A todos los Remigios que quedan en España

D. Remigio estaba chapado a la antigua.

Fumaba en una pipa que había conservado con devoción por aquello de ser herencia del padre de su señor padre; impecable dentro de su camisa almidonada y su traje oscuro, siempre a juego con el sombrero.

D. Remigio era funcionario del Estado, pero no de los escribanos corrientes; él, más; él, mucho más; un pez gordo que gustaba de cenar en los mejores salones de la ciudad, siempre del brazo de su santa esposa, siempre sonriente, siempre sumisa.

Tenía la costumbre de llegar al trabajo muy temprano, no tanto con la idea de trabajar como con la necesidad de controlar y así, las primeras horas de la mañana las paseaba yendo de un despacho a otro poniendo tildes y acento a todo lo que fuera objeto de mira, siempre claro está, desde su punto.

Gustaba que se le hablase de Don y siempre de usted,  pagado de sí mismo, no desperdiciaba codorniz a la que pegar un tiro, o dicho de otro modo, sus conversaciones comenzaban y acababan siempre poniéndose de ejemplo y haciendo crítica de lo ajeno.

Era petulante, puñetero y  vanidoso, presto a hacer daño bajo la más hipócrita de las sonrisas.

Los días que D. Remigio se ausentaba sin previo aviso eran días de expansión, posiblemente más productivos que cuando él estaba, ya que su ausencia llenaba la atmósfera de paz y alegría.

-Fernandez, D. Remigio al aparato, ¿cómo va todo?

-Bien D.Remigo, todo en orden.

-Estupendo, sólo llamaba para decir que esta mañana no he ido porque tenía cita con el médico, me llamaron del Ministerio, sí, sí hablé con el Presidente, sí, sí me quiere muchísimo, me tiene en alta estima, soy su mano derecha, lo dicho, que tengo un gripazo espantoso y guardo cama.

Era, pobre hombre, digno de lástima y compasión pero jodío como él solo. Descanse en paz.

Anuncios

9 thoughts on “A todos los Remigios que quedan en España

  1. ¿Y ahora que te digo yo? ¿Descanse en paz? ¿que se le unan pronto los demás Remigios? ¡Uf! un dilema. Mientras lo pienso te dejo un abrazo

    Me gusta

  2. Buff, su vida debe ser una amargura, pero lo importante es intentar alegrarles la vida… con alegría cristiana…

    Me gusta

  3. Qué triste es la alegría producida por la ausencia de alguien.
    Verdaderamente el Sr. Remigio se lo debería de mirar, hablar para sí mismo y darse cuenta de que algo falla en él o algo no hace bien cuando su ausencia produce alegría y por ende mejor calidad en el trabajo. Pregúntese Sr. Remigio, pregúntese y si encuentra la respuesta, pues nada, a arreglarlo y si no, pues a chorrarla y no lo dude, vaya muy a menudo al médico para estar supersano.

    Me gusta

  4. Coooorcho, Luisilla. Qué retrato robot. Encajan en él muchos Sr. Don fulano. Los que creen que el ojo del amo engorda el caballo y que su presencia acogota…Vanidad de vanidades. Dicen que muere después que uno mismo. ¿Es una historia real? Si es así, descanse en paz..

    Me gusta

  5. Sí, descanse en paz, yo también he conocido alguna persona que coincide con esta descripción y realmente es difícil de llevar en esta vida.

    Me gusta

  6. Hay, hubo y habrán muchos Remigios con otros nombres.

    Lo peor o mejor, según se mire, que tienen esos personajes es que ellos viven ajenos completamente a la animadversión que despiertan en los demás, son felices con su forma de ser, incluso se felicitan por su actuación en cada momento y en su prepotencia, les es indiferente la felicidad o la congoja de los demás.

    Así que, sea como sea, que descansen….que descansen mucho y en paz consigo mismos si es que pueden.

    Besos apretaos, muy apretaos, amiga Luisa.

    Me gusta

  7. Tengo que deciros a todos que mi D.Remigio particular está vivito y coleando y que le deseo larga vida aunque no puedo evitar pensar que el día que falte diremos aquello de: “tanta paz lleves como dejas” 🙂

    Besos, besos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s