Aceptación…social

Hay comportamientos socialmente aceptados. Otros no.

Paso a formar parte de los segundos, si por alguno tengo que decantarme.

Me apasiona el protocolo, la educación, las buenas maneras. Procuro dar lo que se espera de mí…

Pero lo que verdaderamente no puedo controlar, porque no me da la gana, es mi capacidad insaciable de hacer aquello que me parece correcto.

Ejemplos varios:

*Una amiga viene del Norte a pasar unos dias al Sur, y yo, no tengo ninguna duda en salir del trabajo, hacerme casi trescientos kilometros ida y vuelta y estar con ella media hora. Se lo merece.

*Otro ejemplo. Le ha dado un amago de infarto y no se encuentra bien pero necesita hacer una serie de cosas. Me ofrezco para ir a buscarla, hacer lo que tenga que hacer y aterrizar en mi nido cuando pueda…cientos de kilómetros después.

*Más ejemplos. Si alguien me necesita soy capaz de lanzarme sin paracaidas. ..Alguien me necesita y yo puedo prestarle mi ayuda ¿qué malo tiene eso?

Evidentemente esto lleva implicito un sobre esfuerzo, por aquello de que lo primero es lo primero y tengo que atenderlo todo, pero por amor de Dios, que nadie me pida permanecer impasible si consigo detectar la más mínima necesidad.

Socialmente no está muy aceptado “todo comportamiento” que se salga de la pauta, pero ¿quién es dueño de la pauta?

Definitivamente moriré rebelde, posiblemente llena de errores y despropósitos, pero con la conciencia tranquila.

Anuncios

11 thoughts on “Aceptación…social

  1. El único problema es que, al entregarse tanto a las necesidades ajenas, se descuidan las propias y las de quienes tenemos más cerca.Seguro que ese no es tu caso…el mío, a veces , sí.

    Me gusta

  2. Hoy en día es preciso ser rebelde para nadar contracorriente en muchas cuestiones que se apartan totalmente de comportamientos socialmente aceptados: decirle a un amigo homosexual que no estás dispuesta a ir a su ‘boda’, o a tu amiga farmacéutica que dispensar la PDD es inmoral. Son pequeños ejemplos.

    Me gusta

  3. INÉS, es un problema real el hecho de que no llegamos a todo y que hay que priorizar en base a un orden justo, pero también es real que mucha gente no quiere saber nada de nadie si no guardan relación directa con su reducido circulo familiar. Pecar por exceso o por defecto? Mejor amar sin medida aún a riesgo de equivocarse de vez en cuando.

    ELI, estos tiempos son buenos para definirse, para defender posiciones, para no ser mediocres. Evidentemente hay que ir contracorriente en una sociedad que anda ciega y coja, con una confusión tremenda. Hay que hablar con total claridad, sin ceder ni un ápice en lo que no se puede ceder, y al mismo tiempo, queriendo mucho a la gente.

    KURTZ, yo no soy una ONG:) y no me parezco nada a Madre Teresa de Calcuta. Pero sí es cierto que tengo una enorme capacidad para compadecerme ante el sufrimiento ajeno. Lo cual no quiere decir que no me deje mucha gente atrás en el camino. Además, me refiero en este articulo en concreto a gente que conozco, que quiero y que forma parte de mi vida. Al margen de ello, siempre tienes abiertas las puertas del Sur de España:)

    Un cordial salu2 a todos

    Me gusta

  4. A veces pecamos de mucho y otras de poco. Lo mejor la conciencia bien tranquila.

    PD: Tenemos pendiente una bien fresquita, que no se me olvida.

    Me gusta

  5. Qué cansancio, verdaderamente resulta agotadora tanta bondad …. confieso que, como sarracena, la pereza me lleva a estar en permanente falta ¿encontraré mi sitio en el Paraíso? ¿dónde me pillará el juicio final, a la izquierda o a la derecha?

    ¡Excluída, seguro! La mano izquierda, tonta y ciega, no sabe que hace la mano derecha, perezosa y maliciosa ……

    Me gusta

  6. EVA!!!! LLÁMAME, que se ve que yo no lo hago:)

    SARRACENA, en el CIELO, gracias a DIOS no hay izquierda ni derecha:) Y no lo dude señora, la fortuna de haberme conocido ya le facilita ciertos accesos. No desista, no desista.

    QUESOS PARA TODOS:)

    Me gusta

  7. Lo mas importante, actuar en conciencia, unas veces habrá que hacer Km., y otras tener la pena de no poderlos hacer. Cabeza y corazón, que para eso los tenemos.

    Me gusta

  8. No desisto, de veras; es más, insisto y, a lo peor, se le pega a usted, señora mía, alguna sarrazanería y, así, por ósmosis entre una y otra ¿quién sabe? tal vez terminemos como en “Casablanca”

    En todo caso ¿impagable oportunidad para usted de practicar cristiana caridad con quien suscribe?

    Me gusta

  9. Es la primera vez que entro en tu blog y francamente me encantas!!!!, sobre todo este último…..A medida que pasa el tiempo, desgraciadamente la pereza aumenta (?), y se me hace un pelin duro enfrentar lo políticamente correcto, pero cuánto vale!

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s