Cataluña, otro país

El niño quería dejar a mamá y papá.

No quería saber nada de ellos, bueno, de su dinero sí.

-Pienso irme, no me gustáis

-Pues  se acabaron los euros majete.

-De eso ni hablar; yo me largo, pero a mí me seguís manteniendo que para eso soy vuestro hijo.

De hecho, el chavalote llevaba razón en una cosa, era sangre de su sangre, tierra de su tierra, gente de su gente; se había gestado en un seno concreto y determinado del que ahora renegaba hasta tal punto que no reconocía la lengua materna.

Cataluña quiere ser independiente…pues que lo sea; como si fuese otro país, nada que ver con España, fuera del euro, fuera de Europa; que se auto abastezca, que se las apañe como pueda con su terruño y que parta de cero.

Si por mí fuera, ahora mismo les daba la independencia, pero eso sí, para entrar en mi país necesitarían visado y pasaporte.

Que se paguen sus politicos, que se paguen sus autovías, que se paguen sus hospitales, sus universidades, su funcionariado, su policia…absolutamente todo.

Ya pueden ir abriendo comercio con las Islas Banggai o Karimata mismamente.

Si no quieren nada con España, nada pueden esperar, más que el desprecio absoluto para los que reniegan de lo que son y de la tierra que les ha criado.

Lástima por aquellos que quedan atrapados sin querer entre personas tan hostiles y extremistas.

Anuncios

11 thoughts on “Cataluña, otro país

  1. Ojalá la cosa fuera tan sencilla.

    No quiero entrar en polémicas, mas sabed que nunca la razon ( o las razones) caen de un solo lado.

    Y desde luego, reitero, las cosas no son tan simples como parecen.

    Me gusta

  2. Un comentario sin onomatopeyas…
    Cataluña, Sarracena, es España, pertenece a España y en ella viven españoles.
    No hay otra manera de enfocar el tema.
    Creo que hay millones de personas viviendo en Cataluña que aman su tierra: España y que en absoluto comparten las ideas separatistas de la minoría.
    Creo que hay mucho miedo a decir lo contrario y por parte de los políticos catalanas hay unas presiones bárbaras contra quienes no comparten sus ideas.
    He vivido años en Barcelona y mis recuerdos de aquella tierra y de aquellas gentes es inmejorable, pero la situación actual es de traca.
    Me mantengo en lo dicho.

    Me gusta

  3. Iremos paso a paso…

    El “niño” tiene es mas mayor que mamá y papá, y a diferencia de los otros hijos, su sentimiento de ser, no le ha sido regalado por un articulo constitucional de “reenganche”.
    El dinero que el niño quiere es el que él previamente él le da a mamá y a papá y el que legalmente mamá y papá se comprometieron a devolverle aunque siempre incumplan sus compromisos. Está claro que el concepto de solidaridad nunca ha sido puesto en duda, pero alguien dijo que debíamos ser “hermanos” pero no “primos”.
    El “niño” no “piensa” irse, si no que “debe” irse, porque mamá y papá no lo respetan y lo utilizan de manera sistemática para ganar el cariño de sus otros hijos. Incluso tienen otro “niño” que también quiere irse y que hasta hace poco ponía bombas pero este último esta mejor visto porque es muy “simpático”.
    De la sangre no hablaré, pues cuando me han hecho análisis nunca he visto ni banderas o colores diferentes ni “copyright” de ningún tipo.
    La tierra es la que siempre ha tenido, mucho antes que mamá y papá quisieran casarse o que ni tan siquiera supieran que estaban en la misma casa.
    Sobre renegar de la lengua, ¿a cual te refieres? Porque en todo caso por antigüedad documental la “materna” debería ser el catalán, o ¿tal vez te refieres al latín?. Por favor documéntate un poco. De todos modos todo el que vive en Cataluña sabe que no existe problema lingüístico alguno, menos para los que se creen colonos o conquistadores.
    Sobre lo de fuera de Europa o fuera del Euro, tampoco dependerá de ti ni de mamá o papá. Más bien dependerá de los primos de Zumosol. Estaría bien que recordaras que en el mundo actual, más que independencias que solo sirven para ser consecuentes con las propias decisiones, lo que existe y regula la relación entre los pueblos son las in-ter-dependencias.
    Aunque no es necesario, está bien que aceptes que Catalunya quiera ser independiente, si así lo quiere así lo será, por suerte no dependerá de tu opinión… ni de la mía, aunque yo si podré influir con mi voto. En relación al visado y pasaporte obligatorio para entrar en “tu” país (no sabia que tenias titulo de propiedad), no te preocupes, seguro que encontrarán una solución buena para todos, si no ¿por donde crees que mamá y papá enviaran sus mercancías a los primos de Zumosol? ¿Darán una vuelta innecesaria que encarezca artificialmente sus productos?
    Sobre lo de pagar, parece que hace mucho que no vienes a Cataluña porque hasta los mas integristas saben que de pagar sabemos mucho. Aquí no tenemos autovías, y tenemos menos políticos que el resto de “hijos”, … Ahh, eso si, lo único que no pagamos es el PER a nuestros parados, pagamos los de los otros “hijos”.
    Tu que te manifiestas católica, como te permites despreciar a aquellos que están orgullosos de lo que son. Te tendrás que confesar por ese pecadillo, recuerda “pon la otra mejilla”, “perdónalos porque no saben lo que hacen” y “amaras al prójimo como a ti mismo”, todo eso sin hablar de la ira, envidia y soberbia que muestras en tus palabras. Te recomiendo que recuerdes practicar un poco de esperanza, prudencia y templanza. No estaría de más la empatía.
    Curioso que alguien que se expresa como tú, tenga lastima por las personas que quedan atrapadas sin querer entre las que son como tú.
    ¿“Cataluña Sarracena”?, ¿Porque te quedas ahí?, ¿Porque no, visigoda, goda, romana, ibérica, cartaginesa, griega? España y españoles, las fronteras, son conceptos políticos, modernos y cambiantes, no lo ólvides. La política la hacen las personas, los pueblos que ellas forman, y siempre es susceptible de cambios… preferiblemente desde la democracia. Pero bueno, tu de democracia debes entender poco, ya que según dices “No hay otra manera de enfocar el tema”.
    Creo… creo… no creas tanto e infórmate sin tópicos ni prejuicios, intenta empatizar y tal vez, solo tal vez, llegarás a entender que puede estar pasando. Por mi parte intento entenderlo día a día.
    Has vivido en Barcelona, pero no te engañes, eras pequeña y no entendías nada (igual que yo), que opines que la situación actual sea de traca, espero que esté basado en tus experiencias actuales sobre el terreno.

    Lo bueno de todo, es que yo no soy independentista, pero a diferencia de ti, yo no me mantengo en lo dicho, porque la gente como tú es la que hace que pueda empezar a serlo.

    Me gusta

  4. Hola Angel. Un comentario muy extenso, enhorabuena.

    Claro que disiento totalmente de su contenido, pero si a ti te ha servido para relajarte, estupendo. Hemos debido estudiar la historia en libros distintos y tampoco coincidimos en economía. Lo cierto es que Cataluña es una región de España, hecho que me da la razón.

    En cuanto a mi conciencia no te apures y preocúpate un poco más de la tuya que seguro que necesita atención.

    Existe un diccionario que aglutina nuestro idioma-la RAE-, el tuyo y el mio, sI buscas la palabra DESPRECIO verás que significa “desestimación, falta de aprecio”, ESTO para un católico puede ser falta de virtud, pero no pecado.

    Lo dicho, no voy a entrar en polémica, y ya sabes: ajo, agua y resina, que vuestra independencia no se divisa ni en el horizonte.

    ¡Ah! una última cosilla, cuando entres en casa de alguien no lo hagas con descalificaciones…hace feo.

    Este blog es mi blog. Todos sois bienvenidos pero ya sabes, un mínimo de educación y buenas maneras.

    Me queda decir para los que no saben quien eres que Angel y yo estudiamos en Barcelona en el mismo colegio, que yo formaba parte de un grupo en FB de antiguos alumnos de aquellos años y que hoy, unos cuantos y Angel se han dedicado a destriparme y a apoyarse unos a otros-muy machotes todos-

    Curiosamente su sentido de “democracia” pasa por insultar a quienes como yo, no pensamos igual que ellos.

    Pues dos duros y a otra cosa

    Me gusta

  5. Bueno, puntualizaremos por última vez… aunque me temo que no servirá de mucho.

    En primer lugar, pedir disculpas por leer un blog público, sin acceso restringido y haber puntualizado desde la corrección y un respeto muy superior al que tu expresas por los demás, un punto de vista diferente al tuyo. ¿Por favor, puedes indicar donde están los insultos? En cambio, es evidente que el tono que utilizas en “tu” casa es autoritario, absoluto y despreciativo. Se diría que escribe alguien despechado si no fuera por el amor que demuestras a tu tierra de adopción y de sangre. Observa que si alguien ha expresado dudas, he sido yo, que por otra parte de lo único que estoy seguro es que la realidad es mucho más compleja de lo que se puede entender sesgadamente desde 1.000 km de distancia. Por mi parte yo si que se que no tengo la verdad absoluta, pero por lo menos tengo la misma visión que tienes tú (tengo acceso a los mismos medios) y además los propios por cercania. Esto se llama pluralidad.

    En cuanto a las referencias personales sobre relajaciones o conciencias, solamente constatar que por un lado, no parece existir mucha relajación en tus expresiones y que por otro , me admira el conocimiento que debes tener sobre las personas y la vida para opinar tan ligeramente sobre si uno debe necesitar atención o no.

    La historia…, buen tema. Dicen que la historia la escriben los conquistadores, en todo caso parece incontestable que el concepto España tiene 300 años mientras Catalunya es milenaria (por favor documéntate). Sobre diccionarios y palabras, bien está si bien te deja. Utiliza la humildad que tienes (la debes tener sin usar) para revisar mi exposición, al mismo tiempo, sugiero que si la ira te deja (en caso que la sufras), que reflexiones y finalmente, si así lo desea la soberbia (si la practicases) puntualices y/o razones sin apasionamientos del mundo terrenal (creo que el reino principal del que te proclamas seguidora por delante de todos, no es de este mundo)

    ¡¡¡Suerte que no ibas a entrar en polémica!!!… ¿Ajo, agua, resina?… hummm… no debería ser propio de ti, no por que te conozca, si no por como te declaras, ¿nuestra independencia? Me temo que no has leído mi última frase… emmmm… pues eso, creo que te has confundido. Recuerda… empatía… empatía y templanza.

    Sobre lo de entrar en casa de alguien, descalificaciones, educación, buenas maneras… es mas de lo mismo, creo que no tienes muchos argumentos y tu percepción te engaña, pues debes sentir cosas que no se te dicen pero olvidas fácilmente aquellas que tu dices.

    Por lo que se refiere a mi presentación en sociedad, solamente saludar a todo el que nos lea, y puntualizar que éramos muy, muy pequeños, por lo que no existe ningún sentimiento ni bueno ni malo entre nosotros, por lo que quiero que quede claro que no opino como amigo, ni exalumno, ni tan siquiera como compañero. Un buen día, tú, publicitaste tu blog en el grupo del FB. Desde entonces te he seguido de vez en cuando, pero está claro que con este post que nos ocupa, te has desviado de tu línea habitual y del perfil que declaras en tu presentación como autora. Por otra parte reitero la petición que demuestres cuando, como o de que forma te he “destripado”. Parece que no soportas la dialéctica y el debate… ¿autoritarismo de nuevo tal vez?

    Insisto sobre el sentido de la democracia, el cual solo criticas pero no respetas, tu libertad acaba donde empieza la mía y viceversa, todas las opiniones y posiciones pueden ser defendidas, argumentadas, debatidas, pero siempre desde el respeto que tú no has practicado.

    Gracias por lo dos duros… ya sabes “la pela es la pela” (hay que empezar por reírse de uno mismo), si realmente estás interesada en la donación ya te facilitare mi cuenta de “la Caixa” 😀

    Finalmente recuerda el extracto de tus propias palabras, que figura en tu perfil, y reflexiona (si quieres) sobre si el post que nos ocupa y tus reacciones cumplen con ellas. (…examen de conciencia, contrición y propósito de enmienda… te aseguro que yo ya lo hago)
    “…No presumo de nada y a nadie pretendo convencer, pero aprovecho la oportunidad que me brinda este blog para expresar mis ideas cotidianas. A veces torpemente, otras con viveza y en la medida de lo posible, con sentido del humor y respeto a ideas contrarias… No puedo definir la temática del blog pero sí sus intenciones: transmitir buenas ideas, defender la vida, apostar por la dignidad de la persona, animar a vivir valores humanos y cristianos…”

    Pues eso, que por mi parte no volveré a entrar donde no soy ni respetado ni bien recibido… fin de la polémica. Acaba tú que para eso es tu blog, no me gustaria que pudieras quedar mal en tu propia casa 😦

    Un sincero y respetuoso saludo, realmente te deseo lo mejor para ti y para los tuyos, (yo no doy dinero… ya sabes… ;-))

    Me gusta

  6. Hola Angel. Sí soporto la dialéctica y el debate, lo que no soporto es la mala leche, que como bien sabes, no siempre viene en tetra brik.

    Me gusta la agudeza, la dinámica de un enfrentamiento dialéctico y todas esas cosas, como la chispa, el humor y cierta ironía.

    Lo que no me gusta es el afán de protagonismo, ni la ofensa gratuita, envuelta eso sí, en un cortejo de palabras.

    No me considero intolerante por tener ideas y expresarlas con rotundidad, con entusiasmo, con contundencia, con seguridad. Tu haces lo mismo y sin embargo te gustas mucho, no sé porqué tienes dos raseros para medir…

    Mira, te lo voy a explicar por última vez, pero despacito para que no se te atragante. Es una historia muy cortita, espero que tu capacidad de atención llegue hasta el último punto:

    Hace cosa de un año sentí una enorme alegría porque me localizasteis a través de FACEBOOK. ¡Mis antiguos compañeros de colegio! Me uní al grupo y me alegré de recuperar esa parte de mi historia. Al mismo tiempo-no te pierdas-y desde hace ya unos años, vengo publicando en este blog y lo que escribo lo subo a mi FACEBOOK-al mío, este es un dato importante que debes retener- Bien. Pues uno de los machotes del grupo antiguos coleguillas, entró groseramente y me eliminó de su Fb-aunque previamente fue él quien me pidió que le aceptase- A partir de ahí, tu y otros habéis hecho piña para recriminarme: “quién coño es la tía esta””ya la he eliminado” “se permite publicar en facebook…” Habéis hecho risas y os habéis felicitado unos a otros por hacer burla de mi, criticándome como muy bien sabéis hacer los extremistas-para esto, realmente sois buenos; le dais la vuelta a la tortilla, y siendo vosotros los totalitarios, los intolerantes, los extremistas y los maleducados, giráis la rueda y atacáis con total frescura, regalando tales atributos a quienes os molestan por pensar distinto-

    Copio tus palabras:”Pues eso, que por mi parte no volveré a entrar donde no soy ni respetado ni bien recibido… fin de la polémica”

    Ya me borré de vuestro grupito de machotes, donde desgraciadamente dejo atrás a otros compañeros que han demostrado bastante más respeto que vosotros.

    Siento que tu vida sea tan aburrida como para dedicar tanto tiempo y esfuerzo a un blog que ni te va ni te viene y espero que encuentres otro hobby que alegre tus horas tediosas. Seguro que lo superas ¡ánimo!

    Me gusta

  7. Es evidente que catalunya es diferente a españa por eso pasa lo que paso el Martes 11 de Septiembre y quien no quiera ver esta diferencia que no lo haga, cada con sus ideas. Para eso estan los referendums.
    O no ?
    Amiga Luisa, catalunya pertenecerá a donde quieran los catalanes de manera democratica.

    Me gusta

  8. El día de la Diada. Una asistencia importante a la manifestación. Se podría decir incluso, que un éxito de manifestación.
    Bien. Toni, vamos a ver si puntualizo algunas cosillas que son importantes:
    1.-La independencia de Cataluña, personalmente, no me parece mal. No se puede obligar a una región a formar parte de un todo si no lo siente así.
    2.-La independencia debe ser total y absoluta, y aquí entramos en debates económicos de los que no soy experta, pero el sentido común alcanza a entender que España no sostiene a Francia, de igual modo, España no debe sostener a Cataluña.-por cierto el tema del rescate, importantísimo, está ahí-
    Dicho esto, sí que podemos hablar de referendums, claro que el resultado de un referendum de esta catadura necesita de una mayoría impecable y estable en el tiempo, cosa bastante improbable.
    Pero en cualquier caso, sea lo que sea, os deseo mucha suerte, aunque sinceramente creo que las esperanzas de independencia están muy lejos de ser una realidad.

    Me gusta

  9. No me meto en peleas ajenas, las desconozco, pero en todo caso, me da una pena terrible ver como los miembros de ese querido país -completo- desean desgarrarse en porciones casi invisibles en el contexto del mundo. En la unión, creo que está la fuerza.

    Me gusta

  10. Anda que como se le alborota el gallinero, señora mia.

    Una única puntualización para el amable comentarista Angel (y sólo por alusiones): “Cataluña Sarracena”, no es lo mismo que “Cataluña, Sarracena” gramaticalmente hablando; doy por hecho que conoce usted la función gramatical de la coma por lo que no me extenderé.

    Así, señalarle que “Sarracena Infiel” es un sobrenombre que utilizo (me lo puso una muy querida amiga) y que utilizo en este blog; también uso “La Garrta”, “la dama boba”,, “Lady Macbeth” o, incluso, mi nombre y apellidos. Eso ocurre porque únicamente entro el blogs de amigos a los que conozco y me conocen, por lo que el juego de los sobrenombres es una broma privada.

    Puntalizo porque de las cosas que le ha dicho a nuestra amable anfitriona ha sido, justo, una apreciación errónea por su parte, pues se dirigía a mi, en tanto “Sarracena” (nombre propio)

    En cuanto al resto, no entro ni salgo; cada uno de nosotros tiene su propia opinión y esta es, probablemente, tan acertada o desacertada como la del resto. En realidad, en todas hay un punto razonable.

    En fin, únicamente quería dejar constancia de ese particular extremo. Con Dios.****

    **** Ojo, este es el segundo que escribo; el primero, por alguna razón, lo perdí. Espero que sólo se publique uno de ellos; si no es así, vayan mis disculpas por delante.

    Me gusta

  11. La cuestión catalana
    Bla,bla,bla,bla…..BLA¡ BLA¡ BLA¡¡¡ ….¡¡¡ BLA¡¡ ¡¡BLA¡¡¡ Cada vez más fuerte, para repetir viejas historias y revivir pasiones enfrentadas, con frecuencia provocadas de forma sutil e intencionada por otros, por los que no saben estar a la altura de la posición institucional que desempeñan.
    La cuestión catalana: me he atrevido a nombrarla así porque dadas las susceptibilidades uno no sabe ya qué palabras emplear para evitar ser incluido en uno de los ficticios bandos de una polémica tan ajada, y aún así se corre el riesgo de acabar despellejado por todos; sé que es imposible pasar de puntillas sobre este asunto pero siempre es mejor que no pasar. La cuestión catalana, decía, debe ser algo muy complejo ya que ni siquiera los teóricos expertos en historia, lengua, derecho político, relaciones internacionales, sociología, antropología, etnologia…y todas las disciplinas –gía que queramos incluir, no logran ni ponerse de acuerdo entre ellos ni convencer a los que no somos expertos, salvo a aquellos que ya de por sí estaban convencidos de antemano.
    Pero aunque sea complejo, los ciudadanos de a pie, los que no somos expertos en esas lides, no por ello debemos renunciar a tener nuestra opinión; en ese momento creo saludable que cuando uno intente sacar sus propias conclusiones lo haga siempre desde el respeto y con la convicción de no estar poseído de la verdad, de esta forma se está más abierto a otras ópticas y pareceres; para ello es un buen ejercicio intentar simplificar lo más posible, alejarse de las polémicas apasionadas pero sobretodo no entrar nunca en descalificaciones personales en aspectos que nada tienen que ver con el asunto del que se trata.
    Y haciendo uso de ese saludable ejercicio mental, en mi modesta opinión, el tema es bien simple (ya habrá quien se encargue de complicarlo): El pueblo catalán quiere la independencia del resto del estado español, y esto no es una suposición, lo afirman sus lideres políticos que se sienten respaldados en sus reivindicaciones por las manifestaciones cada vez más multitudinarias en favor de una soberanía catalana. Este punto, guste o no guste, creo que es incuestionable y sobre eso mi opinión la tengo muy clara: El pueblo catalán, llegado a esta situación, debe tener potestad para hacer uso del derecho a someter a referéndum cómo quieren que sea su futuro, y por quién desean ser gobernados: No se puede ir contra la voluntad de la mayoría de un pueblo, principalmente por respeto y también porque si no lo hacemos al final terminaremos pagándolo todos.
    Las razones de los que reivindican la independencia catalana pueden ser muchas y variadas pero en mi opinión, nada tienen que ver con la religión, ni con la sangre, ni con el sentido de propiedad de la tierra, ni con el idioma: la lengua debería servirnos como medio de enriquecimiento personal y cultural y no como causa de separación, aun cuando creo que algunos la han usado como instrumento diferenciador, intencionadamente o no; sirva como ilustración el hecho de que en su día muchos no pudieron acceder a determinados puestos de función pública porque no dominaban el idioma de ciertas autonomías, conocimiento imprescindible al menos para poder superar la parte teórica de unas oposiciones; aún así creo que esas administraciones estaban y están en su derecho de exigirlo. Tampoco tiene que ver con las bombas, ni con las simpatías, ni con el PER, ni con las autovías, ni con el concepto de colonización: curioso este argumento, nunca antes lo había oído ni leído aplicado a Cataluña, me gustaría entenderlo, pero mi mayor dificultad empieza por saber identificar quién es el colonizador y quien es el colonizado, probablemente ninguno sea ni lo uno ni lo otro. Tampoco creo que el deseo de independencia pueda surgir como respuesta a un sentimiento de hostilidad y rechazo por parte del resto del estado, quiero creer que el sentimiento nacionalista catalán es más profundo y va más allá de un berrinche de patio de colegio; en cualquier caso he encontrado más provocación por parte de ciertos miembros de instituciones catalanas que por parte de otras instituciones del estado: hay incluso quien recientemente ha exigido públicamente que los no catalanes deben hacer sus necesidades fisiológicas en ese otro país que no es Cataluña, aunque intente disfrazarlo de recriminación hacia los que de forma incívica usan la vía pública como letrina (¿no había ningún catalán en ese grupo? ¿o si es catalán sí puede hacerlo?); incluso algunos han sido sospechosos de haber tenido reuniones secretas con terroristas para alejar los atentados de su tierra catalana hacia otras tierras, …o frases como “ ya está bien que nosotros trabajemos y ahorremos para que se lo gasten en bares y guitarra por ahí abajo…y todo esto pregonado a bocajarro no por el ciudadano de la calle sino por personalidades de las instituciones oficiales catalanas, y no por casualidad, inocencia o descuido, sino de forma premeditada y no desmentida ni corregida por sus jerarquías superiores. No me extraña que se susciten pasiones cuando alguien entra al trapo de estos personajillos públicos y responde en los mismos términos. No, no es el sentimiento de acoso ni la actitud del resto del país lo que provoca el deseo de soberanía del pueblo catalán. No creo que Artur Mas haya llegado a Madrid recientemente para reclamar la creación de un estado catalán enaltecido por las opiniones mas o menos pasionales de los que no comparten ese derecho de soberanía, o miran a Cataluña con malos ojos. No hay ni siquiera que imaginar o suponer las razones del Presidente de la Generalidad, él lo ha dicho muy claro: “Si no hay pacto fiscal el camino de Cataluña para la libertad está abierto”, dicho en términos más coloquiales “si no hay dinero nos vamos”. Bien, esto se llama ser claro, y es de agradecer; lo digo con toda sinceridad, sin cinismo; considero que es un argumento tan válido, lícito y honesto como cualquier otro. Ya es hora que sepamos por dónde empezar, o al menos empezar a hacerlo sin hipocresías ni medias verdades.
    Pero ante todo considero crucial que dejemos de culparnos unos a otros como la causa de nuestros males; cuando un pueblo o sus dirigentes señala a otro pueblo como el responsable de sus desastres, los nacionalismos de todo tipo, no solo los de un lado, se exacerban, y los nacionalismos exacerbados pueden iniciar verdaderas masacres. Eso ya ha ocurrido en la historia, y no muy lejos en el tiempo; las consecuencias siempre han sido funestas. No desechemos la enseñanza de la historia pensando puerilmente que eso nunca nos pasará a nosotros.
    En mi opinión personal el pueblo catalán tiene derecho a decidir en referéndum qué modelo de gobierno desea y quienes han de dirigirlos.
    Pero el resultado de ese referéndum no afecta solo a los catalanes, sería un gran error entenderlo así, afecta también, y no en menor medida, al resto de la nación, estado, país o como cada uno quiera llamarle. Cuando un barco está amenazado por fuertes tormentas y la sentina se está inundando, aquellos que ya tenían intención de abandonarlo deben tener todo el derecho para hacerlo, aunque sea por otro en las mismas condiciones (la aldea global es un hecho inevitable), si quieren tomar sus propias decisiones y ser dueños de su propio rumbo; pero aquellos que deciden permanecer en el barco también tienen el derecho a decidir con quién quieren hacer el viaje y con quiénes desean compartir las penalidades del momento y labrar un futuro común, en base a unos compromisos estables, sin amenazas continuadas de abandono. Como me afecta, y mucho, yo reivindico, aunque no sea catalán, mi derecho a votar sobre la cuestión catalana cuando se celebre ese referéndum: No quiero ser testigo pasivo en unas decisiones que con toda seguridad pueden cambiar y modificar de forma importante mi futuro y el de mis hijos.
    Si tras ese referéndum global la mayoría de la nación desea seguir teniendo como socio a Cataluña, o mantener una relación de in-ter-dependencia o lo que a las mentes más preclaras se les ocurra, entonces el país tendrá que hacer el esfuerzo social, político o económico necesario para intentar convencer al pueblo catalán de la conveniencia de continuar juntos si este ha optado lícitamente por su independencia, y el pueblo catalán tendrá la potestad de aceptarlo o no. En el supuesto en el que toda la nación apoyara la independencia catalana, incluidos ellos mismos, todo sería más fácil, sólo hay que decidir el día en que se arrían unas banderas para mantener o izar otras, aunque intuyo que las reglas de juego para la transferencia de poderes serían muy distintas en este caso. Si en cambio todo el país, incluida Cataluña, decidiera en contra de la soberanía catalana, reconduzcamos las relaciones y abandonemos de una vez por todas esos macabros juegos de amenazas solapadas, de victimismos mutuos, y de reserva del derecho de autodeterminación, oculto como un as bajo la manga, eso sería volver a repetir la misma historia. Existe un cuarto supuesto…bueno, ese supuesto es posible pero es tan poco probable que mejor no tenerlo en cuenta, aunque sólo sea porque esa posibilidad poco probable sí que constituiría un auténtico problema para todos.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s