Ruth y José

No suelo hacerme eco de las mil y una noticias desgraciadas, trágicas, terribles y violentas que padece nuestra sociedad.

No me gusta el morbo ni la opinión gratuita que hay detrás de muchas de ellas.

Pero es cierto que algunas me tocan especialmente la fibra sensible como es el caso de Ruth y José o de Marta del Castillo.

Las he seguido con verdadero interés, poniéndome siempre en la piel de esos padres y más concretamente de las madres.

Hoy ha saltado la noticia.

En la finca de Las Quemadillas, entre los escombros de un fuego apagado se encontraron unos restos óseos. Analizados, un primer informe pericial  concluyó que no pertenecían a restos humanos, así que se descartó esa pista para investigar otras vías. Este error humano ha prolongado la agonía de una madre, Ruth Ortiz.

Hablar a toro pasado es fácil, pero lo cierto es que nadie quiere equivocarse en su trabajo y sin embargo, nos equivocamos; lo que pasa es que algunos errores tienen mayor transcendencia que otros, como es el caso.

Hoy hemos sabido que después del primer informe, la familia pidió un segundo informe que discrepaba del primero y ha sido un tercer analisis el que ha llevado a saber que sí, que los restos que se encontraron en la finca mortal, pertenecen a seres humanos, inmaduros, de las edades que tenían Ruth y Jose cuando desaparecieron.

No voy a entrar a elucubrar sobre la actitud de la familia de Jose Bretón; millones de veces he pensado que en el caso de que un hijo mio cometiese un crimen, no le negaría mi cariño, pero tampoco le daría cobertura legal, es más, si tuviera pruebas, posiblemente le denunciaría yo misma.

Lo que quiero decir en esta entrada es que me alegro de que la pesadilla de esta madre haya “acabado”. Ahora sabe lo que pasó y puede llorar a sus hijos sin la angustia de la duda.

Pero sobretodo, lo que quiero subrayar es que personas como Jose Bretón no merecen salir de la cárcel de por vida; ya no se trata de cumplir penas completas-cosa que nuestra Justicia española no contempla y a los hechos me remito-, hablo de cadena perpetua, hablo de que un crimen tan atroz lleve aparejada la pérdida de libertad para siempre.

Sé que son palabras duras, que muchos se escandalizan, pero es mi opinión.

No hay derecho a estar paseando por las calles-como en el caso de Marta del Castillo-mientras unos padres hundidos de por vida siguen buscando el cuerpo de su hija, y no hay derecho a ver salir el sol cuando has matado a conciencia, a sangre fría, con premeditación a tus dos hijos-como es el caso de Jose Bretón-.

Y no me habléis de la presunción de inocencia porque estoy hasta el infinito y más allá de un sistema judicial tan hipócrita, cobarde y garantista como el nuestro.

La primera defensa y en la que tenemos que echar el resto, es la defensa de la vida, el derecho a vivir-y aquí podría empezar a hablar del aborto, esa forma de matar niños en el vientre materno que algunos imbéciles y con ellos el resto de la humanidad, se han empeñado en llamar “interrupción del embarazo”…. Su puta madre.

Termino pidiendo una oración por todas las madres que han sufrido este horror; los minutos de silencio son estériles.

Anuncios

6 thoughts on “Ruth y José

  1. No tengo idea de qué habrá pasado (soy bastante morbosa), pero basta que se te desaparezca un hijo para tener los mayores elementos de horror ahí mismo.
    Te creo lo que dices, por eso, también encomiendo a todos los implicados, incluido ese José Bretón.

    Me gusta

  2. A mí cuando me hablan de un secuestro me imagino los típicos libros de Agatha Christie, en plan súper tétrico, pero esque además… es la realidad!!!!!!!!!!!!!!!!
    Creo que si me pasara, me vería en un aprieto de tanto agobio.
    Un abrazo, y gracias por tu visita

    Me gusta

  3. No se que decir.

    Determinadas actos nos resultan inimaginables y especialmente repugnantes; tal vez porque sabemos lo monstruosamente humanos que son.

    Me gusta

  4. Estoy de acuerdo en todo con lo que escribes, Las leyes deben ser cambiadas ya, para que por lo menos el dolor de esos padres que han perdido a sus hijos de una forma tan trágica, vea que las leyes y la justicia, actúan en contra de estos desaprensivos, que matan sabiendo que la pena que les va a tocar es la mínima. Un beso grande

    Me gusta

  5. Yo de verdad lo que no entiendo es que si esa persona ,su padre no quiere tener niños,por que el no queria .¿por que los tuvo ella?por que tuvo que esperar a que pasara algo para denunciarle??? Por que? A mi esas cosas me indignan.Creo que la madre es casi tan responsable o mas que el padre.Pero ahora da igual.Espero que esta tragedia sirva de leccion a muchas mujeres maltratadas;Solo espero que mo vuelva a ocurrir.

    Me gusta

  6. peepe, hay cosas que no se pueden entender en la vida pero no acabo de entender tu postura.¿Culpas a la madre de la brutalidad del padre? Ella es la víctima, ella y sus hijos, no te confundas por favor.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s