Definición de matrimonio

Perro y Gato

Os voy a hablar de “nuevos matrimonios” que he conocido:

1) Un perro y un gato. Se llevan bien, se quieren, tienen sexo y viven juntos.

2)Un hombre y su sobrina. Son matrimonio porque comparten cama y techo y tienen un proyecto de vida.

3)Una mujer y su caniche. Es un poco atípico e incluso hay quien lo cataloga de perverso, pero lo cierto es que hacen vida de pareja y se besan y se llaman cuchicuchi.

Matrimonio es una palabra ultrajada, desposeída de su sentido y por tanto no define nada, no perfila nada, no significa nada.

La nueva definición en el diccionario, en el código civil, en prensa y en el populacho es que matrimonio es toda unión de quien sea con quien le de la gana para hacer lo que les plazca el tiempo que les salga de las narices”.

Los niños pierden sus derechos y se vuelven moneda de cambio para satisfacer el capricho de los adultos.

¡Vaya empanada mental!

Yo no quiero ser menos.

Para mí a partir de hoy las bicicletas ya no son bicicletas, son caballos y los caballos, vacas y las vacas son palomas.

Que a nadie se le ocurra privarme de mi “derecho” a decidir qué son las bicicletas.

Volvemos a la torrecita de Babel o El País de los idiotas.

Anuncios

10 thoughts on “Definición de matrimonio

  1. Lo he compartido en Facebook. Está buenísimo, Luisa, sobre todo eso de llamar como quieras a lo que se te ocurra y que nadie diga nada para no ser tratados de “luisafobos”
    Besos

    Me gusta

  2. Algún día nos echaremos las manos a la cabeza y no sabremos cuando la perdimos.
    Los que están confundidos gritan, los cobardes callan.
    Y si las bicicletas son caballos, los burros son votantes.
    Y yo no necesito que me den la razón, ya la tengo.
    Saltos y brincos

    Me gusta

  3. Muy claro, y yo el tercer caso lo he visto a tutiplén
    Jejej me encanta encontrar personas con nuestra ideología, con lo que hay por el mundo hoy en día…

    Me gusta

  4. Realmente estamos como regaderas, lo peor, es que cuando esté todo del revés, va a ser bastante difícil volver a la normalidad, vamos a ver si lo paramos antes….es un buen reto!!!!!

    Me gusta

  5. ¡Que razón tienes! Lo peor es que si a los heterosexuales se nos hubiera ocurrido apoderarnos de algunos de los términos de los homosexuales, ¡se hubieran puesto como panteras!
    Besazo

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s