De la ley antitabaco al cementerio

La imposición bolchevique de los socialistas ricos , me ha llevado directamente al cementerio.

No es una metáfora.

Me niego a entrar en un bar, en un restaurante, en una tasca o donde sirvan bebidas que me gusta acompañar con un cigarro y que me prohíban hacerlo.

¿No se puede fumar? Pues bebo en mi casa, en el campo o en el garaje. Y como yo, muchos más. Sumemos a la crisis y al cierre de establecimientos, el de todos los que se van a ver perjudicados por esta Ley.

Decía un hombre a la puerta de un bar:

-si ya lo de menos es el cigarro, es la libertad, la libertad…

¡Que nos la han quitado!

Así que,  suprimido el café de un plumazo, busco un lugar cercano a mi trabajo, donde pueda serenar el espíritu.

¿Lo más próximo? la Capilla del cementerio.

Ahora salgo en mi rato de desayuno, me echo un Rosario y de camino, los cigarrillos que me de la gana.

La pregunta es:

¿Te parece justa esta Ley?

Anuncios

11 thoughts on “De la ley antitabaco al cementerio

  1. No me parece justa para nada….. Más bién me parece anticonstitucional….

    Primero, porque es una sustancia legal con la que se forran de los impuestos que cobran.

    Segundo, porque un bar, hotel, restaurante etc… no es un espacio público sino privado. Es un sitio donde “se reserva el derecho de admisión”, no hay ninguna obligación de entrar, el dueño es el que paga sus impuestos y a sus empleados etc…. Lo puede decorar del color que quiera, servir el tipo de comida que quiera y hacer dentro lo que le venga en gana (entiéndase como tiene que entenderse, se puede suministrar alcohol pero no a menores de 18 años…etc….)

    Tercero, porque me dan mucho miedo estos gobiernos que prohíben fumar en sitios así pero en cambio permiten abortar a una menor de edad sin consentimiento paterno….

    Cuarto, porque me aterroriza la radicalización de TODO lo que les conviene vendernos…. están creando una España sin libertad para ser católico, honrado, con valores, ahorrador, trabajador, educado, etc etc etc….

    Ahora lo “que mola” es insultar al Papa aunque no pertenezcas al “club”; reescribir la historia según me convenga; insultar mintiendo y no desmentir nunca; empujar al de al lado aunque lleve muletas, bastón de ciego, tripa de embarazo de 8 meses o lo que sea….; sentarse en el suelo del metro aunque el vagón vaya a tortas; romper lo que me de la gana cuando vuelvo de juerga en la madrugada del sábado o del domingo… y así podría estar citando cosas hasta aburrir a cualquiera….

    Quiero una sociedad que respete al de al lado por educación, empatía, solidaridad etc…. y no por prohibición….

    Me gusta

  2. Noooo!! No me gustan las prohibiciones. Ahora lo que molan son los cigarrillos eléctricos,jajaja. Parece que las ventas han superado el 200%, así que en tiempos de crisis no hay mal que por bien no venga.
    Saludos

    Me gusta

  3. Pues mira Luisa, si te digo la verdad, yo estoy de acuerdo con esa ley. Desde que la han puesto puedo al fin entrar con mis hijos a tomarme un café sabiendo que no le van a perjudicar en sus pequeños pulmones, hasta este momento, como podras adivinar no los he metido en ningún sitio pues me era imposible. Puedo ir a un pub sin tener que salir llorando por el humo que se genera, en muchos casos insoportables. Puedo llegar a mi casa despues de una noche de juerga a las tantas sin tener que echar la ropa a lavar directamente y ducharme antes de meterme en la cama por el pestazo a tabaco que echas.. y por una vez, por una vez, respetan mi derecho a poder vivir sin ser fumadora pasiva y perjudicar mis pulmones cada vez que quería echarme una cervezab(eso si, la cerveza siempre que encontrara a alguién que se quedara con mis hijos, pues como adivinaras no los meto en antros llenos de humo). Los que quereis, como tu, y no te ofendas, arruinar vuestra vida con el tabaco me parece muy bien, pero, ¿por que teneís que quemar la de los demás?.. En la calle, te echas tu cigarrillo y luego entras tan pancha a disfrutar de los buenos humos que se respiran por fin en las cafeterías.

    Me gusta

  4. Realmente me hacen gracia ciertos argumentos de los no fumadores, pero voy a soluciones practicas que se vienen haciendo en otros paises.

    Por ejemplo, qué tal si en los establecimientos se utilizan extractores de humo que permitan sanear el espacio. Esta medida sería vital y casi suficiente.

    Qué tal si después de la obligación para cafeterías y restaurantes de delimitar espacios para fumadores y no fumadores, después de los ajustes que sus propietarios han hecho en sus establecimientos, ahora les diéramos rendimiento?

    Evidentemente el tabaco es molesto y perjudicial, pero me parece incoherente que sea legal y al mismo tiempo esté prohibido.

    En cualquier caso, un gobierno que se ampara en prohibiciones, de base, es un gobierno restrictivo y muy peligroso.

    Hay distintas soluciones al problema, que no pasan por una prohibición como esta. De hecho, este país es junto con Irlanda, el que ha tomado medidas más feroces y prohibitivas.

    Me gusta

  5. Ana, no sé dónde vives….

    Pero en mi ciudad había sitios donde se podía fumar, sitios donde no, sitios en que fumadores y no fumadores estaban totalmente separados (y cuyos dueños se habían dejado una pasta gansa en ello….)

    Dices que por una vez respetan a los no fumadores…. y eso es mentira…. porque había muchísimos sitios donde no se podía fumar….

    Yo quiero que la gente se lave y no huela a choto y también que no huela a fritanga ni en los bares ni en la escalera de mi casa…..

    Insisto, las cosas se arreglan con educación y respeto, no con prohibiciones de papá estado metementodo.

    Me gusta

  6. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Insumisión

    Me gusta

  7. No sé si justa pero me parece exagerada.
    Va más allá de proteger al no fumador, cosa que me parece muy bien, porque llega a perseguir al fumador como si fuera un delicuente.
    Creo que los espacios reservados serían suficientes y el tema de marcar distancias a las puertas de hospitales o colegios es como de risa.
    Puedo inyectarme heroina pero no fumarme un pitillo
    Puedo cantar a pleno pulmón pero no dar unas caladas
    Puedo dar rienda a mis pasiones sexuales en cualquier momento y ante quien yo quiera pero no compartir un cigarro con quien está dispuesto a soportarme.
    Tanta permisividad para algunas cosas y para otras…a eso yo lo llamo fariseismo.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s