9 thoughts on “Soledad

  1. Vaya, Luisa . Hoy te has puesto seria. Creo que jamás estamos solos. Pero tú hablas de otra soledad. La soledad del hombre que reflexiona, sopesa, camina, hace, y dice con libertad… como ser irrepetible. Nadie puede hacerlo por ti.

    Salvo… Salvo que en todas y cada una de nuestras acciones, pensamientos, sueños … busquemos, a veces entre la niebla espesa, al Acompañante.

    Petons

    Me gusta

  2. Salvo….. que en la intimidad del alma sabemos que nunca estamos solos porque somos hijos de Dios!!. ¿Eso -más o menos- querías decir?. Por lo menos es lo que pienso yo, a quien tengo es a Dios y a su Madre que es mi Madre. Y eso me hace sentir segura y acompañada siempre.
    Lo de la tierra realmente ayuda y se puede llegar a ser bastante felíz (y digo “llegar a ser” porque cuesta y no se puede uno sólo), pero te entiendo muy bien lo que dices de la soledad, es una compañera inseparable….lo describes muy bien. Numa

    Me gusta

  3. Hola Luisa!

    oye, si te gusta la soledad, vente para Alemania, acá todos están muy solos!

    je je, ya sí sé a lo que te refieres… creo…

    yo diría que “somos lo que somos, que tenemos lo que tenemos, que estamos donde estamos”, o más bien, somos lo que somos y no lo que tenemos 😉 Para citar a Jarpers 🙂

    salu2

    Me gusta

  4. Una cosa es estar en soledad, y otra es sentir la soledad, lo segundo puede ser demoledor y lo primero , gratificante y necesario.

    ¿Que pasa este verano? Está el ambiente la mar de serio y profundo…

    Me gusta

  5. Yo siempre pienso que hay dos clases de soledad, la soledad que tu quieras tener y la soledad impuesta. La soledad que tu quieres tener es aquella que buscas para tu propia tranquilidad, la que te impone es la que encuentras al final del camino.

    Me gusta

  6. Hola, hola!!!

    Para mí que Numa hace trampas, ya que me conoce muy bien ¿Numa, eres mi madre?

    Sí, la soledad a la que me refiero es aquella que se hace necesaria para encontrarse verdadera y personalmente cada uno, con Dios Nuestro Señor, por el que me siento siempre totalmente acompañada. Gracias que le doy porque no mereciendolo, tengo el placer de sentir su presencia en todas las cosas buenas y malas de mi vida.

    A veces, desaprovechamos esa soledad a la que me refiero, y no damos cancha al silencio para poder escuchar.

    Besos para todos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  7. Uffffff mi asignatura pendiente hacer el camino de Santiago. Me encantó la catedral y sus alrededores.

    Espero poder volver y verlo más tranquilamente.

    Un saludo

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s