Querido Pinocho

Querido Pinocho:

Hace días que siento ganas de escribirte unas letras y por fin me decido.

Me gustaría saber cómo te va con tu recién estrenada vida de carne y hueso.

Ahora ya sabes que los golpes duelen, que las mentiras alargan la nariz y que el amor desinteresado es un privilegio de pocos.

Quizás no me recuerdes porque cuando tu jugabas con otros niños yo era sólo un asno que rebuznaba.

Ha pasado el tiempo y te habrás hecho mayor, yo por el contrario, me he hecho viejo y ya no estoy para trotes.

Cuida de Gepetto y haz caso de Pepito Grillo; ellos solo quieren tu bien, que no es el amor otra cosa.

Anuncios

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s