Imprescindibles

Las gafas se han vuelto un objeto y casi un sujeto imprescindibles.

Les estoy tomando cariño y les hablo, es como una relación personal, amén de una absoluta necesidad: ya no puedo vivir sin ellas. ¿Acaso eso no es amor?

Hoy he ido al super a por pan y una colonia barata que me ha gustado toda la vida de Dios:¡¡¡ 80 euros!!!

He comprado dos barras pero… he visto el atún encebollado y una ternera que nunca compro, aunque en casa gusta mucho, pero a mí no. Después el helado, un buen vino para el queso, ese queso que excede el precio de lo habitual, etc etc

Cuando he llegado a las salsas he rebuscado en el bolso, no atinaba a ver si eran salsas para pescado, para carne o para ensaladas. Y mis gafas, imprescindibles, me han sacado del aprieto.

Total, que hoy comemos rico, que el pan me ha salido bien caro y que las gafas ya son imprescindibles para mí.

Supongo que de aquí en adelante pasaré a revivir el ritual que tanto he visto en mis padres; su pérdida y búsqueda constantes 🙂 esa tortura…

Anuncios

3 thoughts on “Imprescindibles

  1. Igual ciega ciega no estabas pues has dicho ésto: “he visto el atún encebollado y una ternera que nunca compro”, jeje
    Y, sí, llegan los días en que andar in anteojos/gafas es como salir sin ropa. Así de desvalidos y expuestos nos sentimos.

    Cariños

    Me gusta

  2. ;Lo peor es no ver los apéndices funiculares, tan evidentes a los ojos (bien dotados) del resto del mundo.

    O tratar de poner un poco de rímel en esas escasiiiisimas pestañas.

    O de ver lo que tienes en plato.

    O que todo tenga el tamaño de la letra de una guía de teléfono (sí, de esas que apenas quedan)

    Lo mejor: sólo te ves tremenda en las fotos, cuando te pones las gafas. Hasta ese momento, se impone esa imagen mental que conservamos de nosotras (que nos queremos tanto) de cuando jóvenes y lozanas.

    Pues eso, señora mia, que el que no se consuela es porque no quiere………

    Me gusta

  3. Cuando he llegado a las salsas he rebuscado en el bolso, no atinaba a ver si eran salsas para pescado, para carne o para ensaladas. Y mis gafas, imprescindibles, me han sacado del aprieto.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s