Accidente equino

Es lo que tiene el caballo: está vivo y se mueve.

Es espectacular, fuerte, elegante y tiene cuatro patas.

Las delanteras se llaman manos.

Delante mía iba mi hija, subida en Heidi, que ha tropezado con la mano derecha.

Como en una secuencia lenta, muy lenta, he visto como el caballo caía y con él, mi hija.

Durante fracciones de segundo he pensado si bajar de un salto o mantenerme en mi montura. Mientras, mi hija, que se ha agarrado estupendamente, ha aprovechado tocar tierra, para saltar y bajarse.

Todo ha quedado en un susto.

El profesor ha sujetado al animal y ha ordenado a mi hija  montar de nuevo.

Hemos continuado la clase.

Anuncios

29 thoughts on “Accidente equino

  1. Montar, caer, continuar ….. y así todos los días de nuestra vida ….

    A veces, es sólo un toque de atención, otras, de mayores consecuencias siendo, incluso, irremediables.

    Se ha de estar atento, tener ojos para ver y oidos para oir….

    Con Dios

    Me gusta

  2. Eres malvada Maria Jesús. Supongo que es tu condición femenina. Me estoy acordando de Eva…la de Adán.

    La foto, guapa, es de ayer mismo.

    Me gusta

  3. Maravilla de razonamiento filosófico. El pensamiento humano, el aprendizaje, la voluntad, la vista…hay que ver Sarracena qué capacidad de narrativa y reflexión. Yo que usted señora mía, escribiría un libro que bien podría titularse “Justicia en España!

    Me gusta

  4. Toro, el caso es que ayer ibamos para clase y pensando yo: dificil que un caballo que tiene cuatro patas, pueda caerse.Pues si antes lo pienso…

    Me gusta

  5. Pasó el susto gracias a dios.
    Excelente texto y bonito blog,
    un placer pasar por tu casa
    que tengas una feliz semana
    un abrazo
    RMC

    Me gusta

  6. Lo mejor es que tu hija se haya vuelto a subir al caballo, porque no dejan de imponer , Cuidado con ellos -los caballos-, que ya tengo entre mis amigas algún que otro susto.

    Me gusta

  7. Pilar, llevas toda la razón, pero todo deporte entraña un riesgo. Es cierto que la equitación produce accidentes y daños irreparables e incluso la muerte, pero no se puede vivir con ese miedo¿o si? Porque mira que hay muertes absurdas:iba por la calle y le mató una maceta…
    Uno procura ser cuidadoso y a pesar de ello mueren cientos de personas en accidente de coche cada fin de semana.
    Una amiga mía que vivía en Granada, nunca se atrevió a venir a vernos con su familia, porque le daba mucho miedo la carretera. Murió de un cáncer, sin salir de Granada.
    Evidentemente mi responsabilidad como madre me hace cuestionarme todas estas cosas, porque soy la primera que la animo a practicar este deporte¿no debería?
    Espero tus palabras
    Un beso

    Me gusta

  8. Uf ¡qué susto me he dado!
    A mi hermana la tiró un caballo un poco brusco en Cádiz y estuvo tres meses para recuperarse. Por eso cuando oigo sobre accidentes equinos me impresiona.
    Me alegro de los reflejos de tu hija. Seréis buenas amazonas.

    Me gusta

  9. Ya lo creo que sí porque se ve que lo estáis haciendo bien dando clases, como Dios manda 🙂 , con un buen profesor. Mi hermana ha montado alguna vez pero no ha dado clases, se aventuró a dar un paseo en grupo por la playa y le dieron un mal caballo, que también los hay con mala idea y este no debería haber estado disponible para nadie.

    Me gusta

  10. Pues a mi también me asustaste, preciosa, no sabía lo que me iba a encontrar al leer este post. menos mal que no hubo consecuencias. Si llego a ser yo, seguro que me abro la cabeza.
    Guapa, guapísima, si señor.
    Besitos

    Me gusta

  11. Luisa, que no, que me gusta el deporte, y este también; pero da la casualidad de que tengo cerca esos casos y por eso me impone un poco, igual que me impone la montaña de riesgo; aunque efectivamente conozco a una amiga que se le cayó el alero de un tejado (ni siquiera me tienen que poner el ejemplo), y sé que a cualquiera nos puede pasar lo que sea en cualquier sitio. Ánimo con el deporte y a pasarlo bien con tu hija!!.
    Es muy bonita la foto, estás muy bien.

    Me gusta

  12. Sinretorno, lo de los caballos es una asignatura pendiente. Es más, le tengo prometido a un sobrino, que si un día me hago de fortuna, nos compramos un caballo.

    En otra ocasión, me dieron clase de golf y descubrí-por las agujetas del día siguiente-que realmente es un deporte. Pero no es lo mío. Demasiado certero.

    En temas de ruleta no tengo ninguna experiencia. Si pudiera explicarme algo…

    Me gusta

  13. Menos mal que no paso de un susto, Luisa querida.
    Eso de la cámara lenta me pasa cada vez que supongo que hay que reaccionar rápido. No sé si es que me paralizo, o que en verdad lo siento así, pero mis recuendos son como cuadro a cuadro.
    He vuelto a casa. Besos

    Me gusta

  14. Uff… Luisa, que mal rato. Así me quedo yo muchas veces con la peque bloqueada en décimas de segundo. Bien por ella, que buena reacción. Me alegro que haya sido sólo un susto.
    La foto muy buena. Pensaba que la aficción era sólo de la nena y resulta que tú también montas a caballo!!!
    Un beso

    Me gusta

  15. Te voy a decir una cosa Eva, ahora que nadie nos oye.

    En la clase, el primer jinete es el que más sabe y así hasta llegar a mí, que cierro filas.

    Lo bueno es que llevo a mi hija delante y todo el rato voy de charleta con su Custodio. Lo malo es que tengo que tenerle al pobre-al Custodio-agotao:)

    Me gusta

  16. Pingback: Trackback

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s