A caballo por el campo

Diálogos de sms:

– Buenos dias C: voy a dejar las clases, de momento una temporada…

-Vaya por Dios. Ya te tenía preparada una sorpresa para mañana y ahora me la echas a perder. Bueno tú te lo pierdes.

-Vaya por Dios. Qué malo eres. Sabes perfectamente que la curiosidad es una debilidad femenina. Voy…

-Je,je. Hay que estar en el picadero a las diez y media…

Y eso hicimos mi hija y yo. La sorpresa se hizo paseo por el campo durante más de una hora, entre veredas, ríos, y hierba fresca. El mar de fondo. El sol radiante. Diez jinetes a caballo una mañana de sábado.

Algún susto, lo normal cuando montas equinos. Como dice el profe: están vivos y se mueven.

Me faltó sacudirme el miedo, pegajoso e insistente. Quise darle esquinazo en los primeros tres metros, a los dos segundos de salir al campo, pero insistió en acompañarme todo el tiempo.

Es un miedo doble:personal y maternal. Voy con mi hija. Entiendo que es un deporte que conlleva un riesgo.

Pero me resisto a que el miedo me paralice y mientras consigo o no deshacerme de él, lo utilizo como impulso para seguir adelante.

La pregunta es:

¿Hago mal?

 

Anuncios

4 thoughts on “A caballo por el campo

  1. Pues no creo, en definitiva con su hija hace cosas infinitamente más peligrosas …. o sea, educarla ¿ o no?

    Me gusta

  2. El miedo es algo con el que hay que aprender a convivir, pero debemos de intentar que nunca nos gane la batalla, de lo contrario estaremos a su merce, saludos.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s