Mantequilla en la mirada

Mantequilla en la mirada.

Mantequilla en el desayuno  y en las palabras, también en los gestos y en la mano que no aprieta y blanducha, resbala.

Mantequilla. No sé si de leche de vaca o de cesiones cómodas que no comprometen a nada.

Mantequilla a todas horas. En el trabajo, con los amiguetes de copas o en casa.

Por supuesto, mantequilla con Dios y con el lucero del alba.

Conclusión: La mantequilla es gratis.

La pregunta es doble:

¿ Tendremos un día al cobrador del frac reclamándonos cantidades industriales de mantequilla?

¿Tienen algo que ver los panaderos en esta historia?

Anuncios

9 thoughts on “Mantequilla en la mirada

  1. La mantequilla, la entiendo metafóricamente como la blandura, la dejadez, la permisividad, la laxitud. Negativo, resulta negativo. No se trata de ser rígidos, pero sí firmes.

    Y, voy más abajo, que te quise dejar algo, dos post más abajo o así…

    Me gusta

  2. Iba a dejarte un comentario, pero después de leer el de Toro… se me ha ido la olla! Qué disgusto!

    No, en serio, demasiada mantequilla. Un poco más de reciedumbre no nos vendría mal.

    Me gusta

  3. Pues lo siento mucho, pero al pan, pan y al vino, vino, y la mantequilla está carita en el merca y lo que usamos se llama margarina, en mi caso, la Artua, que es de maíz.
    ¡Lo del cobrador del frac es mi pesadilla recurrente! Y en cuanto a los panaderos, no, estos no tienen nada que ver. Te has confundido con los zapateros.
    Hala, mucho ánimo y a seguir con el blog y con renovados bríos.

    Me gusta

  4. A mí también se me ha ido la olla con el comentario de Toro!!.
    Sí hay mucha mantequilla, si eso supone mucha falta de firmeza en la mirada y en el compromiso, así vamos.
    Creo que los panaderos quedan libres de esta causa, al menos tanto como cualquiera.

    Me gusta

  5. No como mantequilla: demasiado colesterol, perjudicial para la salud.

    El cobrador del frac tiene malos modos y con frecuencia incurre en conductas reputadas delictivas.

    En consecuencia: buscaos un buen médico de cabecera, llevad una alimentación sana y equilibrada y contad con un buen abogado.

    Por si la Santa Sede …….

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s