¿Estás contento/a…?

¿Estás contento conmigo, hijo/a?

Esta pregunta me ha venido a la mente como consideración a ser tenida en cuenta.

Los padres, normalmente, hablamos de nuestros hijos, de como se comportan, de que nos tienen contentos…o no.

Pero…¿y nosotros? ¿Cómo nos portamos con ellos?¿Qué grado de satisfacción les provocamos?

Esta entrada es como un mar de dudas expresada en formato pregunta.

¿Están mis hijos contentos conmigo? ¿Soy una madre buena?¿Comprensiva? ¿Dialogante? ¿Me pongo en su lugar?

¿Cuando tienen un problema o meten la pata saben que pueden acudir a mi o me horroriza su sinceridad?

Los padres, las madres, nos centramos mucho en las expectativas que tenemos respecto a los hijos, pero…¿Y ellos? ¿Qué esperan ellos de nosotros? y sobre todo ¿qué necesitan de nosotros?

Como persona, como mujer y como madre, lo que más me importa en esta vida son mis hijos, nada hay más importante, en nada he invertido más tiempo o dinero, no ansío otra cosa que su felicidad, que yo traduzco en honestidad y coherencia de vida entre otras cosas.

¿Dedico tiempo a mis hijos? Y no me refiero a hacer de chófer, que se me da de maravilla.

¿Hablo con ellos? Y no me refiero a despachar asuntos o hablar del tiempo.

Cierto es que según van creciendo menos quieren hablar, menos tiempo quieren compartir y más autónomos son-llega un punto en que una deja de ser chófer sencillamente porque le quitan el coche-

Pero…¿están contentos mis hijos conmigo?

No hablo de tenerles la ropa preparada, ni de hacer comidas ricas, ni siquiera de darles buen ejemplo.

Como madre me veo en la obligación de enseñarles pero…¿aprendo yo de ellos?

Ser madre-padre-no es una tarea fácil, ni puede darse por bien realizada esta función, porque siempre podemos mejorar, siempre podemos querer más y mejor y siempre podemos hacérselo llegar con mayor claridad, sin necesidad de arrumacos o moralinas.

Anuncios

10 thoughts on “¿Estás contento/a…?

  1. Muy importante comprender desde ambas partes ambos lados, los hijos nunca saben lo complicado que es para los padres, y los padres no lo saben de los hijos, por eso se necesita diálogo…

    Me gusta

  2. Querida Rocky, el diálogo es vital pero estoy contigo en desacuerdo 🙂
    Los padres Sí sabemos porque antes de ser”monjes fuimos frailes” o dicho de otro modo “antes que madre fui hija”. Atravesé las nubes y nubarrones de la adolescencia y de la juventud, quizás por eso puedo comprenderlo todo, aunque no lo comparta todo.
    Besos

    Me gusta

  3. Nunca se termina de aprender a ser padres, no te dan un manual cuando nacen tus hijos, cometes errores, intentas rectificar, más tarde crees ya lo sabes todo, y al final tienes dudas… ¿estas contento/a? quizás más bien satisfecho, por el amor y dedicación que hemos puesto en el empeño.
    Pd. Hola “Luisa”, creo que quisiste hacer un comentario en mi blog y parece ser que no entro ¿puede ser un problema de mi blog? ¿Tuviste algún inconveniente? más que nada por subsanar si hay algún error, aunque no creo, pues nadie me dice nada al respecto.
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Cuando eran pequeñas, los domingo mientras comíamos cada uno exponía como veía a los demás, mi hermana es una abusona pero me quiere, tu papa a veces haces ver que me escuchas, mama me gustaría que te fiaras mas de mi…
    Aprendíamos mucho de esas conversaciones, hablamos abiertamente entre nosotros y se que me quieren y ellas saben que las adoro, pero mañana cuando venga y nos demos los besos les volveré a decir que las quiero.
    Abrazos

    Me gusta

  5. Sospecho que los hijos nunca están contentos de sus padres, es ley de vida. Cuando ya no nos tengan cerca, entonces nos echarán de menos. Un beso.

    Me gusta

  6. Jose bienvenido a este blog. Me gustó visitarte y te dejé un comentario pero después no lo vi. A veces escribo y doy a los botones rapidamente y no me paro a comprobar, así que más bien sería precipitación mía que un problema con tu blog. Gracias. Como padres sabemos perfectamente el amor y dedicación que tenemos a nuestros hijos, pero la pregunta era referida a “ellos”. ¿Estarán contentos con nosotros? Nosotros que nos dejamos la piel en el camino, a pesar de los pesares que en esta vida no faltan.

    Ester, esas conversaciones que teniais ¿Ya no se dan? En la tertulia del cafelillo y los pastelitos? Es importante besar y abrazar, es importante hablar, pero te digo lo mismo que a Jose ¿tus hijas están contentas contigo? Seguro que sí 🙂

    Susana, es cierto que los padres generamos cierto grado de insatisfacción en los hijos, entre otras cosas porque nadamos contracorriente, pero también es verdad que aunque se muestren quejosos en muchas ocasiones, de sobras saben que cuando el problema aprieta encuentran cobijo en nuestros brazos.

    A todos: ¡¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!!!

    Y BESILLOS 🙂

    Me gusta

  7. Gracias, Luisa, por tu comentario en mi blog.

    La verdad es que ser padres es una tarea dificil, algo que nadie nos enseñó a serlo pero que, con nuestros errores vamos aprendiendo a ser mejores padres, pero siempre lo hacemos con todo nuestro amor desinteresado.

    Interesante tu entrada, Luisa.

    Un beso.

    Me gusta

  8. Además del amor que ponemos, María, a mi me ha enriquecido mucho la experiencia de otras personas, poder pedir consejo, echar mano de lecturas de formación y bueno, además rezar, que eso hace mucho. Por lo demás, seguimos a pie de batalla en el día a día, intentándolo, buscando luces 🙂
    Gracias por pasarte por aquí Maria.
    Un beso

    Me gusta

  9. Creo que hay que esperar.
    Cuando la relación se convierte en madre/hijo ambos adultos, es cuando se puede ver el verdadero grado de satisfacción de ambas partes porque hasta entonces, antes que madres somos educadoras y ellos antes que hijos son educandos.
    cuando los hijos se convierten en adultos es cuando se descubre el fondo.
    Besazo

    Me gusta

  10. Estoy de acuerdo contigo Dolega, de hecho estoy convencida plenamente que “nada se pierde”, que todo lo que hemos sembrado está ahí y en algún momento florecerá. Mis hijos ya van siendo mayores y ciertamente la relación va cambiando y es muy grato descubrir qué majos son, por mucho que en otras ocasiones me pongan de los nervios.
    Besos grandes, como tú

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s