¡Órdago!

Le lanzo un órdago y mi sorpresa es…¡que acierto!

Sin saber que estoy descubriendo un oculto secreto, le afirmo como verdadero algo que en realidad yo desconocía totalmente.

Descubierta y desarmada, me  reconoce que sí, que cómo lo he sabido.

Siguiéndole el juego-¡yo pensaba que era un juego!-le argumento que llevo un tiempo dándole vueltas a cómo decirselo y… que hoy me he armado de valor para hacerlo.

Me pide encarecidamente que le guarde el secreto. Muy a mi pesar…se lo prometo.

En realidad no es nada vergonzoso, que no pudiese saberse,  pero sí es verdad que tendría que dar muchas explicaciones, de ahí que guarde silencio.

Me fastidia enormemente  no poder contárselo a nadie…

Conclusión: no te fíes de las apariencias ni pongas a nadie en la cúspide, que somos todos de barro u similar.

Es evidente 🙂

 

Anuncios

5 thoughts on “¡Órdago!

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s