Verdad de perogrullo

*Pon el cursor sobre la imagen

Parece una verdad de perogrullo pero el orden en las cosas, debe comenzar por lo primero, que suele coincidir con lo más importante y no con lo más urgente.

Entendemos, por tanto, que esta “importancia”  abre camino en esa lista interminable de obligaciones, afectos y deseos.

Pero de la teoría a la práctica hay un millón de esquinas donde tropezamos, haciéndonos virar la dirección impuesta en la primera inercia: la razonada.

Y como fichas de parchís, o de oca en oca y tiro porque me toca, no es raro el día que acabamos alborotando el orden establecido por la razón, querido por la voluntad y estructurado en nuestro gps mental donde-presuntamente-reside la inteligencia.

Además nos  justificamos alegremente  esgrimiendo cualquier excusa consoladora, por mediocre que sea.

La cuestión es que vivir ordenadamente, dando un lugar a cada cosa y un tiempo a cada persona, no es fácil, pero no nos engañemos, tampoco imposible.

Ayuda mucho tirar de la entrañable y obsoleta agenda, desplazada por ese invento llamado PDA, que sirve para todo, incluida la aplicación brújula, esto es,corregir rumbo para no acabar en dique seco.

Para las que vamos olvidándolo todo, recomiendo remedios más artesanales: como un post it en el espejo del baño, una cartulina en la nevera bien sujeta con imanes y meter las llaves del coche en los zapatos para recordar que, al día siguiente, volvemos a empezar.

Anuncios

6 thoughts on “Verdad de perogrullo

  1. Que no estan fácil…que no…que es lo más dificil del mundo…que diferenciar entre importante y urgente es todo un arte…que yo…todavía no he aprendido.

    Me gusta

  2. Sí, pero luego pierdo el dichoso post-it donde había depositado todas las prioridades…
    Y además, “el hombre propone y Dios dispone”…. la mayoría de las veces me cambian la “agenda” de un plumazo…
    Creo que lo importante es acomodarse a lo que toca… y no agobiarnos por no llegar a todo… No somos perfect@s y no podemos abarcar todo lo que pretendemos….
    Gracias a Dios yo lo tengo asumido y me río de todos mis propósitos… mañana será otro día y si llego a algo, llego, y si no, Dios dirá….
    Hoy, sin ir más lejos, tenía la mañana muy bién planificada… pero… cambio de planes: al veterinario con el Trikolino que vomita (gastritis…), luego se presentan los de la antena…., y al final, la 1 y las judías verdes sin las hebras quitadas…. Pues eso, que mañana será otro día y … ya veremos!!!!!!

    Me gusta

  3. MARIA JESÚS, para las travesuras de tus nietos y tu mala memoria, se me ocurre no tener los zapatos al alcance de los niños.

    INÉS, que no es fácil “hacer”, distinguir sí es fácil, pero luego, nos atropellamos. Paciencia y a seguir intentándolo. A mi me pasa igual y peor.

    ALODIA, ¿por qué pierdes el post it? ¡porque no te lo pegas con esparadrapo en la frente!¡por eso! Luego, efectivamente están los contratiempos, que hay que aprender a llevar como muy bien dices con deportividad y buen humor.

    TWEETS de TWEETER, ¡un saludo!

    🙂

    Me gusta

  4. A cada uno le va bien un sistema, yo no tengo agenda. Voy despachando en el trabajo por el orden que me marcan procurando no dejar cosas pensientes. Me llevan la agenda de las visitas y en la vida ordinaria la rutina me salva y un pequeño papaelín con los encargos de ese día. Cuando lo más importante es lo rutinario es más fácil el orden.
    Aunque reconozco que soy un ejemplo de desorden.
    Un besazo

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s