerte y participar.

    Me gusta

  4. Es que tenía una importante reunión de negocios y le avisaron que se adelantaba!

    Te adelanto el final: no se calmó, corrió como un loco, y llegó todo despeinado y transpirado, por lo que fue descartado de inmediato por su entrevistadora.

    Ya está? Puedo escribir un libro, no me digas que no…

    Me gusta

  5. Es que tenía una importante reunión de negocios y le avisaron que se adelantaba!

    Te adelanto el final: no se calmó, corrió como un loco, y llegó todo despeinado y transpirado, por lo que fue descartado de inmediato por su entrevistadora.

    Ya está? Puedo escribir un libro, no me digas que no…

    Me gusta

  6. Esta claro que la unica razon puede ser el amor

    se levantaba moribundo como todos los días desde hace ya un tiempo
    ella ya no era el café de sus mañanas
    asique tuvo q reemplazarla por el café
    ese q se derramo
    pero aun así…la mujer seguía acompañándole en el pensamiento en cada amanecer
    y ese dia no se dispuso a querer ser la diferencia
    asique ahi lo tenes…con el cafe y pensado en el sms que ella le escribió ayer…
    se quedo pensando que le quiso decir(es lo q le había enamorado perdidamente…sus formas de filosofar con lo cotidiano)
    Iba por el sorbo ansioso que quema la lengua
    cuando se detuvo y entendió el mensaje
    ella se marchaba en 30 minutos
    no de Foggia
    de Italia…

    Me gusta

  7. Esta claro que la unica razon puede ser el amor

    se levantaba moribundo como todos los días desde hace ya un tiempo
    ella ya no era el café de sus mañanas
    asique tuvo q reemplazarla por el café
    ese q se derramo
    pero aun así…la mujer seguía acompañándole en el pensamiento en cada amanecer
    y ese dia no se dispuso a querer ser la diferencia
    asique ahi lo tenes…con el cafe y pensado en el sms que ella le escribió ayer…
    se quedo pensando que le quiso decir(es lo q le había enamorado perdidamente…sus formas de filosofar con lo cotidiano)
    Iba por el sorbo ansioso que quema la lengua
    cuando se detuvo y entendió el mensaje
    ella se marchaba en 30 minutos
    no de Foggia
    de Italia…

    Me gusta

  8. Espero que no sea mi marido dentro de unos meses cuando le diga que estoy en el paritorio…le matoooooo. Jajaja

    Lo más probable es que sea uno de tus fans a quien le han chivado que si se da prisa, podrá ser el primero en comentar…lo malo, es que no contaba conmigo.

    Besos linda.

    Me gusta

  9. Espero que no sea mi marido dentro de unos meses cuando le diga que estoy en el paritorio…le matoooooo. Jajaja

    Lo más probable es que sea uno de tus fans a quien le han chivado que si se da prisa, podrá ser el primero en comentar…lo malo, es que no contaba conmigo.

    Besos linda.

    Me gusta

  10. …Un viejo taxi se detuvo, hombre con mucha calma. Él, en cambio, subió precipitado, gritando impaciente su destino.

    Avanzó el chófer poco a poco por la calle abarrotada, mientras escuchaba al oído sugerencias desesperadas de caminos alternos y más rápidos. No podía llegar tarde, en solo unos minutos estaría al aire, en TV, con un gran cheque de lotería.

    Me gusta

  11. …Un viejo taxi se detuvo, hombre con mucha calma. Él, en cambio, subió precipitado, gritando impaciente su destino.

    Avanzó el chófer poco a poco por la calle abarrotada, mientras escuchaba al oído sugerencias desesperadas de caminos alternos y más rápidos. No podía llegar tarde, en solo unos minutos estaría al aire, en TV, con un gran cheque de lotería.

    Me gusta

  12. A sus órdenes , Luisa… aquí estoy.
    La verdad es que lo primero que se me ha ocurrido es que llegaba de viaje y se encontró una nota en la que su mujer le dice “Ven enseguida al hospital. He roto aguas” Pero no… porque ella lo hubiera llamado al móvil. ¡Ah! Pero si iba en avión… los móviles hay que llevarlos apagados. Pon que llega de un viaje de negocios y ha tenido que cruzar el Atlántico… A la mujer no le queda otra que dejar una notita.

    Me encaja bastante. Y si es padre primerizo, más.

    Besos, guapa.

    Me gusta

  13. A sus órdenes , Luisa… aquí estoy.
    La verdad es que lo primero que se me ha ocurrido es que llegaba de viaje y se encontró una nota en la que su mujer le dice “Ven enseguida al hospital. He roto aguas” Pero no… porque ella lo hubiera llamado al móvil. ¡Ah! Pero si iba en avión… los móviles hay que llevarlos apagados. Pon que llega de un viaje de negocios y ha tenido que cruzar el Atlántico… A la mujer no le queda otra que dejar una notita.

    Me encaja bastante. Y si es padre primerizo, más.

    Besos, guapa.

    Me gusta

  14. Cualquier otro día hubiera sido distinto, pero hoy, su futuro estaba en juego. Por fin, tras meses de desempleo, cientos de entrevistas de trabajo, escuchando propuestas cutres, tras navegar cada madrugada en Internet, buscando esa oferta, que le permitiera sacar a su familia del oscuro pozo de la desesperación, hoy era el día.

    Ese proceso de selección, había comenzado hacía tres meses, y hoy era la prueba final.

    Junto a él, estarían otros dos canditatos, y a la hora del almuerzo, comunicarían a quién habían decidido dar el puesto. El puesto de trabajo era de Director Comercial para una importante Multinacional del Sector de las Energías Renovables, era un Sector en Auge, y la empresa de gran reputación internacional. Conseguir ese empleo, significaría un buen respaldo económico y la estabilidad que su familia necesitaba, de pronto, una señal.

    Un taxi se detuvo, lo conducía una chica de cara afable, con unas pequillas que le conferían un aspecto muy juvenil, su pelo rizado casi pelirrojo. Buenas tardes Señor, ¿a donde le llevo?, Buenas tardes respondió. Por favor, urgente al Hotel Senator, he de estar allí a las nueve y media, y he de estar puntual.

    Haré todo lo posible, pero con este tráfico.

    Le noto nervioso, ¿una reunión importante?

    Importante, no importantísima, despues de meses en desempleo, tengo la oportunidad de comenzar a trabajar de nuevo, mi familia y yo hemos pasado una racha horrible que no se la deseo a nadie.

    La chica, le respondió, así andamos todos, esta crisis, nos va a aniquilar.

    Los minutos parecían correr más que ningún día. Julio seguía pensando en su familia, pensando en la gran oportunidad que la vida le brindaba, pero pensaba también en el fracaso, si no era capaz de estar a la altura.

    De repente, escuchó un sonido, ¡no lo podía creer! era el timbre que avisaba de un mensaje en su móvil, con los nervios no se había dado cuenta que lo había metido en el bolsillo interior de la chaqueta. Era un mensaje de su esposa, que le decía. Cariño te quiero, ten mucha fé, Dios nos va a ayudar. Con él venía una foto, ¿Quién era? Llamó a su esposa. Cariño, ¿que me has mandado con el mail? Ella le respondió, es San Nicolás, San Nicolás de Bari, me ha dicho una amiga que es muy milagroso, rezalé la oración que te he adjuntado.

    Colgó, no sin antes enviar un cariñoso te quiero a su mujer.

    Al principio estaba receloso, pero volvió a coger el móvil en sus manos, y leyó la oración, y la volvió a leer, sin saberlo la estaba rezando, en ese momento, cerró los ojos, y deseó con fuerzas, conseguir el ansiado trabajo.

    Mientras, la taxista seguía conduciendo, ya estaban muy cerca, el tiempo se echaba encima, pero todo parecía indicar que llegarían.

    Llegó al Hotel, aún faltaban cinco minutos. Se dirigía a la Recepción. El Señor Suárez, preguntó. Sí en el Salón Toldilla. Tras las indicaciones, llegó al Salón, una chica le esperaba. Don Julio Martínez, espere que enseguida le atenderá el Señor Suárez.

    Mientras esperaba, pidió un zumo de naranja, y vió cómo salía un chico joven, de no más de treinta años. El Señor Martínez, le dijo.

    Si soy yo. Soy el Señor Suárez pase.

    Tras dos largas horas de conversación, la entrevista finalizó. Al despedirse, un compromiso. No se preocupe Señor Martínez hoy mismo recibirá la contestación.

    Julio llamó a su esposa, para comunicarle que ya había hecho la entrevista, y quedaron para comer en algún sitio, sus nervios le impedían ir a casa, así que marchó para ir a la Escuela a recoger a sus hijos, allí había quedado con su esposa. Fueron a un lugar de Comida Rápida, a los niños les encantaba. El tiempo pasaba y el móvil no sonaba, aparecía una sombra de tristeza en la cara de Julio.

    Volvieron a casa, la cara de Julio estaba cada vez más apagada, de repetente su esposa, Julio, mira el teléfono, parpadea cómo si hubiera mensajes.

    Al levantar el teléfono, escuchó la grabación. Señor Martínez, espero que no sea usted tan despistado en su empleo cómo con su móvil, se lo ha dejado en el Hotel, o tendré que pensar en no contratarle. Le ruego se ponga en contacto con la Señorita Irene Gutierrez, de Recursos Humanos para firmar el Contrato Laboral. Enhorabuena y Bienvenido.

    El resto, fue el comienzo de una feliz historia.

    Me gusta

  15. Cualquier otro día hubiera sido distinto, pero hoy, su futuro estaba en juego. Por fin, tras meses de desempleo, cientos de entrevistas de trabajo, escuchando propuestas cutres, tras navegar cada madrugada en Internet, buscando esa oferta, que le permitiera sacar a su familia del oscuro pozo de la desesperación, hoy era el día.

    Ese proceso de selección, había comenzado hacía tres meses, y hoy era la prueba final.

    Junto a él, estarían otros dos canditatos, y a la hora del almuerzo, comunicarían a quién habían decidido dar el puesto. El puesto de trabajo era de Director Comercial para una importante Multinacional del Sector de las Energías Renovables, era un Sector en Auge, y la empresa de gran reputación internacional. Conseguir ese empleo, significaría un buen respaldo económico y la estabilidad que su familia necesitaba, de pronto, una señal.

    Un taxi se detuvo, lo conducía una chica de cara afable, con unas pequillas que le conferían un aspecto muy juvenil, su pelo rizado casi pelirrojo. Buenas tardes Señor, ¿a donde le llevo?, Buenas tardes respondió. Por favor, urgente al Hotel Senator, he de estar allí a las nueve y media, y he de estar puntual.

    Haré todo lo posible, pero con este tráfico.

    Le noto nervioso, ¿una reunión importante?

    Importante, no importantísima, despues de meses en desempleo, tengo la oportunidad de comenzar a trabajar de nuevo, mi familia y yo hemos pasado una racha horrible que no se la deseo a nadie.

    La chica, le respondió, así andamos todos, esta crisis, nos va a aniquilar.

    Los minutos parecían correr más que ningún día. Julio seguía pensando en su familia, pensando en la gran oportunidad que la vida le brindaba, pero pensaba también en el fracaso, si no era capaz de estar a la altura.

    De repente, escuchó un sonido, ¡no lo podía creer! era el timbre que avisaba de un mensaje en su móvil, con los nervios no se había dado cuenta que lo había metido en el bolsillo interior de la chaqueta. Era un mensaje de su esposa, que le decía. Cariño te quiero, ten mucha fé, Dios nos va a ayudar. Con él venía una foto, ¿Quién era? Llamó a su esposa. Cariño, ¿que me has mandado con el mail? Ella le respondió, es San Nicolás, San Nicolás de Bari, me ha dicho una amiga que es muy milagroso, rezalé la oración que te he adjuntado.

    Colgó, no sin antes enviar un cariñoso te quiero a su mujer.

    Al principio estaba receloso, pero volvió a coger el móvil en sus manos, y leyó la oración, y la volvió a leer, sin saberlo la estaba rezando, en ese momento, cerró los ojos, y deseó con fuerzas, conseguir el ansiado trabajo.

    Mientras, la taxista seguía conduciendo, ya estaban muy cerca, el tiempo se echaba encima, pero todo parecía indicar que llegarían.

    Llegó al Hotel, aún faltaban cinco minutos. Se dirigía a la Recepción. El Señor Suárez, preguntó. Sí en el Salón Toldilla. Tras las indicaciones, llegó al Salón, una chica le esperaba. Don Julio Martínez, espere que enseguida le atenderá el Señor Suárez.

    Mientras esperaba, pidió un zumo de naranja, y vió cómo salía un chico joven, de no más de treinta años. El Señor Martínez, le dijo.

    Si soy yo. Soy el Señor Suárez pase.

    Tras dos largas horas de conversación, la entrevista finalizó. Al despedirse, un compromiso. No se preocupe Señor Martínez hoy mismo recibirá la contestación.

    Julio llamó a su esposa, para comunicarle que ya había hecho la entrevista, y quedaron para comer en algún sitio, sus nervios le impedían ir a casa, así que marchó para ir a la Escuela a recoger a sus hijos, allí había quedado con su esposa. Fueron a un lugar de Comida Rápida, a los niños les encantaba. El tiempo pasaba y el móvil no sonaba, aparecía una sombra de tristeza en la cara de Julio.

    Volvieron a casa, la cara de Julio estaba cada vez más apagada, de repetente su esposa, Julio, mira el teléfono, parpadea cómo si hubiera mensajes.

    Al levantar el teléfono, escuchó la grabación. Señor Martínez, espero que no sea usted tan despistado en su empleo cómo con su móvil, se lo ha dejado en el Hotel, o tendré que pensar en no contratarle. Le ruego se ponga en contacto con la Señorita Irene Gutierrez, de Recursos Humanos para firmar el Contrato Laboral. Enhorabuena y Bienvenido.

    El resto, fue el comienzo de una feliz historia.

    Me gusta

  16. Vamos a ver Luisa, cada vez entiendo menos sus juegos de adivinanza, sus posts y luego todo el día animando a esforzarse más. En fin que tiene vocación de madre superiora….hay broma y más, jajaja

    Me gusta

  17. Vamos a ver Luisa, cada vez entiendo menos sus juegos de adivinanza, sus posts y luego todo el día animando a esforzarse más. En fin que tiene vocación de madre superiora….hay broma y más, jajaja

    Me gusta

  18. CHICOS/AS!!! Vais muy bien,aunque no se si estoy por eliminar a Sinretorno,que no se ha esforzado nada,pero nada,nada,nada,en continuar la historia.
    Vive Dios,Sinretorno,que esto es muy serio:)

    Me gusta

  19. CHICOS/AS!!! Vais muy bien,aunque no se si estoy por eliminar a Sinretorno,que no se ha esforzado nada,pero nada,nada,nada,en continuar la historia.
    Vive Dios,Sinretorno,que esto es muy serio:)

    Me gusta

  20. Evidentemente va a ser padre,cuando llega a la calle no tiene ni móvil ni dinero y lo que aún es peor se ha dejado las llaves de casa dentro de la idem.
    El hospital dista unas 80 manzanas de su casa por lo que obviamente no va a llegar al parto, cosa que había prometido a su mujer.
    Comienza a correr como un desesperado pero a un par de kilómetros se da cuenta de que no es la solución,no va a llegar…

    Me gusta

  21. Evidentemente va a ser padre,cuando llega a la calle no tiene ni móvil ni dinero y lo que aún es peor se ha dejado las llaves de casa dentro de la idem.
    El hospital dista unas 80 manzanas de su casa por lo que obviamente no va a llegar al parto, cosa que había prometido a su mujer.
    Comienza a correr como un desesperado pero a un par de kilómetros se da cuenta de que no es la solución,no va a llegar…

    Me gusta

  22. “Hoy es un día importante, no puedo perder los niervos, si los pierdo, no soy capaz de controlar esta mla costumbre mía de opinar siempre.

    Hoy es un buen día, por favor Señor, ayúdame, no dejes que me descontrole; ayúdame a controlarme, por favor, “Padre nuestro que estás en los cielos….”

    Era una buena persona, de natural amable; después de pasarse los últimos siete meses en el paro, del abandono de su mujer y el accidente de sus padres, se merecía otra oportunidad.

    Hedbanna: si tú me dices ven, lo dejo todo………..

    Patos p’a ti………:)

    Me gusta

  23. “Hoy es un día importante, no puedo perder los niervos, si los pierdo, no soy capaz de controlar esta mla costumbre mía de opinar siempre.

    Hoy es un buen día, por favor Señor, ayúdame, no dejes que me descontrole; ayúdame a controlarme, por favor, “Padre nuestro que estás en los cielos….”

    Era una buena persona, de natural amable; después de pasarse los últimos siete meses en el paro, del abandono de su mujer y el accidente de sus padres, se merecía otra oportunidad.

    Hedbanna: si tú me dices ven, lo dejo todo………..

    Patos p’a ti………:)

    Me gusta

  24. Subió al taxi, y le indicó al chofer que se dirigiera al Hospital General, porque su esposa, que había salido apurada a hacer trámites en la mañana, estaba internada y a punto de dar a luz; de gemelos.

    Me gusta

  25. Subió al taxi, y le indicó al chofer que se dirigiera al Hospital General, porque su esposa, que había salido apurada a hacer trámites en la mañana, estaba internada y a punto de dar a luz; de gemelos.

    Me gusta

  26. Tenía una importante sesión fotográfica, para ver si era capaz de sacar guapa a delavogue, jajaja. Buenas madrugadas sobrina.

    Me gusta

  27. Tenía una importante sesión fotográfica, para ver si era capaz de sacar guapa a delavogue, jajaja. Buenas madrugadas sobrina.

    Me gusta

  28. ¿Encajar el zapato en su sitio, dices? ay, que me parece que ahí se me ha desviado la atención,…:)

    Por cierto, entre las tres personas que tenía que designar para un asunto sobre España, te he elegido. Si te interesa, lo puedes recoger.

    Me gusta

  29. ¿Encajar el zapato en su sitio, dices? ay, que me parece que ahí se me ha desviado la atención,…:)

    Por cierto, entre las tres personas que tenía que designar para un asunto sobre España, te he elegido. Si te interesa, lo puedes recoger.

    Me gusta

  30. Tenía mucha prisa.
    El tema no podía esperar ni un minuto más.
    Se jugaba mucho.
    Cada décima de segundo que tardara, podía marcar la diferencia entre la vida y la muerte.
    Se dejó de medias tintas y cuando el taxi paró lo hizó.
    Le abrió la portezulea al autónomo, lo cogió del pescuezo y lo sacó del coche.
    “Lo siento, es urgente”.
    Se puso a conducir él mismo, a la velocidad de la luz.

    Demasiado rápido.
    Sin control, pero llegó.

    Al llegar a la estación dejó tirado el taxi sobre una acera.
    Voló sobre las escaleras metálicas.
    Saltó tres barandillas.
    Y corrió.
    Como una fiera, corrió hacia el andén tres.

    El tren estaba arrancando.
    Ella estaba sentada en el último vagón.
    Aquel corredor de fondo, llegó a tiempo de gritarlo, de hacerse entender a través de un gesto.

    Corriendo como iba, le dio para poner su mano en el corazón, y lanzarle un beso de despedida.

    Ella lo vio y sonrió.

    Sonrió durante los próximos cincuenta años.

    Me gusta

  31. Tenía mucha prisa.
    El tema no podía esperar ni un minuto más.
    Se jugaba mucho.
    Cada décima de segundo que tardara, podía marcar la diferencia entre la vida y la muerte.
    Se dejó de medias tintas y cuando el taxi paró lo hizó.
    Le abrió la portezulea al autónomo, lo cogió del pescuezo y lo sacó del coche.
    “Lo siento, es urgente”.
    Se puso a conducir él mismo, a la velocidad de la luz.

    Demasiado rápido.
    Sin control, pero llegó.

    Al llegar a la estación dejó tirado el taxi sobre una acera.
    Voló sobre las escaleras metálicas.
    Saltó tres barandillas.
    Y corrió.
    Como una fiera, corrió hacia el andén tres.

    El tren estaba arrancando.
    Ella estaba sentada en el último vagón.
    Aquel corredor de fondo, llegó a tiempo de gritarlo, de hacerse entender a través de un gesto.

    Corriendo como iba, le dio para poner su mano en el corazón, y lanzarle un beso de despedida.

    Ella lo vio y sonrió.

    Sonrió durante los próximos cincuenta años.

    Me gusta

  32. Subió al taxi y ofreció al taxista una propina si conseguía llegar a su oficina antes de que llegaran el resto de los empleados.

    El taxista se saltó tres semáforos y dejó taquicardico a un agente de movilidad que intentó pararlo, pero llegaron.

    No espero al ascensor, subió de tres en tres los escalones, corrió a su mesa y le dió a la tecla supr…..

    Se había olvidado de borrar todo lo que había escrito como desahogo sobre la h..de p… de su jefa que le había tenido trabajando hasta las diez de la noche, sin pagar horas extras.

    Cosas de la crisis, titularía yo el relato.

    Me gusta

  33. Subió al taxi y ofreció al taxista una propina si conseguía llegar a su oficina antes de que llegaran el resto de los empleados.

    El taxista se saltó tres semáforos y dejó taquicardico a un agente de movilidad que intentó pararlo, pero llegaron.

    No espero al ascensor, subió de tres en tres los escalones, corrió a su mesa y le dió a la tecla supr…..

    Se había olvidado de borrar todo lo que había escrito como desahogo sobre la h..de p… de su jefa que le había tenido trabajando hasta las diez de la noche, sin pagar horas extras.

    Cosas de la crisis, titularía yo el relato.

    Me gusta

  34. Si despues piensas hacer un libro con todas las entradas del blog y utilizas mis inspiraciones, te echaré encima a la SGAE, un enfrentamiento con Teddy Bautista puede ser brutal

    Me gusta

  35. Si despues piensas hacer un libro con todas las entradas del blog y utilizas mis inspiraciones, te echaré encima a la SGAE, un enfrentamiento con Teddy Bautista puede ser brutal

    Me gusta

  36. Había pensado en un importante puesto político anunciado precipitadamente, pero NO, porque esta gente tiene desde tiempo antes coche oficial, guardaespaldas esperando, etc…; Tiene que ser alguien más de “a pié” como para pensar en coger un metro. ¿Ni siquiera su coche? ¿Tan sólo estaba?.
    No me inclino por la mujer a punto de dar a luz; seguro que hubiera estado con ella.
    Pero el zapato, la corbata, hoy en día que todo el mundo va tan informal…… se había dormido el día que tenía que ir al Juzgado o al Ayuntamiento a decir que sí a ” no se qué” por que me resisto a decir que iba a casarse.
    Y es que tenía que llegar, pero iba sin la ilusión, sin el acompañamiento y el sentido de trascendencia que uno tiene cuando se va a casar con la mirada limpia…. Bueno es lo que yo he visto en el relato.
    Al taxista le dejó perplejo, y le notó todo, y le animó a casarse por la Iglesia en cuanto “se despertara” aunque no quería que le notaran nada, como se lo notaron las señoras aquellas que pasaban por la calle.
    Seguro que con el tiempo hizo caso al taxista… me gusta que las historias acaben bien.
    Numa

    Me gusta

  37. Había pensado en un importante puesto político anunciado precipitadamente, pero NO, porque esta gente tiene desde tiempo antes coche oficial, guardaespaldas esperando, etc…; Tiene que ser alguien más de “a pié” como para pensar en coger un metro. ¿Ni siquiera su coche? ¿Tan sólo estaba?.
    No me inclino por la mujer a punto de dar a luz; seguro que hubiera estado con ella.
    Pero el zapato, la corbata, hoy en día que todo el mundo va tan informal…… se había dormido el día que tenía que ir al Juzgado o al Ayuntamiento a decir que sí a ” no se qué” por que me resisto a decir que iba a casarse.
    Y es que tenía que llegar, pero iba sin la ilusión, sin el acompañamiento y el sentido de trascendencia que uno tiene cuando se va a casar con la mirada limpia…. Bueno es lo que yo he visto en el relato.
    Al taxista le dejó perplejo, y le notó todo, y le animó a casarse por la Iglesia en cuanto “se despertara” aunque no quería que le notaran nada, como se lo notaron las señoras aquellas que pasaban por la calle.
    Seguro que con el tiempo hizo caso al taxista… me gusta que las historias acaben bien.
    Numa

    Me gusta

  38. Creo que era Zapatero, cabreadísimo, corriendo para ir a buscar a Sarkozy y cagarse en sus muertos tras enterarse de que éste le había llamado gilipollas y que lo había publicado Liberation en Francia.

    Saludos cordiales, Doña.

    Duelo de egos en EuropaEl Sr. Sarkozy afirma que “el presidente Zapatero puede que no sea muy inteligente”. Me revienta que desde fuera nos insulten aunque sea con el fino lenguaje diplomático de la grandeur.

    Entre ambos lideres, el roce debió hacer el cariño, pero, con tan peregrinas opiniónes del español sobre la inmejorable situación finaciero-económica de Madrid, frente a Paris, Berlín y Roma y el temita de las sillas del G-20, al final, el Sr. Zapatero ha dado demasiadas pistas y el Sr. Sarkozy le ha calado.

    Si el esposo de Dª Carla Bruni leyera este blog a menudo se hubiera dado cuenta antes de que nuestro presidente no es un genio. Yo mismo se lo hubiera dicho.

    Ahora se aproxima la campaña de la Renta. Propongo a los contribuyentes lucir este lazo, ni blanco, ni rojo, ni azul, ni chorras como dicen en Calahorra. De cáñamo.

    Duelo de egos en Europa

    Me gusta

  39. Creo que era Zapatero, cabreadísimo, corriendo para ir a buscar a Sarkozy y cagarse en sus muertos tras enterarse de que éste le había llamado gilipollas y que lo había publicado Liberation en Francia.

    Saludos cordiales, Doña.

    Duelo de egos en EuropaEl Sr. Sarkozy afirma que “el presidente Zapatero puede que no sea muy inteligente”. Me revienta que desde fuera nos insulten aunque sea con el fino lenguaje diplomático de la grandeur.

    Entre ambos lideres, el roce debió hacer el cariño, pero, con tan peregrinas opiniónes del español sobre la inmejorable situación finaciero-económica de Madrid, frente a Paris, Berlín y Roma y el temita de las sillas del G-20, al final, el Sr. Zapatero ha dado demasiadas pistas y el Sr. Sarkozy le ha calado.

    Si el esposo de Dª Carla Bruni leyera este blog a menudo se hubiera dado cuenta antes de que nuestro presidente no es un genio. Yo mismo se lo hubiera dicho.

    Ahora se aproxima la campaña de la Renta. Propongo a los contribuyentes lucir este lazo, ni blanco, ni rojo, ni azul, ni chorras como dicen en Calahorra. De cáñamo.

    Duelo de egos en Europa

    Me gusta

  40. Se había ganado la Lotería, aquel nº que le compró a María Jesús, esa señora que escribe en algo llamado blog y que parece ser tan entretenido….claro, está apurado, estresado y sin ganas de llamar la atención, ¿no ves que después todos llegan a pedir al que se ganó el premio?

    Sí, por fin sus sueños pasarían a otro terreno, al de la realidad, al de la realización. Se gozan doblemente por haberlos considerado imposibles, pero los milagros existen y el suyo lo tiene en el bolsillo de la chaqueta.
    ****
    Gracias, Luisa, por seguir el juego y por la mención…
    Oye, hace sólo un rato que he venido y no encontré nada nuevo…¿estaré mal yo o se te llenó de comentarios en un periquete?

    Enhorabuena. Besos

    Me gusta

  41. Se había ganado la Lotería, aquel nº que le compró a María Jesús, esa señora que escribe en algo llamado blog y que parece ser tan entretenido….claro, está apurado, estresado y sin ganas de llamar la atención, ¿no ves que después todos llegan a pedir al que se ganó el premio?

    Sí, por fin sus sueños pasarían a otro terreno, al de la realidad, al de la realización. Se gozan doblemente por haberlos considerado imposibles, pero los milagros existen y el suyo lo tiene en el bolsillo de la chaqueta.
    ****
    Gracias, Luisa, por seguir el juego y por la mención…
    Oye, hace sólo un rato que he venido y no encontré nada nuevo…¿estaré mal yo o se te llenó de comentarios en un periquete?

    Enhorabuena. Besos

    Me gusta

  42. Me parece una buena idea, voy a intentarlo cogiendo como base un relato que leí hace tiempo…
    Un saludo.

    Como casi siempre hoy tampoco era mi día…

    Salí de casa no sin antes tener una discusión con mi mujer y malhumorado cogí mi coche para dirigirme a la oficina.

    Casi atropello al tipo aquel y por frenar de golpe me dieron un golpe por detrás. Tuvo suerte de que se metió en un taxi porque de haberlo pillado, a ese le quito las prisas.

    Después de rellenar los papeles del seguro y tras media hora perdida, Llegué a la oficina como siempre para lo mismo, esa rutina que estaba acabando conmigo y después al hospital, a cuidar de mi hijo que estaba gravemente enfermo y a casa otra vez…

    No llevaba una hora en la oficina cuando recibí la llamada de mi mujer para que fuera rápidamente para el hospital. Me temí lo peor, mi pobre hijo…

    Cuando llegue al hospital me encontré a mi mujer llorando y nerviosa que hablaba con un cirujano del hospital, pero eran lágrimas de duda, casi de alegría.

    -No teman, todo ha salido bien, la operación ha sido un éxito…

    Ana y yo, nos fundimos en un abrazo y respiramos con alivio al ver que íbamos a salir de la pesadilla que nos traía de cabeza desde hacía ya dos años, mientras el cirujano sonreía al ser partícipe de nuestra alegría.

    Me fijé más en él y resultó ser esa misma persona que casi atropello esta mañana, “claro es él”, pensé, “ahora entiendo sus prisas, habían encontrado un donante de corazón para mi hijo…”

    Me gusta

  43. Me parece una buena idea, voy a intentarlo cogiendo como base un relato que leí hace tiempo…
    Un saludo.

    Como casi siempre hoy tampoco era mi día…

    Salí de casa no sin antes tener una discusión con mi mujer y malhumorado cogí mi coche para dirigirme a la oficina.

    Casi atropello al tipo aquel y por frenar de golpe me dieron un golpe por detrás. Tuvo suerte de que se metió en un taxi porque de haberlo pillado, a ese le quito las prisas.

    Después de rellenar los papeles del seguro y tras media hora perdida, Llegué a la oficina como siempre para lo mismo, esa rutina que estaba acabando conmigo y después al hospital, a cuidar de mi hijo que estaba gravemente enfermo y a casa otra vez…

    No llevaba una hora en la oficina cuando recibí la llamada de mi mujer para que fuera rápidamente para el hospital. Me temí lo peor, mi pobre hijo…

    Cuando llegue al hospital me encontré a mi mujer llorando y nerviosa que hablaba con un cirujano del hospital, pero eran lágrimas de duda, casi de alegría.

    -No teman, todo ha salido bien, la operación ha sido un éxito…

    Ana y yo, nos fundimos en un abrazo y respiramos con alivio al ver que íbamos a salir de la pesadilla que nos traía de cabeza desde hacía ya dos años, mientras el cirujano sonreía al ser partícipe de nuestra alegría.

    Me fijé más en él y resultó ser esa misma persona que casi atropello esta mañana, “claro es él”, pensé, “ahora entiendo sus prisas, habían encontrado un donante de corazón para mi hijo…”

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s