Con Jesús en la playa

DespuesdelaPescaU

Sin ánimo de ofender a cofrades y amantes de las procesiones, hoy es el único día del año donde Cristo pasea por nuestras calles.

He decidido acompañarle en el turno matutino y por primera vez -para mí- el recorrido ha sido costero.

Jesús en la playa.

He pensado que le habrá agradado especialmente ver la mar, las barcas en el rebalaje y las redes de los pescadores tiradas por la arena.

Le habrá traído recuerdos-si se me permite la expresión-

Habrá sonreído al recordar la rudeza de Pedro y su posterior fidelidad, la juventud de Juan y su larga vida de oración, y a Andrés, y a Santiago…Hombres de mar. Dura forma de ganarse el pan.

Mientras el Rey y su cortejo paseábamos a escasos metros de la orilla, un niño hacía un hoyo en la playa, los turistas disparaban sus cámaras;nosotros alabábamos a Dios, amenizando el trayecto con cantos melódicos y algún que otro gallo.

Aprovechando la ocasión, he tirado  de la larga lista que una implora a quien tiene Poder.

Oración con  efecto onda sin necesidad  de piedra o  lago, porque triste oración es aquella de quien solo pide para sí,como craso error es no pedir por uno mismo.

Y cómo no, el más intenso de los acentos en la Familia.

La familia de sangre, la familia de los hijos de Dios, la familia humana.

Y yo, de la familia de Cristo. Qué orgullo.

About these ads

14 thoughts on “Con Jesús en la playa

  1. Altea 14 junio, 2009 / 19:39

    ¡Jo, qué chuloooo! Me ha encantado lo de los “recuerdos”.

    Me gusta

  2. torosalvaje 14 junio, 2009 / 20:20

    Se te nota ese orgullo Luisa.
    Me alegro por ti.

    Besos.

    Me gusta

  3. Pilar 14 junio, 2009 / 20:41

    ¡Qué bonito, Luisa! Comparto tu orgullo y doy gracias a Dios por la libertad que nos ha dado para decirle que sí queremos ser de du familia.

    Me gusta

  4. sinretorno 14 junio, 2009 / 20:49

    Soy un fan de las procesiones del Corpus. En la canonización de San Josemaría fue en barco, con oratorio.

    Me gusta

  5. Militos 14 junio, 2009 / 22:37

    Qué imágenes tan bonitas nos has mostrado, de veras que las he visto con toda realidad, seguro que he estado allí contigo porque lo he sentido. gracias pequeñina, besitos

    Me gusta

  6. eligelavida 15 junio, 2009 / 1:15

    Un día, vi a una pareja de religiosas (a las que conocía) caminando por la calle. Paré el coche y me ofrecí a llevarlas. Subieron y la mayor dijo: “Hoy el Señor quería pasear en coche”. Llevaban la Comunión a unos enfermos. A veces, el Señor sale a la calle, pero no siempre lo vemos. Un beso.

    Me gusta

  7. Yuria 15 junio, 2009 / 1:23

    En la playa siempre encuentro la vida. y aunque no sea de modo tan palpable como en esta procesión que has tenido la dicha de vivir; a través de la paz y de la brisa marina me parece encontrarme con Dios allí,.

    Un abrazo.

    Me gusta

  8. Fran 15 junio, 2009 / 12:27

    Qué genialidad pasear por la orilla con Jesús.
    Puedes estar bien orgullosa de tu familia.

    Me gusta

  9. Sunsi 15 junio, 2009 / 12:36

    Gracias, Luisa. Por lo menos tú no te has olvidado de dedicarle una entrada a ese Cristo “que anduvo en la mar”.

    Besos.

    Me gusta

  10. Ljudmila 15 junio, 2009 / 13:22

    No es dificil imaginarse a Jesus caminando contigo, sonriendo, alentandote a seguir paseandolo por las calles de tu vida, . Tambien ami me hubiese gustado estar en esa procesion. Un abrazo.

    Me gusta

  11. Inés 15 junio, 2009 / 17:13

    Sí que debe ser bonito acompañar a Jesús por la orilla pero los de asfalto también sabemos pasear a Cristo entre coches, semáforos, aceras con terrazas y carteles luminosos.
    No creas que la cosa no tiene su aquel y nosotros…tan orgullosos.

    Me gusta

  12. opusdeialgeciras 15 junio, 2009 / 17:26

    Gracias por tu comentario.
    Luisa ¿cómo me has visto?

    Abrazo enorme.

    Esperanza.

    Me gusta

  13. Cristina Coín 16 junio, 2009 / 12:01

    Nosotros hemos acompañado al Señor por la calle que más huele a jazmín del mundo, por calle Larios. Entre el incienso , los jazmines y la cantidad de gente que iba en la procesión, ha disfrutado. Y cuando ha entrado en la Catedral, abarrotada, ha sonreido. Seguro.

    Que poco le podemos ofrecer, con todo lo que Él nos da…

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s