De día y con sol

Es decir, a las claras-sin yema-

Por lo que sea, quizás algún gen antepasado o una picadura de avispa en mi niñez, tengo cierta dinámica tipo I.

Cada día desayuno distinto, no me siento en el mismo banco en la iglesia, no puedo esperar dos días a estrenar un jersey, no aguanto con la misma plantilla más de un mes o una semana o ¿veinticuatro horas?

Entro en vuestros blogs y leo, entro y comento, entro y no comento, según el día, según la luz, según el aire que respiro o la canción que suene o la lluvia que caiga.

Igual me pasa en mi blog, al que quiero mucho- ¿se puede querer un blog? – Me gusta entrar, ver si tiene visitas, leer vuestros comentarios, me encantan,además que estéis ahí justifica que yo esté aquí.

No sé si habréis observado que a veces contesto a vuestros comentarios y a veces no. Depende. Según tiempo, aunque tengo un protocolo.

Si en una entrada “yo” contesto un comentario, en esa entrada “yo” contesto todos los comentarios.

Si en una entrada “yo” no comento, sencillamente es porque ando en otros pucheros, pero leo con atención y hasta entusiasmo cada una de vuestras opiniones, me encanta recibir besos,abrazos, saltos y brincos o simples saludos.

Vengo observando en algunos blogs que el autor del sitio contesta en una misma entrada a unos sí y a otros no. Esto no me gusta, queda mal, incluso a los que padecen susceptibilidad les puede picar el tobillo.

Reconcluyendo: agradecer vuestra compañía cibernautica y recordaros que siempre estoy del otro lado aunque a veces no os dedique unas palabrillas.

La pregunta es:

¿qué haces en tu blog con los comentarios?

o si no tienes blog ¿qué piensas de lo que hago yo?

Anuncios

12 thoughts on “De día y con sol

  1. Soy de las “tincadas”, como decimos en Chile como sinónimo de caprichosas, jeje No comento demasiado los comentarios que me dejan mis amigos -y a veces los no tan amigos- y soy de las que puedo responder unos sí y otros no, y es por “tinca” también, porque sí, diría un niño chico, pero jamás por desprecio u otras razones de ese tipo y espero que mis comentaristas que no son tantos, por lo demás, lo entiendan así.
    Algo he escrito sobre el tema, y en relación a tu pregunta: salvo casos MUY puntuales no suelo regresar a los posts que ya he visitado, por lo que es raro que me entere de que lo han hecho y cuando respondo en mi sitio a los que me han dejado algo, siempre pienso que no lo verán porque no regresarán para enterarse.

    Besos del sur del mundo, amiga

    Me gusta

  2. El 26 de octubre publique una entrada en la que se podría decir que contesto a tu pregunta, pero por si no quieres ir a buscarla te cuento que: leo tu blog y comento, luego vuelvo a ver si me has respondido y en ocasiones, muy pocas, aún añado algún comentario a tu respuesta. Tú dejas un comentario en mi blog y yo contesto, siempre y de manera individual.
    También leo los comentarios que han dejado otras personas.
    Entiendo que esto se traduce en tiempo, pero el tiempo nos lo da Dios y yo dispongo de el a mi libre albedrío, un ratito por la mañana y otro por la noche.
    Saltos y brincos

    Me gusta

  3. Bueno, vamos por partes, querida amiga.

    En primer lugar, te digo que hago exactamentre lo mismito que Ester, simpre contesto los comentarios que me dejan, todos, a lo mejor no a la misma hora por falta de tiempo en ese momento pero termino haciéndolo, comento en cada post que leo y veces que después al volver a entrar y ver la respuesta, vuelvo a re-responder, incluso me gusta cuando se crea un debate sobre algún tema. No me importa entrar en los posts leídos más de una vez y siempre leo los comentarios de los demás, a menos que sean demasiados para mis cortos espacios de tiempo, algunas veces como ahora, me dan la una o las dos de la madrugada escribiendo, porque es cuando estoy más tranquila y me puedo permitir un ratito para mí.

    En segundo lugar, cada uno es libre de hacer como quiera en su blog, está en su derecho, no podemos juzgar a nadie, si bien, personalmente y sin que sirva de apuro a nadie, me gusta encontrar respuestas en mi comentario. Nadie obliga a nada, leemos lo que queremos.

    Tercer y último lugar, (que me estoy alargando), nunca doy importancia a “cuántos” me comentan, para mí lo verdaderamente importante es saber que me leen porque eso significa que les gusta, eso me basta.

    Besos apretaos.

    Me gusta

  4. Alemamá, cuántas palabrillas hay que no conozco de tu tierra “tincadas” 🙂 Bien, es bueno saber que nunca vuelves a leer respuestas, así que en realidad no se qué hago contestándote jejeje. Está bien sentirse libre y veo que tu te sientes asi respecto a tu blog y blogs ajenos. Besos del Sur de España amiga chilena.

    Ester, yo antes hacía lo mismo que tú, pero de eso hace mucho tiempo. Me producía ansiedad. Me agobiaba estar pendiente de los comentarios, tener el compromiso de contestarlos…durante bastante tiempo dejé de contestar y ahora vuelvo a rachas, como he dejado escrito. Me encantan tus saltos y brincos. Besos amiga.

    Yeste Lima. Me encanta cuando alguien se pringa en un comentario y analiza.Gracias. Crear debate es muy interesante. Hay blogs en los que se ve esto y resulta interesante, aunque para conseguir eso, entiendo que tiene que haber un numero importante de comentaristas dispuestos a ello y no siempre es fácil. Espero que por mis afirmaciones no interpretes que juzgo a otros. Yo expreso lo que me gusta y lo que no me gusta pero partamos de la base de que absolutamente todos y cada uno podemos hacer lo que nos de la gana. Y en relación a que nos lean aunque no comenten, estoy de acuerdo contigo porque yo misma lee mucho más que comento, pero por otro lado, si nadie comenta, al menos a mí, me asalta la duda ¿habrá alguien del otro lado Luisa o te estás escribiendo a ti misma? Me encantan los besos apretaos 🙂 otro para ti también.

    Me gusta

  5. Hay blogs muy interesantes o simpáticos que leo, en los que no comento nada nunca; creo que merece la pena que sigan existiendo y el autor o la autora seguro que lo saben.
    Si comento algo, me gusta que me contesten, pero no lo espero, porque intuyo la falta de tiempo.
    Como ves, puedes sentirte leída, querida…… y puedes seguir haciendo lo que quieras, según caiga la lluvia o caliente el sol.
    Hasta pronto Chiqui

    Me gusta

  6. Amiga mía, hay blogs fantásticos ciertamente.
    La falta de tiempo es importante. Al principio yo le dedicaba muchas horas a este hobby pero cada vez son menos y eso se traduce en lo que leo y lo que escribo.
    Digamos que se hace lo que se puede.
    Un beso Pipa

    Me gusta

  7. Yo intento contestar todos los comentarios, básicamente porque me parece de cortesía y porque favorece el intercambio de ideas.
    Salvo casos muy puntuales en los que he estado de viaje y no he podido contestarlos, suelo hacerlo.
    Pero creo que este mundo cibernético lo mejopr que tiene es que eres totalmente libre para hacer lo que te da la gana, así eres totalmente sincera, sin rollos ni entresijos y eso es maravilloso.
    Besazo

    Me gusta

  8. Totalmente de acuerdo Dolega en lo de la cortesía y el intercambio de ideas, pero la vida nos limita y por eso, supongo, cada uno hacemos lo que podemos.

    Pero por encima de todo está el hecho de sentirnos libres en nuestro blog, sin sentir la presión de contentar a los demás.

    Un beso

    Me gusta

  9. Contestar a los comentarios, siempre contesto. Si alguien se ha tomado la molestia de leerme y comentarme, ¿por qué no voy a tener yo tiempo de contestarle? De hecho, los blogs que no contestan a sus comentaristas me dan cierta sensación de despego o altanería. He de aclarar, que siempre he considerado que mis entradas no están nunca completas hasta que no llega el último comentario: la opinión de mis lectores es la banderilla final, el punto de sal. Los valoro y los respeto y muchas veces, saco ideas nuevas de ellos.
    Otra cosa es comentar yo en otros blogs. Para eso soy muy sincero. Si no tengo nada que decir, no lo digo, aunque lo que lea me haya encantado. Si comento, es para intentar aportar algo o al menos para hacerlo con cierta elegancia. No valgo para poner, por ejemplo, qué bonito. O escribes muy bien, besos… No, no, no. Cuando comento, lo hago poniendo tanto interés como cuando escribo una entrada en mi blog. Con la misma seriedad.
    En fin, amiga, que un placer y que no abandones nunca (o que no te abandone a ti) esa dinámica tipo I que te acompaña. Porque en la variedad está el gusto. Y renovarse, es nacer de nuevo cada día.
    Abrazos.

    Me gusta

  10. Gracias Jesús por dejarme tu opinión.

    Un comentario muy completo que me sirve para reflexionar, cosa que siempre agradezco.

    Ciertamente muchas veces no sé qué comentar en otros blogs, a veces lo hago sencillamente para darle a entender al bloguero que leo que su blog me gusta aunque mi comentario sea intrascendente.

    Gracias por pasarte por aquí amigo bloguero.

    Un beso desde el Sur de España 🙂

    Me gusta

  11. Así es Susana. Yo tb creo que en una entrada lo suyo es contestar a todos. Pero también es verdad que alguna vez se me ha podido pasar. Un beso amiga bloguera.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s