La involución de la maternidad

Las madres de hoy…dedicamos media jornada a soltar hijos y la otra media a recogerlos.

No tenemos vida propia.

Ya no se habla con las vecinas,  muchas no hemos dado una puntada y para nada seguimos las telenovelas.

La tortilla de patatas no depende tanto de los huevos sino de los horarios infantiles o juveniles.

O bien “hay que llevar” al hijo dónde sea, o bien los hijos “se llevan” el coche.

A veces, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, los mayores recogen a los más pequeños, pero normalmente el Pisuerga no pasa por Málaga.

En cualquier caso, si vuelvo la vista atrás,  mi madre atareadísima siempre, pudo ejercer su maternidad sin carné de conducir; de hecho, aprobó gracias a su insistencia y quizás al buen corazón del examinador, que debió tomarle cariño…

Si voy más allá, llego a mis abuelas. Una tuvo doce hijos y otra, sólo dos, pero ninguna sabía conducir, incluida la que tenía carné y era un auténtico peligro al volante.

Mi bisabuela… Mi bisabuela era genial pero no sé si llegó a subirse a un coche antes de los ochenta.

La pregunta es:

¿Soy madre o chófer?

               ¿Qué hago mejor, conducir o educar hijos?

                 ¿Se nos recordará como “Madres VOLANTE”?

Anuncios

5 thoughts on “La involución de la maternidad

  1. Yo estoy intentando abandonar el coche y llevar a los niños a todas partes andando o en autobús. Si uno tiene esa opción, es sin duda mucho mejor. Aunque tarde uno diez minutos más, ganas años de vida en estrés y muchas horas de conversación y juego con ellos.

    Me gusta

  2. Soy conductora tardía, Luisa. En el primer embarazo me pegué un susto al volante y desde entonces me dio pánico el coche. Ahora ya no. Funciono con un pandilla automático. Pero la percepción general es que sí. La mayoría son madres taxistas. Y los hijos hacen tantas cosas, tantos extraescolares… que ni da tiempo a relajarse un poco.

    Querría pensar que soy mejor madre… Ojalá.
    Un beso, fuguilla.

    Me gusta

  3. Es cierto que hay que estar con mil ojos cuando llevas a los niños en el coche, más aún cuando salen del colegio revolucionados… Yo tengo la suerte que el colegio está relativamente cerca y a la niña pequeña la puedo llevar todos los días en la bici, y así luego enfilar para el trabajo. Excepto los días de lluvia o mal tiempo es una forma muy económica y saludable.

    Otra alternativa que hemos puesto ahora en el coche son unas pequeñas pantallas en los cabeceros, es subirse, ponerles una película o serie y quedarse embobados y quietecitos 😉

    Me gusta

  4. Quizás me esté adelantando bastante pero las “madres volante” que tu nombras van a tender a desaparecer. Con internet puedes acceder a un monton de información pero cada vez más se tratan cursos online, y hasta cursos a través de video-conferencias así que en un futurible yo veo como una habitación más el cuarto de internet para realizar videos llamadas y video conferencias.

    Sólo queda el acercarles a hacer deporte y jugar a fútbol al campo (pero bueno si desea hacer deporte puede ir corriendo ;D)

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s