El secreto del Opus Dei

indiana

Yo os lo voy a desvelar.

Indiana Jones. Con aquella media sonrisa y el látigo en la mano.

Así comencé esta aventura en busca del secreto del Opus Dei.

¿Qué misterio ocultan estos chicos/as?¿Por qué sonríen a la vida aunque lleven la cabeza abierta? ¿Qué les motiva a vivir su fe en Cristo de una forma atlética, ascética, natural y desinteresada?

Indiana Jones encontró el arca perdida, o no, ya no lo recuerdo.

Pero yo descubrí  qué había tras la publicidad de la Obra y a la vista de mi hallazgo, decidí que era  un buen sitio para vivir  y un buen sitio para morir. Y me quedé:)

Copio estas palabras de San Josemaría, un hombre que supo escuchar a Dios y empeñó su vida en hacerle de altavoz:

“Allí donde están vuestras aspiraciones, vuestro trabajo, vuestros amores, allí está el sitio de vuestro encuentro cotidiano con Cristo. Es en medio de las cosas más materiales de la tierra donde debemos santificarnos, sirviendo a Dios y a todos los hombres. En la línea del horizonte, hijos míos, parecen unirse el cielo y la tierra. Pero no, donde de verdad se juntan es en vuestros corazones, cuando vivís santamente la vida ordinaria…”

Este es el único y genuino misterio.

Detrás del Opus Dei solo hay afán de santidad personal, deseos de transmitir el mensaje de Cristo, y el potencial infinito de convertir todo aquello que hacemos o decimos en Gloria de Dios.

Todo, pequeño o grande, todo, agradable o doloroso, todo, divertido o pesado, todo, el trabajo y el descanso, todo lo pensamos, lo vivimos, lo hacemos, lo ofrecemos y como las gallinas de los huevos de oro, todo se transforma en el preciado metal.

Oro que se hace vida, que es gloria de Dios, que se llama Cielo, redención.

Oro que purifica nuestros pecados, que sana nuestras heridas, que colma nuestros anhelos.

No hay ningún secreto.

Quien  busque  en los entresijos de esta Obra de Dios,  descubrirá  que quienes estamos detrás  solo somos pobres vasijas de barro, apóstoles del siglo XXI, con blogs, FB o PDA.Gente corriente.

Aunque el auténtico misterio es que el Opus Dei es un querer divino con carácter de eternidad pese a nuestras personales miserias.

No hay más que lo que ya sabemos, además toda la información está en Internet, está en los Centros de puertas abiertas a crédulos e incrédulos,  está escrito y aprobado por la Santa Sede, todos los Obispos del mundo conocen, y  los Papas bendicen.

Ya no necesitamos ser curas o monjas de vida consagrada y apartados del mundanal ruido para buscar la santidad en la vida ordinaria.

Santidad que es buscar la voluntad de Dios y empeñarse en cumplirla.

Santidad que es hacer las mismas cosas cada día pero con más amor.

Cristo en la cumbre de todas las actividades humanas.

¿ La receta?  Santidad personal.Solo eso:)

El viernes 26 de Junio es la Fiesta de San Josemaría.

Si alguno se acerca a celebrarlo conmigo,  me pondré como el año pasado: según se entra, tercera columna de la derecha, en la Catedral.

No tiene pérdida:)

Anuncios

32 thoughts on “El secreto del Opus Dei

  1. Pues yo iré este año a la iglesia de los Sacramentinos en el centro de Santiago. No pudo ser en la Catedral por primera vez en los 25 años que llevo asistiendo cada año. Que te encuentres con muchas personas para que te sigan en tu ruta a Dios.
    Un beso

    Me gusta

  2. Ese, y no otro, es el secreto de la Obra, santidad en medio del mundo. Los arcanos o conspiraciones que intentan otros son falacias con muy malas intenciones. Quien se acerque un poquito a la Obra, podrá ver que sus altas aspiraciones solo son espirituales. Yo, afortunadamente la conocí, y en gran parte le debo mucho de lo que soy; a mí, solo me hizo bien, mucho bien. Gracias por desvelar este gran secreto (a voces). Saludos.

    Me gusta

  3. Me alegro por tí, encontrar un camino siempre es loable.
    Personalmente no goza de mis simpatías, sin cuestionar la base- que creo acertada- me parece que las formas, las ideas demasiado rígidas,cierto estiramiento y quizá algo de beaterío obsoleto con un cierto grado de “fundamentalismo” ñoño, hacen que no goce de muchos más adeptos.
    Saludos y ánimo con las convicciones!!

    Me gusta

  4. Me ha encantado este post, Luisa. El principio comparativo que has hecho con Indiana Jones, y lo que dices después, que ya lo había ido descubriendo de un tiempo a esta parte. He visto vídeos de Escribá de Balaguer y es una persona llana, accesible y llena de humanidad. He leído máximas suyas y son pura sabiduría.
    Me va muchísimo esta forma de vivir la fe: desde lo cotidiano.

    Un abrazo.

    Me gusta

  5. Eternoinsatisfecho. Va por tí, como dicen los toreros. Y contesto por alusiones:)

    ¿Me estás diciendo que no gozo de tu simpatía, que no te gustan mis formas, que acaso me ves rígida,estirada y con tendencia a la beatería obsoleta con un cierto grado de fundamentalismo ñoño?

    Más bien y partiendo de la base de que entiendo tu comentario y por supuesto que no todo el mundo entiende o simpatiza con el Opus Dei, quizás también porque se quedan en la superficie, lo cierto es que somos como somos y la simpatía o la ñoñería o la intransigencia o el buen o mal humor, son caracteristicas personales, y por ende, la forma y formas de ser de rusos, musulmanes, españoles, gente del Opus Dei, gente de los claretianos o protestantes o ateos o banqueros o lo que sea, estará muy determinada por su forma personal de ser.

    No voy a negar que el Opus Dei tiene un nivel de exigencia y de orden que, desde luego si no se entiende, es dificil de acatar.

    Pero también es verdad que la Obra no tiene ninguna doctrina, más que la del Magisterio de la Iglesia. Que las normas de piedad que practicamos son las que deberiamos practicar todos los que nos llamamos cristianos practicantes y que en mis taintantos años en la Obra siempre me he sentido para hacer o decir y para dejar de hacer o callar.

    Me han enseñado a respetar y a querer a los demás como son y me han enseñado a tratar a Dios con sencillez, diariamente, como es natural de un hijo que quiera mucho a su padre y que tenga todas las facilidades para ello.

    A lo que iba:

    ¿Me estás diciendo que no gozo de tu simpatía, que no te gustan mis formas, que acaso me ves rígida,estirada y con tendencia a la beatería obsoleta con un cierto grado de fundamentalismo ñoño?

    Un gran queso para tí. Te ha tocado:)

    Me gusta

  6. Señora mía, de verdad, me alegro que usted esté donde debe y como quiere; entiendo que la de pertenencia al Opus Dei, ha de ser más una vocación que cualquier otra cosa.

    Personalmente, debo decir que he recibido de la Obra más de lo que dí y de lo que, tal vez, merezca. Eso del lado positivo.

    De mi lado sarraceno, percibo una cierta tendencia a la cursilería que me pone; el espíritu “hedbannil” en su peor manifestación.

    De otra parte, concretas manifestaciones que, por más se entiendan ajustadas a la más estricta moral cristiana, personalmente me producen alergia.

    Dicho lo cual, señora mía, si es cierto que hay ciertos rasgos que pertencen a la personalidad de cada uno, ahora bien, no lo es menos que en círculos cercanos, próximos y pertenecientes, se dan en anormal concentración.

    Con Dios.

    Me gusta

  7. Ja,ja, Sarracena, esta frase: “…en círculos cercanos, próximos y pertenecientes, se dan en anormal concentración” me ha hecho reir. Posiblemente porque lleves toooooooda la razón:)

    Dos de ciruelas para calmar tu espíritu “hedbannil”?

    Me gusta

  8. O dos de higos, o dos gardenias, o dos de lo que sea o un par de algo………………………….

    Cualquier día hasta nos tuteamos, señora mía.

    Bienvenida a la sarracenía ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ ######
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~#######

    Me gusta

  9. Alemamá, besos a Chile.

    Arcendo, en realidad nunca hubo secretos, aunque sí muchas dificultades e incomprensiones, pero las cosas de Dios siempre salen.

    Yuria, quizás sí, quizas mi blog se llama así inevitablemente:)

    Sarracena, señora mía, yo hace tp que os tuteo ¿o no?

    Dimas, bienvenido a misideascotidianas:)

    ¡QUESOS para todos!

    Me gusta

  10. Yo te admiro a ti.
    El que nos acompañes es una gran alegría porque habla de grandeza de espiritu, de sentido de fraternidad, de la universalidad de la Igleisa.
    Tu catedral, bellísima. Estoy recordando sus maravillosas vidrieras.
    Besos

    Me gusta

  11. “Firmo, confirmo y afirmo, firmo, confirmo mi fe, firmo que yo seré firme, firmo que firme seré”. Dentro de unos meses cumpliré, si Dios quiere, 40 años como fiel del OPUS DEI. En ese tiempo he procurado vivir su espíritu, que en esencia es tratar de vivir plenamente la doctrina de JESÚS, amándole a través de los demás. Tengo plena conciencia de que muchas veces he fallado y he pedido perdón a DIOS, y al prójimo siempre que he podido, pero hay dos palabras que me han ayudado mucho cada vez que he caído y he pedido perdón: NUNC COEPI (Ahora comienzo). ¿Qué es la v ida sino un recomenzar cada minuto de nuestra existencia?

    Algún día…-fecha por determinar por quien tiene la “lista de espera” (no tengo prisa)- sabré por qué recibí la vocación al OPUS DEI, pero desde siempre he dado y daré gracias a Dios por haberme ofrecido ese camino.

    Si alguien que lea este comentario ha sufrido por mi causa, le pido otra vez MIL perdones.

    Ch..grande, un beso, mejor dos.

    Me gusta

  12. Querida Luisa,

    En tu blog, se te ve como una persona muy simpática, y me gusta mucho el que seas así…

    Pero no se puede dejar a un lado, ni minimizar de ningún modo, el grave problema de aquellos miembros que han sido dañados por la estructura proselitista de vuestra institución (de un proselitismo católico mal entendido).

    El que tengas tus encantos y capacidad de seducción personales como mujer, no le quita nada a los problemas institucionales, que son completamente de otro orden.

    No se debería confundir nunca el valor único de una persona, con una institución particular a la que pertenezca (nada garantiza que seguirás para siempre, en ese rincón particular de la Iglesia católica).

    Un saludo, con cariño. Sigue así, si eres feliz, con tal de que no le hagas ningún daño a nadie…

    Me gusta

  13. Querido Iñigo: No voy a negarte la evidencia. Hay personas que se han acercado y alejado de la Obra y han sufrido en ese proceso. Lo cual es triste y doloroso para todos. Pero lo cierto es que en todas las partes del mundo y en todas las instituciones del mundo, estas cosas pasan.

    La Obra es de institución divina y es un trocico de la Iglesia. Pero luego estamos los que la hacemos día a día, y a veces metemos la pata hasta puntos insospechados.

    He conocido gente de todo tipo en la Obra y como tu dices, algunos,no han entendido bien que lo único importante es que la gente se acerque al Señor, que la gente trate al Señor en los Sacramentos, que la gente se haga amiga de Jesús. Después y solo si está en los planes de Dios, será el mismo el que haga entender a alguien que tiene vocación. O que no la tiene.

    Hay miles de páginas en las que no voy a entrar. Hay miles de personas que están taradas porque están frustrados o resentidos. Pero a todos los niveles. Esas personas, pobrecillas, no me sirven de referencia.

    Mi referencia es Cristo y mi forma particular de vivir mi vocación cristiana es el Opus Dei. Entiendo que a unos caiga bien, que a otros caiga mal, que a muchos les deje ….lo que sea. Lo que no entiendo es que haya tanto afán de hacer daño a una institución que es de Dios. Claro, que si pienso en la maldad y en el demonio, lo veo clarísimo. Lástima que muchas personas se dejen llevar.

    Lo que hay que hacer es conocer la espiritualidad de la Obra, emplearse a fondo en la doctrina católica, y seguir a Cristo. Y que mi vocación no dependa de si me crucé con fulanito o menganito que eran idiotas o con zutanito que tenía mala leche en cubitos.

    No se Iñigo si me hago entender.

    Un salu2 desde el Sur de España.

    Me gusta

  14. Querida Luisa,

    Muchas gracias por tu respuesta, y el contestarme desde tu propia persona (por cierto, siempre muy simpática), es lo que más valoro en lo que has escrito. Cuando entré en tu blog por primera vez, me pareciste una persona feliz y simpática, lo cual me animó a dejarte estos comentarios.

    No he recorrido tu blog a fondo, pero creo recordar que eres casada y con hijos, con lo cual tu lugar efectivo en esa institución, es distinto al de l@s numerari@s/agregad@s (los problemas principales, por todo lo que he leído, se concentran ahí).

    Yo he salido con una chica -es una de mis mejores amigas- que después de su salida de esa institución, necesitó terapia de desprogramación con un psicólogo; he vivido muy de cerca sus reacciones con el Opus (p.ej. pesadillas nocturnas). Al igual que tú, me comentó que tampoco quiere entrar en esas páginas de “ex-miembros resentidos” (ni tampoco en las “pro-opus”), porque sería volver a abrir heridas que se han ido cerrando; y no necesita leer en otros lo que ella misma vivió y sufrió en sus propias carnes como numeraria, hasta que decidió marcharse.

    También tiene un hermano numerario que ha vuelto recientemente de Brasil, después de 30 años de vida ahí; está empastillado (se nota enseguida, cuando me lo encuentro en la calle), y ahora vive en casa de su madre anciana. Se le puede considerar ahora temporalmente como “agregado” – vive fuera del centro de la obra -; pero no por “vocación espiritual”, sino por su estado de salud actual, y mientras su madre siga viva (después quién sabe lo que va a ser de su vida).

    Acerca de lo que me comentas, de los dolores y resentimientos que según tú, ocurren en todas las instituciones del mundo, la verdad nunca me he encontrado con el nivel de resentimiento existente entre los “ex-miembros” del Opus. Por lo que esto indica que hay algo que no funciona bien en determinados sectores de esa institución, por prácticas colectivas que parecen situarse en el sector de los numerarios (directores de centro con mala preparación humana y espiritual, prácticas proselitistas sectarias, ascetismo cristiano mal entendido, etc.).

    Hoy he leído un comentario en esa web (http: http://www.opuslibros.org), que me parece bastante acertado (*Pienso igual que su autor, después de haberme informado mucho, acerca de lo que va a ser el futuro próximo del Opus Dei; me refiero si esta institución sigue existiendo, a dónde se encontrarán sus “vocaciones laicales” auténticas, para lo cual ha sido fundado en principio):

    “¡Ah! y una última cosa: ¿la vocación? yo siempre que escribo esa palabra lo hago en cursivas o entrecomillándola, pues si de algo estoy seguro es de que el proyecto de Escrivá respecto a los numerarios y agregados, es decir respecto a esa supuesta “vocación” es un proyecto fracasado, malogrado, y por ello irreformable. Por eso creo que el Opus Dei va a terminar siendo exactamente lo que son los Legionarios de Cristo: una congregación de sacerdotes laicos (tipo los oratorianos), unida a un movimiento laical formado por supernumerarios, y algunos “laicos consagrados” que, aunque no se llamen así, se dedicarán a lo mismo que los de su nivel en la “Legión de Cristo”: a dirigir y atender sus innumerables colegios renunciando en la práctica (nunca en la teoría) a sus pretensiones de ser laicos comunes y corrientes.” (Autor: Castalio)

    (Fuente: http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=14932)

    Aunque te parezcan cosas muy duras, creo que es bueno que las sepas, porque pueden acabar ocurriendo a personas muy queridas y muy cercanas de tu entorno (p.ej. alguno de tus hijos, si decidiera ser numerario; no creo que te gustara enterarte luego, de que está “empastillado”…). Quizás como supernumeraria casada, tengas la posibilidad, dentro de tu ámbito de acción y formación personal, de contribuir a una visión cristiana sana (siempre que las propias limitaciones estructurales de la institución, no lo conviertan en algo imposible).

    Nuevamente, gracias por haberme contestado, lo que deseo para ti es que seas MUY FELIZ (y que hagas felices a las personas de tu entorno). Y siempre con reflexión y sentido crítico con las instituciones, para que nadie te haga daño alguno, y que nadie abuse de tus sentimientos cristianos.

    Un saludo, con cariño.

    P.D. Me has caído muy bien como persona.

    Me gusta

  15. Querido Iñigo: Siempre eres bien recibido en este gareto:)

    Te voy a decir un secreto-otro,je,je-: ya peino canas, no soy tonta y se perfectamente qué se cuece en la Obra.

    Siento profundamente el daño que han sufrido personas que han estado dentro y después fuera del Opus Dei. Creo, y así lo decía el Fundador, que deben sentir siempre nuestro cariño cercano.

    Hay personas que hacen las cosas de cine, personas buenísimas y de una talla intelectual y humana de bandera y hay personas que carecen de todo lo anterior. No puedo responder por las personas, sí por la institución. Como no puedo responder por todos y cada uno de los católicos y sí de la Iglesia Católica.

    No se si me explico, pero no te preocupes que me cuido. De momento en todos estos años solo he recibido ayuda en el Opus Dei. Y cuando he visto algo que me parecía que no estaba bien encauzado, también lo he dicho. Se ve que uno de mis problemas es que no se callar:)

    Un saludo y gracias por volver.

    Cuida de tu novia, quierela mucho y tratala como lo que es: una princesa.

    Me gusta

  16. Iñigo, permíteme sospechar que, por tu capacidad para poner links, est`´as haciendo publicidad encubierta de la web en plan buenazo…

    Me gusta

  17. Hola Gilkacuentos.
    El tema de los links en los comentarios es una realidad.
    No me chupo el dedo.
    Pero también es cierto que, aunque este blog no está para publicitar ciertas cosas, también lo es, que me gusta dar una oportunidad a todos.
    Que no hay nada que ocultar ni nada que temer aunque muchos quieran-y no lo digo por Iñigo-aprovechar el tren.
    Me gusta que la gente pueda expresarse y debatir el tema, ahora que si pillo a alguien en un renuncio, me encuentra:)
    Un salu2

    Me gusta

  18. Hoy he descubierto tu blog. Bueno, solo lo he descubierto por encima.He empezado por este post…
    De momento estoy divertida y entretenida.Saludos.

    Me gusta

  19. Hola Luisa,

    He entrado en tu blog nuevamente por curiosidad, después de varios meses.

    He visto el comentario de “gilkacuentos”, sólo quiero decirle que no hago ninguna publicidad encubierta, de hecho no me gustan ni el opus como institución, por los graves abusos que ha cometido, ni tampoco el mundillo de los “ex”.

    El tema del opus, sólo me ha ayudado a tomar mayor conciencia y poner en perspectiva los problemas históricos de España, y el tipo que catolicismo inquisitorial que ha tenido durante mucho tiempo.

    Lo mejor que puede hacer esa institución, es abrirse más al Concilio Vaticano II, es decir a algo que ha sido hecho fuera de España.

    Yo he llegado a la conclusión de que todos los grandes adelantos de la civilización (incluido el cristianismo, lo que suele olvidarse a menudo…) le han venido siempre a España desde fuera.

    Este país sólo es receptor (cuando se inicia una fase nueva en la historia de la humanidad), y a veces su labor de asimilación se hace bien, y otras mal, cuando se queda demasiado anclado en los esquemas de su propio pasado.

    Me gusta

  20. Hola Iñigo. Sí que has dejado pasar tiempo sin volar a visitarme, pero en fín, vamos al tema:

    “de hecho no me gustan ni el opus como institución, por los graves abusos que ha cometido, ni tampoco el mundillo de los “ex”

    Que no te guste el Opus Dei es legítimo.

    Que afirmes que ha cometido graves abusos es insultante, pero supongo que detrás de tu afirmación tienes datos, pruebas, fechas, nombres, sitios y además quién refrende tus comentarios. Supongo que esos graves abusos los habréis denunciado donde se denuncian los abusos, o sea en los tribunales ¿tenemos sentencias concluyentes sobre la maldad del Opus Dei?

    Mira que es fácil atacar con un conocimiento sesgado y parcial de las cosas, pero ese conocimiento parcial no es el todo, ni necesariamente la verdad.

    Yo no conozco el mundillo de los “ex” así que nada puedo decirte¿a ti por qué no te gustan?¿vas con ellos?¿te han hecho algo?

    El Opus Dei es una institución de la Iglesia Católica, te guste o no te guste, y por querer de Dios, nace en España.

    Tenemos grandísimos santos que ha dado España, amén de intelectuales y conquistadores varios.

    Te veo un poco desilusionado con tu país, España, quizás puedas empezar a hacer algo positivo por cambiarlo y mejorarlo. Atacar al Opus Dei acusandolo de maldades en éste blog, no es lo suyo.

    Un salu2 Iñigo

    Me gusta

  21. Iñigo: cualquiera que sepa algo de historia sólo comprobando fechas de los documentos y actos, puede comprobar que mucho de lo que se recogió en el Concilio Vaticano II ya lo había predicado san Josemaría Escrivá en los años 30.
    Ejemplo notable:
    la santificación del trabajo ordinario de cada fiel.
    Otros:
    el lugar de los laicos en la Iglesia.
    El matrimonio como vocación divina
    El apostolado de cada bautizado, que no es algo nuevo, pero sí olvidado por siglos en la Iglesia, etc
    Para hablar y acusar hay que tener mucho cuidado

    Me gusta

  22. Hola Luisa,

    No me interesa entrar en polémicas con esto, lo principal es la respuesta que me has dado hace unos meses. Y que recordemos también otra cosa muy importante, que quien ha fundado la Iglesia, es Cristo.

    Un saludo con cariño. Recuerda que no pienso mal de ti, me caes muy bien.

    PD. Los problemas internos del Opus, es cosa vuestra, y acabarán cayendo por su propio peso; los de fuera, no tenemos nada que ver, ni podemos solucionarlos (aunque sí es bueno disponer de información sobre ello). Cada uno a lo suyo.

    Me gusta

  23. En varias cosas coincido contigo:primero, una cosa es discrepar y otra entrar en polémicas. Iñigo, a mi edad, paso de polémicas.

    Coincido totalmente en tu segundo párrafo, así pues, vaya para tí mi saludo cordial.

    En tercer lugar, el Opus Dei desde luego no es cosa nuestra, es cosa de Dios, y sí, esto acabará cayendo por su propio peso para todos aquellos que tarde o temprano descubrirán la verdad.

    Cada uno a lo suyo y todos preocupados por el de al lado, supongo que es lo que has querido decir:)

    Me gusta

  24. Gracias por tu respuesta, querida Luisa.

    Hay muchas cosas en tus posts que me gustan (de hecho me dan puntos de vista valiosos para mi propia vida), ante todo lo que escribes y los consejos que das como mujer (familia, relaciones de pareja, etc.), así que no te preocupes por lo demás.

    Saludos con cariño.

    Me gusta

  25. ¡Bendito Opus Dei! en los momentos más difíciles, ahí estaban, en los momentos más alegres, ahí están, en todos los instantes ahí están, siempre, gracias a Dios, os puso en mi camino, y desde luego NUNCA me he encontrado con “nada extraño”, bueno quizás sí, con su alegría, su oración, su entrega, su compromiso… sí he encotrado “algo extraño”, tener siempre y en cualquier circunstancia alguien con quien hablar, compartir…Gracias a todos, “Los perros ladran Sancho…señal que caminamos”, ¡ánimo!

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s