¿Incentivos laborales?

Incentivos laborales. No sé. Supongo que existen. Los desconozco.

Básicamente pueden ser honoríficos, retribuidos o ambas cosas.

También gusta el reconocimiento personal, los halagos o cualquier otra forma de expresión que hagan sentir que el esfuerzo ha merecido la pena.

El esfuerzo o las horas de más o el no dormir por las noches o acostarse con montañas de papeles que cobran vida y se hacen abogado, juez, fiscal o parte. Todos revueltos, todos exigiendo, pidiendo, presionando.

Llega un punto en la vida de una funcionaria veterana-como es el caso-en que entiendes perfectamente que hay cosas que en la administración pública nunca se darán.

No voy a entrar en las profundidades y maravillas del sentido sobrenatural que le podemos dar al trabajo, me quedo unas notas más abajo, un poco más en la tierra, en la materia.

Hay quien juzga, quien mira mal o siente envidia cuando las damas en el tablero te son favorables…

Y mi pregunta es:

¿Después de tantos años no se adquieren ciertas licencias?

Anuncios

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s