11 Mandamientos, no 1O

Un sentido de  la responsabilidad  mal entendido, nos puede llevar de cabeza a la tumba.

La  obligación más importante de un ser humano es procurar su descanso. Primero el descanso.

Hablo de un descanso ordenado, que tiene una finalidad muy concreta, que es descansar-acopio de fuerzas-.

Descanso que revierte en los demás, descanso que hace fructificar el trabajo, la vida de familia, la vida social.

Descanso que nos lleva a esos silencios del alma, de los que se nutre la mente y el espiritu.

Descanso que necesita quietud del cuerpo, para recuperar las energías perdidas.

Descanso que pasa por saber delegar tareas, que pasa necesariamente por priorizar mi “yo”, descanso que  sugiere a otros, su propio descanso.

Estoy muy preocupada por esas personas que no saben descansar y se me van desgastando en el camino, sin tomar conciencia de que todo esfuerzo resultará estéril si no cuidan su descanso.

Por favor: tomate el descanso como el primero de los 11 Mandamientos:

“Descansarás generosamente pensando en los demás”.

Sólo así podrás cuidar los otros 10.

Por favor…

Anuncios

9 thoughts on “11 Mandamientos, no 1O

  1. Descansar.. hay algunas veces que no encuentras el descanso, y el peor de los no descansos es cuando tienes preocupaciones que hacen que este huya inutilmente de tu lado y no lo encuentras.. así que, cerrar los ojos, relajar la mente e intentar dar una pequeña y reparadora cabezadita.
    Besos!

    Me gusta

  2. Me ha gustado mucho, Luisa. Ahora tengo que pensar en cómo me voy a organizar.
    Hay montones de anécdotas fruto del atolondramiento, pero esto es otra historia.

    Me gusta

  3. Ehhhhhhhhhhhhhh, recuerde, señora mía, avive el seso ¡despierte! aquello de los ocios y sus funestas consecuencias … osea, que descanse, pero vuelva, que estamos ahí, en un sinvivir … entre rezos, clases y descansos….

    Me gusta

  4. De acuerdo con Yuria:)

    Ana María, un abrazo enorme desde el Sur de España.

    Sarracena ¿ onomatopeyas nuevas? Si es que usted nunca descansa.

    Ana, querida, una siestecita corta da la vida.

    Maria Hortensia, me gustaría que contases alguna anécdota de esas, seguro que nos reímos un rato, cosa por otro lado, altamente necesaria.

    Sarracena…¡ya voyyyyyyy!

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s