Estamos…

de paso y estamos en deuda.

Esta frase me marcó mucho cuando la escuché de labios de Bosco.

Hoy vuelven sus palabras a mi cabeza, me rondan el corazón y me inundan el alma.

Estamos de paso. Nada permanece, sólo el Amor.

Estamos en deuda. No me refiero sólo a quien sostiene mi vida, sino a quien la comparte, a quien la alegra. Hablo de aquellos que se llevan mi piel a jirones, de los que me hacen reír y llorar, de los que me ven cada mañana, de los que no me ven pero saben cómo respiro.

Hoy estoy muy triste y al mismo tiempo tengo el enorme consuelo de Quien sabe de mí más que yo.

Vamos quedando en el camino, vamos rompiéndonos y recomponiéndonos a base de golpes de cincel, así hasta el último aliento.

La vida no es fácil, ni es fácil amar. Permanecemos porque somos y al mismo tiempo dejamos de ser o de estar. O no. En cualquier caso merece la pena. Siempre merece la pena y siempre hay que dar gracias a Dios.

Todo lo que me duele acabará prendiendo en una hermosa hoguera que hará de mis miserias un fuego intenso lleno de vivos colores. Lo sé. A pesar de eso, soy persona y no puedo evitar llorar.

Lloro los momentos perdidos, las veces que no supe ser, las esperanzas que han quedado tras mis torpes pasos, la luna que no compartiré. Lloro en silencio y no me avergüenza llorar.

No. No me digas nada.

Anuncios

7 thoughts on “Estamos…

  1. Vivir al día, vigilante y alerta, esperando con alegría mientras caminamos por la vida, hacendo fructificar los talentos y cuidando que el grano no caiga en yermo, con dolor, con lágrimas, honrando la vida que nos ha sido concecida.

    Con Dios, hedbannna…..

    Me gusta

  2. Es cierto, nada permanece ¡sólo el amor!, y no es de extrañar porque la esencia del amor humano, es el Amor de Dios. Por esa maravillosa razón, hay que vivir cada día con amor, dando y recibiendo amor; hay que leer con amor por nuestro sediento espíritu que clama por conoces las verdades y bondades de este universo; hay que escribir con amor, sobretodo eso, porque es la mejor forma de ser recordados. Si estamos en deuda, pero con el amor: porque nuestros seres amados aún merecen y esperan más amor de nosotros, que quizás por falta de tiempo que nos roba el trabajo, no lo hemos entregado como debíamos o como ellos aspiran.

    Me gusta

  3. Dice un adagio latino: “Per aspera ad astra” que se podría traducir por “a través de las asperezas hacia las estrellas, hacia el Cielo”.

    Este post refleja tristeza pero también esperanza.

    Y ahora os pregunto: ¿quienes de vosotros no sentís dolor o tribulación en vuestra vida?

    Pues eso.

    Estoy bien, para todos aquellos que os quedéis pensando qué le pasa a Luisa. Digamos que estoy viva y la vida, que es maravillosa, duele.

    Un beso

    Me gusta

  4. La vida es bella, muy bella, yo diría bellísima. Es bella por el amor, y es bella por el dolor. Porque el amor hace más llevadero el dolor; y porque el dolor, una vez superado, es como esa ventana que se abre y deja entrar una bella y brillante luz, de experiencia y de enseñanzas. Cuando reflexiono en la belleza de la vida, reflexiono en la belleza de nuestro Dios, y este post me brinda ambas reflexiones … bello post!

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s