El baile de los puñales

Como dos guerreras.

Cada mañana maquillan su cara con pinturas de guerra. El rimel más caro del mercado se pasea por sus pestañas. El perfume más chik anuncia su presencia aún antes de que les veamos llegar. Y llegan. Y comienza el baile de los puñales-no confundir con “pañales”-

Andan a la gresca y andan malcaradas. Se miran mal, se hablan mal, se sienten mal. Digo yo. Porque comenzar la jornada pensando qué putadita voy a gastarle hoy debe ser desconsolador, aunque en el fragor de la batalla y ávidas de sangre, posiblemente no sean conscientes del nivel inhumano que alcanzan sus analíticas.

El problema subyace y florece como las amapolas en el campo.

Un día se quisieron y ahora se odian. El amor que quedó de una interesada amistad ha desvirtuado en ríos de tinta y llamadas de rabia al que está por encima de ellas.

El silbido de los puñales nos atenaza y pensamos que en nuestros sueldos debería haber un suplemento por peligrosidad pero…lo peor está por venir.

Yo, por si acaso me he encargado un escudo de perlas blancas, que no hay que descuidar la estética, sobre todo si amenaza con ser noticia en prensa.

En mi mesa y siempre a mano tengo la cámara del móvil operativa, por si esto hay que grabarlo y subirlo a Youtube o por si se admitiese como prueba en un juicio.

Calcúlo que el final de la historia no será en fondo rosa. Una lástima.

Y es que no hay mayor peligro que una disputa entre mujeres que se la tienen jurada.

Anuncios

6 thoughts on “El baile de los puñales

  1. Ufff. Que cansado.

    Como pecadora confesa, prefiero practicar la indiferencia, sin lugar a dudas.

    Me gusta

  2. No se si mi casco azul me servirá de algo esta vez. Lo del escudo protector de la guerra de las galaxias me está fallando

    Me gusta

  3. Espero que no llegue la sangre al río, que Moises no vuelva a teñirlo de rojo.
    Ya contarás como van sucediendo los días en la oficina. Abrzos

    Me gusta

  4. En la mayoría de los empleos, lo difícil no es saber llevar la carga del trabajo
    sino saber llevar la carga de las personas que trabajan contigo.

    Hasta en el mejor Restaurante aparece un pelo en la sopa, PUAJJJ qué asco y lo
    peor es si ocurre casi a diario.

    A mí juicio, el mejor gobierno es el que deja a la gente más tiempo en paz.
    El sentido común es el arte de resolver los problemas, no de plantearlos.

    En fin

    Padre Nuestro que estás en los Cielos……….AMÉN.

    Me gusta

  5. Sarracena, más que cansado es agotadorrrrrr, sobre todo para quienes no tenemos nada que ver pero se empeñan en involucrarnos. Claro que conmigo dan en hueso…como estoy tan delgada 🙂

    Pipa. Ahora entiendo muy bien lo de la manzana podrida en el cesto de manzanas sanas. Es impresionante el efecto.

    Echeyde. Yo que tú probaría la capa invisible de Harry Potter y si no ya buscaremos otro artilugio.

    Ester. Los días en la oficina son fantásticos…si no fuera por estas cosillas. Lo de la sangre no te lo puedo garantizar y mira que la mancha es dificil de quitar digan lo que digan los publicistas de detergentes.

    Richard: “A mí juicio, el mejor gobierno es el que deja a la gente más tiempo en paz” Esta frase tuya es buenísima!!!!! casi tanto como que mañana es VIERNES!!!!!!!!!! Bendito sea Manuel 🙂

    Besos a todosssssssssssssssssssssssssssssssssss.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s