Para profundidad, el océano

Hoy no estoy para profundidades.

Digamos que hay días en que no puedes vivir sin un pensamiento profundo; lo piensas, lo comentas, lo llevas al diálogo, lo escribes, lo propones, lo vuelves a pensar y llegas a concluir: qué profunda soy.

Otros días son más de… estira y calla, relajación total, descanso del personal, mente en blanco y reposo absoluto.

Hoy no estoy para profundidades; me apunto a un chiste fácil,a una frase absurda, me declaro en huelga intelectual y me niego a pensar.

Así estoy hoy.

Un ejemplo:

– ¡Querido, querido nos han tocado doscientos millones de euros!

Al marido, de la emoción, le da un infarto y dice la mujer:

-¡No ves, si es que estoy en racha!

Anuncios

5 thoughts on “Para profundidad, el océano

  1. Dos pajarillos en una rama; uno dice “pío”.

    El otro le contesta, muy serio, “pío”

    El primero, más serio todavía, repite “pío”

    Y el segundo, le dice “pío, pío”

    Y el primero, indignado, el dice “no me cambies de tema”

    Hala, con Dios, señora mía.

    Me gusta

  2. – ¡Querida, querida nos han tocado doscientos millones de euros!

    A la mujer, de la emoción, le da un infarto y dice el marido:

    -¡No ves, si es que estoy en racha!

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s