Normalidad

Todos la necesitamos.

Lo de las emociones fuertes y los sobresaltos está muy bien para el parque de atracciones o el cine de terror, pero lo cierto es que en la vida diaria, queremos normalidad.

Nos gusta el café humeante, el pan en su punto, la frutería de Manolo y las sábanas limpias.

Saber que el día trae la noche y que nadie llamará por teléfono según a qué hora.

Para nuestra tranquilidad, para nuestra estabilidad emocional y nuestro descanso personal, necesitamos normalidad.

Las excepciones, como excepción. Para el resto, normalidad.

Digo yo.

Anuncios

29 thoughts on “Normalidad

  1. ¿Quién lo hubiera dicho, señora mía?

    Tal cual parece que lo suyo es un sinvivir constante……………….

    De Santiago a la piscina (con o sin agua) del Juzgado a casa, la vida se le va entre la práctica piadosa y la sarracena (mmmmmpffffffffffffff, mppppppppffffffffffffffffff, mmmppppppppffffffffffffffff)

    Hala, dedicada especialmente a usted, señora mía, en aras y homenaje a su “normalidad”:

    Me gusta

  2. Pues… yo quiero seguir con normalidad en todo pero cambiar la rutina y ¡DORMIR!. Es el tercer día en 2 semanas que llevo a la nietita al médico (una laringitis, pero ¡qué laringitis!) y su madre está casi peor pero no puede dejar de trabajar porque tiene que entregar un proyecto a fin de mes. ¡Ya verás Luisa cuando empiece esa fase de canguro 2.
    Besos

    Me gusta

  3. Por supuesto que sí. Porque la normalidad nos trae rutina, y la rutina (bien entendida), orden. Y el orden, equilibrio… Nadie puede ser feliz viviendo a los saltos todos los días de su vida.

    Me gusta

  4. ¡ Qué razón tienes, además a la hora de la verdad es lo que más descansa !. Si puede ser ese café humeante, acompañado por una buena cara, o un comentario animante, ni te cuento. Pero sí, el cuarto de estar de tu casa, o la silla de la terraza, sin más, es lo de siempre, es lo normal, pero se puede disfrutar y agradecer mucho….viene bien recordarlo ahora que tanta gente sólo parece felíz si sale a las Bahamas. Numa

    Me gusta

  5. Dices bien, la normalidad es aquel aspecto de la vida que nos hace sentirnos más seguros. aunque hay algunas anormalidades que no vendrían de nada mal. No sé…… la lotería, un nuevo hijo, un mejor trabajo. Pero, si´llevas razón, lo mejor es lo del dicho: “Virgencita que me quede como estoy….”

    Veo que me has quitado de tus enlaces, o.. ¿nunca me has tenido?. Es igual no importa yo sigo visitando tu blog.
    Un saludo

    Me gusta

  6. Santiago, pues pimienta y sal. En realidad, está mucho en nuestras manos el sacar jugo a la vida. Una cosa que da buen resultado suele ser volcarse en los demás. Ayudar en algo. Sienta muy bien.

    Sarracena, te lo digo con mucho cariño, pero te lo digo: ¡esa tendencia musical tuya te ocasionará serios problemas! Vamos, es que no tienes defensa, lo “oigas” o lo mires como lo oigas…o mires:)

    Maria Jesús: Animate. Ya mismo en otoño y con los mocos colgando:)

    Toro. Y yo también:)

    Carlos, y ahora en verano tenemos más posibilidades. De momento me he incorporado a unas merecidas vacaciones. Luego ya veremos:)

    Ana…¿Sos VOS? La maternidad te ha dado cien años de gravedad:)

    Numa. Tu no sabes lo bien que nos lo vamos a pasar en ese pueblo perdido en Almería, sentados en el tranco de la acera, de tertulia nocturna con las octogenarias.Vamos, por Dios, ¿quién quiere ir a las Bahamas?

    Quesos para todosssssssssssssssssssss a 37º en Málaga ¿Y por ahí?

    Me gusta

  7. Hola D´Paula. Hacía mucho tiempo que no nos cruzabamos.
    Tecnicamente no te tenía enlazado, como a tantos otros, a los que sin embargo visito de vez en cuando.
    Me alegro de que hayas aparecido por aquí.
    Sinceramente, no sabía que me visitabas.
    Un abrazo

    Me gusta

  8. Un detalle que no es menor para mí, Luisa…..he tratado de ir a conocer los sitios de algunos comentaristas tuyos y no puedo hacer más que responderles en tu blog…..¿no habrá alguna opción en WordPress que se parezca a la nuestra en Blogger donde se puede visitar el sitio de otros partiendo de un comentario en blog ajeno?
    Si fuera posible, intenta poner esa opción, te la agredecería mucho.

    Me gusta

  9. Esta plantilla da opción a responderos dentro de un recuadrito. Aunque no sé por qué, suben y bajan “mis comentarios” o “los vuestros” sin orden ni concierto. No lo tengo claro. Un día haré un seguimiento.

    De momento quiero contestar a ALEMAMÁ, porque según yo, cuando vosotros hacéis un comentario, los demás podemos pinchar encima de vuestros nombres y eso nos lleva al blog correspondiente.

    No se por qué ALEMAMÁ dice que no se le da esa opción y te pregunto qué ocurre cuando pones el cursor encima de un nombre????

    Alguno de vosotros puede contestarme si tiene el mismo problema que ALEMAMÁ.

    Alguien que tenga WordPress puede decirnos a Alemamá y a mí si hay alguna opción que mejore esto???

    ALEMAMÁ, si dejase de ocurrirte este problema, hazmelo saber¿vale?

    Un beso y gracias a todos!!!!

    Me gusta

  10. me gusta la normalidad, el placer de pequeñas cosas… pero necesito tambièn de un poco de pimienta, que de otra manera me aburro…

    un abrazo, mi bella señora, y besos hasta el sur

    Me gusta

  11. Ringrazi abbondante grazie venerabile l’amica di cattolici.

    Da ed importante permanente una vita che trova scintillio. .. O il pepe:)

    Ed alcuno esecutivo grande.

    Me gusta

  12. La normalidad a veces puede indicarnos que las cosas no van bien. Uno aprende precisamente de lo que se sale de lo común, de aquello que a veces nos quita la paz, porque ello nos hace reaccionar, valorar y aprender. En el fondo la normalidad puede ser la armadura contra el temor a lo que pueda romperla. Y puede convertirse en una rutina que cierra puertas en lugar de abrirlas.Pero es verdad, que gusto da unas sábanas limpias, un pan recién hecho, un café, y el beso de tu familia.

    Me gusta

  13. Normalidad, Luisa… Sin sobresaltos. Con la vida más o menos atada… Dime dónde y voy de cabeza… Hace tiempo que no sé qué es eso. Y en verano menos. Agota,¿eh? Supongo que va a etapas. Y dependiendo de la edad lo aguantas más o menos. Normalidad…¡ojalá!

    Petons

    Me gusta

  14. Está claro que la normalidad suena a paz…. y es algo que muchos valoramos, mira como lo comentamos mas que otras cosas…. Por cierto no me quedo tranquila si no digo aquí que me parece muy raros los comentarios de Sarracena; también en esto prefiero la normalidad, claro que Luisa quizá tú lo entiendas.

    Me gusta

  15. Normalidad: segun mi opinión es el estado equilibrado de alguna situación, en aspecto personal de lo cotidiano, por ejemplo: la tranquilidad, estabilidad emocional y descanso, todo esto hace que el ambiente sea satisfactorio y esté en un estado normal.
    Muchas gracias y adios…

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s