Hagamos un trato de narices

alguacilmarina01

“Si no me tocas las narices, yo dejaré en paz las tuyas”

Ese sería un buen trato, tal y como está el patio de vecinos y lo que les gusta a algunos meter las susodichas en todo.

Pero mi aprendizaje va más allá.

Y cuando la sangre se agolpa en las venas me viene a la mente aquello de:

“Haz bien y no mires a quien”

“Trata a los demás como quieras ser tratado”

“O  vivimos todos juntos  como hermanos, o pereceremos todos  juntos como idiotas”

Luego está lo de la otra mejilla…todavía me cuesta asimilarlo, pero si Cristo lo dice nada tengo que añadir:)

El caso es que la caridad va mucho más allá del simple cumpli-miento del deber cívico.

Es un mar sin orillas donde rompe nuestra vanidad, nuestro egoísmo y la inseparable amiga soberbia.

Caridad con el dañino, con el insidioso, con el majadero. Caridad con el vago, con el indiferente, con el pelotas y con el sabio pelotas. Caridad.

¿Qué misterio encierra esta palabra que compromete la actitud de millones de personas en el Planeta?

Le daría dos bofetadas a fulanito, que se las ha ganado a pulso… Pero me frena la caridad.

Es una de las palabras que más delimitan- porque soy libre-no solo mi comportamiento sino hasta el pensamiento.

Por supuesto.

Anuncios

15 thoughts on “Hagamos un trato de narices

  1. Lo de poner la otra mejilla es muy difícil, siempre cuando te enfadas lo mejor es contar hasta 3 antes de hacer ni decir nada pero algunos no somos capaces de entenderlo y tropezamos una y mil eces en la misma piedra. Un abrazo.

    Me gusta

  2. Carlos, yo tengo que contar más de 3 🙂

    Toro, si solo tratamos bien a “los buenos” y queremos a quien nos quiere bien ¿Qué merito tenemos? También eso lo hace la mala gente.

    Me gusta

  3. “La caridad bien entendida empieza por uno mismo” Es una frase que hace mucho que no oigo, quizas porque conceptos , que no palabras, como “caridad” no estan muy de moda.Pero si te fijas, en parte lleva razón, no nos pongamos en situación de que nos pueda el caracter,. que los mosqueos sacan muchas arrugas. Y cuando no queda mas remedio, tomemoslo a broma, que es lo que mas mosquea al contrario.

    Me gusta

  4. Si vivimos libres, no hay nada más necesario que el amor, la comprensión y muy importante la misericordia para poder convivir y entendernos.
    Si un niño hace algo mal o le da una pataleta y le devolvemos con la misma moneda, de momento nos desahogamos el enfado pero es mucho mejor ver la mejor manera de encauzarle y que entienda otro comportamiento dándole ejemplo. Pues lo mismo con los mayores.
    Y creo que la caridad no está reñida con la intransigencia en lo fundamental.

    Me gusta

  5. El espíritu está pronto, la carne (aunque no la mía) es flaca.

    Trato de ejercitar esa virtud de la que carezco totalmente: la paciencia.

    Y me sigue poniendo de los nervios las falsedades, las imposturas, los sectarismos, la falta de respeto y la mala educación.

    Y por muy atenta la mente que esté – D.- dixit – con dos de higos se va la ecuanimidad y esa otra virtud, tan infravalorada ahora, que es la templanza.

    Propósito diario: ayunar de lengua.

    Grado de cumplimiento: a la vista está ………………………………..

    Me gusta

  6. Poner la otra mejilla está muy bien siempre, pero como cristianos tampoco hemos de ser tontos. Una cosa es procurar ser hermanos de todos y otra ser los primos de turno; hay que saber, en la medida de lo posible, con quien se juega uno los cuartos e intuir si el poner la otra mejilla va a generar un bien o va a suponer un ensañamiento gratuito. ¿El modo de saberlo?, me imagino que no hay otro que el contacto, la presencia de Dios constante, en nuestras vidas. Saludos.

    Me gusta

  7. Holis Luisa!!!
    Me sentí identificada con lo de poner la otra mejilla… mis amigos siempre dicen que yo no soy buena… soy “buenuda” que significaria algo asi como ser un poco mas que tonta o demasiado creyente en los demas… creo que tengo inevitablemente mas de dos mejillas… (creo que soy de otro planeta) mas de dos mejillas??? No se .. pero ofrezco varias veces la misma para el cachetazo.. eso seguro!!!
    Aprendere alguna vez??
    Lo dudo!!!
    Besos cielo, perdon por mi ausencia, ultimamente estoy poniendo mi hombre en muchas personitas con dolor en el alma y tambien en el cuerpo!!!

    Me gusta

  8. Fran, la santa intransigencia, que diría yo. Estamos tan acostumbrados a ceder por pura comodidad, que hala, ancha es Castilla y aquí da igual 8 que 80.
    Ahora, reconoceme que dificil es un rato:)

    Me gusta

  9. Sarracena infiel, te advierto que puedes ayunar de lengua lo que quieras, pero eso no te evitará lo de la carne-digo, perder dos tallas-

    El caso es que hablar es bueno, con mesura, vale, pero quizás hoy lo que pasa es que callamos demasiado. Porque hablar cansa. Argumentar cansa. Prestar oidos cansa.

    ¿Hace un pan con tomàquet y mucho oil?

    Una cosilla más: la ecuanimidad-qué bien suena-¿dónde se te va?

    Me gusta

  10. Arcendo que razón llevas. Ya decía San Pablo que exigiesemos nuestros derechos. Tonterías las menos, está claro. Un bs

    Sol, chiquilla, tu se buena buenísima y dale oportunidades a la gente, pero que no abusen de tí. Y no pidas perdón por tu ausencia. Es verdad que si no vienes te echo de menos, pero así me da más alegría cuando regresas. Ante todo libertad, Sol, libertad.

    Me gusta

  11. Pues al mismo sitio que la virtud, o sea, al limbo de los justos, a la espera de mejor oportunidad.

    Y, lo que son las cosas, el pà amb tomàquet i oli, pues no. El tomàquet si, l’oli, también y el pà, por supuesto, mas no todo junto.

    Claro que, ahora, ni l’oli ni pà, només l’enciam i el tomàquet. Petons, bonica.

    ¿Has visto? Nada como saber idiomas…….. ¡hasta me se unos cuanto tacos y todo!

    Me gusta

  12. Luisa… si yo tuviera que poner nota a tu post, te daría un CUM LAUDE. Se nos olvida demasiado que somos cristianos. Esa pata de la caridad, que apuntaste hace poco en mi blog.

    “Que tu sí sea sí…” ,

    “Amad a vuestros enemigos”…,

    “Quien esté libre de pecado que tire la primra piedra”…,

    “No juzguéis y no seréis juzgados”.

    No es sencillo ser cristiano. Y en definitiva, al final de los días nos examinarán del amor

    Un beso y muchas gracias por recordar lo que debería ser el quicio sobre lo que se asienta todo lo demás.

    Me gusta

  13. la caridad se manifiesta de muchas formas, y la mansedumbre también, y a veces lo que dios desea de nosotros es distinto de la idea de santidad que nosotros albergamos, ya sabes que sus caminos no son nuestros caminos, lo que nosotros vivimos como senderos intrincados él lo ve claro y en paz, y él sabe más, no quepa duda

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s