Piensa mal…

hoy

Y posiblemente metas la pata hasta el corvejón.

Pero tú difama, que algo queda.

Destruir es muy sencillo y además gratuito.

Construir es más costoso y quizás menos apetecible.

Mejor nos lanzamos al barro, hablamos un poco mal de aquí y un poco mal de aquél y a reventar honras, que a mi me importa tres pimientos.

Como yo soy tan listo…

Como yo soy tan bueno…

Anuncios

12 thoughts on “Piensa mal…

  1. ufffffffffffffffffff, señora mía ¿tal vez nos sienta mal el otoño? ¿úlceras, dispepsias u otras afecciones estomacales?

    Por otra parte, no es lo mismo “pensar mal” que “difamar”.

    O sea, entre suspicaz, receloso o amoscado y sicofante, hay mucha diferencia.

    Así que, en aras de esa pulcritud moral, tratemos d eno levantar, innecesariamene, falsos testimonios.

    Con Dios, señora mía.

    Me gusta

  2. Es algo caso innato que tenemos todos.. todos, pues todos no lo tenemos.. “oir de oidas”.. y claro, luego llega que de una mota de polvo se monta el polvazo padre… aunque algunas veces y con algunas personas en concreto.. jolin.. es que no puedes mas que “pensar mal y seguramente acertaras”… yo intento ser de las que le importa tres pimientos los cotilleos e intento tirar solo de mi vida y de la vida de las personas mas cercanas que me rodean. De las que le cuentan las cosas de los demás y no las proclaman a los cuatro vientos.. pues creo que todos tenemos hijos, hermanos, parientes y que no nos gustarian que le hicieral algo así.
    Un beso

    Me gusta

  3. Hola,hola!!!

    Toro, hijo, ¿alguna vez vuelveas a ver si he dejado algún comentario? Es solo curiosidad:) Y también para saber si me extiendo más o no me vas a leer igualmente:) La “endivia” es muy malísima, casi que la prefiero a la mala leche.

    Marta ¿y por qué es así?

    Sarracena, sí que hay muchos niveles de lenguajes,pensamiento, actitudes y demoliciones. No tengo ulceras, a Dios gracias, pero cuando algo se hace mal, cuando intentan tirar a alguien por los suelos, sin el más mínimo conocimiento del asunto, me enervo. Y enervada estoy. Porque a la maldad de criticar o difamar, hay que sumar la estupidez de la ignorancia superior y la gratuidad con la que se arremete contra personas nobles y justas.

    Ana, qué bien lo has dicho. Ya tenemos bastante con tirar de nuestras vidas como para llevar cuenta de las ajenas.

    Néstor, cómo te entiendo. Sin que sirva de precedente, hoy te doy la razón, Letrado:)

    Inés, todos criticamos, salvo algún que otro mudo. Pero distingamos-todo está mal-entre el comentario en plan cotilleo o el comentario voy a por tí y si puedo te hundo. Hay distancia. En cualquier caso, de verdad que callados, muchas veces, ganamos en bondad y belleza. Y su contrario.

    Me gusta

  4. TORO: te he puesto:
    “Toro, hijo, ¿alguna vez vuelveas a ver si he dejado algún comentario? Es solo curiosidad:) Y también para saber si me extiendo más o no me vas a leer igualmente:) La “endivia” es muy malísima, casi que la prefiero a la mala leche”

    DONDE DICE “VUELVEAS”, entiendase:)
    DONDE DICE :”…casi que la prefiero a la mala leche”. Que prefiero la mala leche, que la envidia es peor¿o no? 🙂

    Me gusta

  5. Hablar o pensar mal de alguien siempre está mal (aunque en nuestro interior a veces sea un poco inevitable). Además quien nos permite juzgar nada de nadie? Siempre nos faltarán miles de datos.
    Por otra parte se vive mucho mejor sin estar pendiente de tanta “historia” que nos rodea.

    Me gusta

  6. por qué es así?

    simplemente porque es contribuir al mal… y, además, generalmente es falso, lo que es más malo todavía (difundir una falsedad), perjudicando a otra persona, no vives la caridad, me creo superior a los demás, soy agresiva, y un gran etcétera… yo creo que sobre el tema hay tratados de ética para llenar diez estadios de fútbol 😉

    yo creo que el lema puede ser… cómo nos decía Ljudmila hace poco… espera, busco la cita… Como nos decía Jurgis Matulaitis, “Vence el mal con el bien” 🙂

    está en Juan Pablo II y Lituania

    saludos!

    Me gusta

  7. Marta, pasaré a ver ese caso práctico. Seguro que es ilustrativo.

    En cuanto a lo de contribuir al mal…qué desperdicio¿verdad? Pudiendo contribuir al Bien:)

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s