Dieta y ejercicio

luisaInsisto en mi campaña publicitaria de hacer dieta y ejercicio, entendiendo por dieta el cuidado de la alimentación, que para mi gusto debe ser completa pero contenida.

El ejercicio es una carga de endorfinas que proporciona felicidad, así que de momento y a falta de otras fuentes de alegría, me abono al placer de sudar la camiseta hasta decir basta.

El caso es que mis conversaciones se vuelven repetitivas aunque procuro ir seleccionando victimas diferentes para poder dilatarme en el diálogo que a mí me gusta, aunque no siempre van los tiros por donde he apuntado.

-¡Luisa se te nota un montón!

(y yo, cara de felicidad)

-¡Sobre todo en la cara!

(y ahí es donde quito la cara de idiota mencionada hace dos frases)

Vamos a ver señores: seamos serios. Una casi cincuentona como yo, madre de cuatro hijos formidables, se dedica a fundirse y a controlar lo que come con el mero afán de que se le note en…¿LA CARA? ¿EN LA CARA?

Como comprenderéis mi objetivo está centrado en otra parte//otras partes de mi anatomía, no precisamente en la cara.

Cuando consigo reconducir el hilo de mis diálogos, siempre hay un alma genorosa que apuntilla:

-No, no, se te nota en todo el cuerpo.

Y esta es la entrada en la que me dedico un aplauso por ser una tía cojonuda que está perdiendo todo el peso que ha atesorado después de muchos años de recaudación.

Anuncios

5 thoughts on “Dieta y ejercicio

  1. Permítame señalar, señora mía, que para contestar a sus preguntas debemos conocernos un poquito más.

    Eso sí, hago ejercicio prácticamente todos los días de la semana; mi proyecto a medio plazo, es correr una media maratón.

    Por otra parte, debo decirle que, en cuestiones de alimentación, como en casi todos los aspectos de mi vida, me debato entre el ser y el deber ser, dicotomía esa que ocupa gran parte de mi tiempo y me proporciona impagables momentos de pecado.

    Con Dios, señora mía

    Me gusta

  2. Plas, plas, yo también te aplaudo, se necesita fuerza de voluntad para no comer lo que apetece.
    Yo no me atrevo, se que me llevaría la contraría acabaría discutiendo conmigo, me gusta comer y sobre todo comer mal, porque está muy bueno.
    Saltos y brincos por una chica decidida.

    Me gusta

  3. Querida Sarracena-permitame el cariño, que para eso es fiesta-entiendo muy bien esa dicotomía pecaminosa que extiende su abanico no solo en el tema alimentos sino que va más a más, más a más. Pero ya veo que lo combate con ejercicio y además lo confiesa, lo cual le convierte en una pecadora.. sino arrepentida, al menos confesa 🙂

    Ester. Estoy saltando ante tus aplausos y me muero de alegría. Sí que hace falta voluntad y estoy tan sorprendida de mi misma que si pudiera pintaría “esta voluntad” en un lienzo para recordarlo toda la vida. Pero el arte de la pintura no alcanza mi deseo. El tema está en que he dejado de discutir conmigo misma y mis ganas y yo hemos llegado a la misma conclusión: queremos estar delgadísimas y monísimas 🙂

    Besos festivos a las dos aunque yo, hoy, este año, suprimiría esta fiesta.

    Me gusta

  4. Hola!!! No me digas que eres tu…no digas tu edad porque no lo aparentas para nada, la verdad es que me alegro de tu fuerza de voluntad, a ver si el próximo lunes me animo, jeje, un abrazo!!!

    Me gusta

  5. Quedateenminube…¿cómo que no te diga que soy yo? ¡soy yo! ahora el tema está en…¿quién eres tú? ¿nos conocemos? cuéntame, cuéntame 🙂

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s