Llueve

Llueve y la tierra sedienta absorbe las gotas caídas del cielo.

También la mojan las lágrimas de los cofrades que no pueden procesionar con su Señor.

Llueve en la semana de pasión y en el corazón de los que le aman.

Si guardas silencio podrás oír el eco de aquellos latigazos que destrozaron su piel, aquellos martillazos que cosieron sus manos y sus pies.

Siendo rey se hizo esclavo, dueño de la vida se dejó matar…¿de veras no te da qué pensar?

Aquel joven judío a quien se adora en el mundo entero, murió un viernes a las tres de la tarde, los velos del templo se rasgaron y tembló toda la tierra.

Del Gólgota a nuestras calles, todos bajo el mismo cielo que se ennegrece, presagio del luto que sigue a la muerte.

Días tiene el año y miramos las nubes que nunca llegan y que llegados estos días nunca se alejan.

Maltrechos y sedientos como tierra seca, en busca de la felicidad.

La pregunta es: 

¿Por qué llueve en Semana Santa?

Anuncios

2 thoughts on “Llueve

  1. Llueve para que no se note que nosotros no hacemos, que no nos dolemos lo suficiente por nuestros pecados. Es otra delicadeza del Señor: disimular nuestro egoísmo.

    Besos

    Me gusta

  2. A lo mejor para que estemos menos en la calle dispersos y más en los templos y en casa viviendo con más profundidad este misterio.

    Feliz Pascua de Resurrección

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s