Personas A y E

Hay personas tipo A y tipo E.

Las primeras se caracterizan por su enorme capacidad de dicción, es decir, que hablan por los codos.

Personas que hablan sin pudor, que cuentan sus intimidades, que suelen tener continuas y variadas dolencias, personas que no callan, personas A, por aquello de que la H es muda, al menos en español.

Normalmente a las personas A no les importan los demás, andan centrados en su universo.

Luego están las personas tipo E.

Escuchan con mucha atención aquello que las personas tipo A hablan. Escuchan con interés, escuchan como auténticos profesionales del silencio.

Son personas que por esa manera de “darse” y de “entregarse” suelen ser apreciadas y respetadas.

De hecho, cuando tenemos un problema buscamos personas tipo E.

Seguramente si me preguntaseis de qué tipo soy yo, responderé que del tipo A o del tipo E, pero eso no es lo relevante, lo que sí tiene que interesarnos mucho es qué dicen los demás de mí, de ti. ¿Coincide nuestro pensamiento con lo que opinan de nosotros?

Si pudiéramos hacer la prueba nos llevaríamos sorpresas dignas de estudio.

Por último añado que no debemos confundir a las personas tipo A con las personas tipo S-personas sinceras, sencillas que en un momento determinado cuentan sus cosillas-

Ni a las personas tipo E con las personas tipo O-simplemente oyen porque no están sordas-

La pregunta es:

¿Eres tipo A o tipo E?

Anuncios

4 thoughts on “Personas A y E

  1. Ufff. A veces A, a veces E, algunas S. En realidad, la mayor parte del tiempo todas a la vez. Y, de vez em cuando, Z o L. Por què sera?

    Me gusta

  2. Depende “de la dependidura”. Como en todo, las clasificaciones son en porcentajes. Dudo de que haya personalidades puras tanto en ésto como en otros ámbitos, en todo caso, con los años tiendo más a escuchar que a hablar, porque soy señora de lo que cayo y esclava de lo que digo.

    Besos. Luisa

    Me gusta

  3. Tomae , sí que es gracioso. Bienvenido.

    Aprovecho para saludar a Sarracena, que debe andar entre X o Y, porque ha vuelto a perderse…espero que sea en alguna playa paradisíaca 🙂

    Ale, me ha hecho gracia la expresión “de la dependidura”; no sé si conoces esta otra: cada uno con “sus caonadas” .

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s