El lado oscuro

El lado oscuro. Le salió como un torrente de sangre.

Tenía su lado oscuro. Pobre criatura. Tan pagada de sí misma, tan segura de estar en la verdad…Se disparó. Como se dispara una escopeta-hay que meter balas- Y había en la recámara, en los bolsillos, por los suelos…

Y se dejó llevar por la adrenalina que segrega la guerra.

Salió su lado oscuro, la tigresa que lleva dentro, el huracán que no da tregua, el volcán en erupción…en fin, supongo que sabéis a qué me refiero; no estoy hablando precisamente de corderos, más bien de lobos, sin Caperucita ni laralaralarita.

¿Y ahora qué?¿Qué nombre le ponemos al niño?

Lo bueno es que todos tenemos un lado oscuro y digo esto porque mal de muchos consuelo de tontos. Y yo la primera, que nunca me gustaron segundas plazas.

Al ruedo, al lodo, de perdidos al río. Ya se sabe.

Y a plegar velas, y remar mar adentro y pedir disculpas y venga ese abrazo.

Hoy me he equivocado.

Me equivoco tantas veces…

Anuncios

12 thoughts on “El lado oscuro

  1. Eso es bueno, Luisa, porque esa parte oscura también es la verdad de cada uno de nosotros. Si nos quedamos sólo con los días buenos, con los días de gloria, sacamos una imagen falsa de nosotros mismos. Conviene que haya días oscuros que nos recuerden nuestro lado negro y nos hagan ser prudentes.

    Me gusta

  2. Si algo me ha enseñado la vida y, en especial, mi profesión, es que todos somos capaces de casi todo en las circunstancias adecuada, de lo que se sigue que guardamos oscuridad y luz y que será la vida y sus pesares los que nos den la medida de nosotros mismos.

    Y, ahí, en los pesares de cada día, forjamos lo que somos teniendo en contemplación lo que pretendemos ser.

    Y en esa lucha, eterna, entre el ser y el deber ser, tropezamos y caemos y nos volvemos a levantar y seguimos nuestro camino.

    Y, en ocasiones, nos toca la gracia y estamos exactamente donde debemos estar y somos exactamente como debemos.

    Pero, ay, son tan pocas…. que debemos aceptar con humildad nuestras debilidades

    Me gusta

  3. Pues se pide perdón y adelante… A veces se queda uno muy sorprendido de uno mismo, pero es que todos tenemos dentro “de todo”.
    Estas cosas ayudan a ser mas comprensivo cuando lo ves en los demás.
    Todo tiene su parte positiva…no pasa nada.
    La foto que has puesto, realmente asusta, espero que mañana pongas algo precioso.
    Un abrazo Chiqui

    Me gusta

  4. Así es Fernando. Somos los que somos con lo bueno y con lo malo. Nadie es perfecto así que tampoco hay que asustarse en demasía cuando nos sale el lado oscuro 🙂
    Besotes

    Me gusta

  5. Lo reconozco Sarracena, soy débil y peco. No pasa nada. Me arrepiento y me confieso y sigo intentándolo. Más me preocupan aquellos que nunca se arrepienten de nada y que no están dispuestos a cambiar. Yo no pierdo la esperanza.
    Besotes

    Me gusta

  6. Pipa yo a veces me sorprendo de mi, pero en el sentido de que me veo cada día más maja y más buena gente jejeje.

    He pedido perdón, por supuesto. El hecho de que hubiera una provocación previa no resta a la realidad irrefutable de que no debo perder nunca la calma. Y a mi es que el mar me calma-no se si lo sabes :)-así que esta tarde me tiro de cabeza al Mediterráneo que es el que me pilla más a mano.
    Besotes Pipa

    Me gusta

  7. Afortunadamente, Luisilla, tenemos esos traspiés que nos recuerdan que somos limitados. Nos dan la oportunidad de pedir perdón, que es otra forma de amar.
    Dios nos libre de los “perfectitos”. Un beso, fuguilla mediterránea.

    Me gusta

  8. ¡Y qué de oportunidades de amar tenemos eh Sunsi! No entiendo por qué dicen aquello de que el hombre es el único que tropieza dos veces en la misma piedra. ¿Por qué dicen DOS?
    Besotes amiga mediterránea

    Me gusta

  9. Todos nos equivocamos ¡tantas veces! pero lo importante es darnos cuenta de que la hemos cagado y aprender para intentar no volverlo a hacer. 🙂
    Besazo

    Me gusta

  10. La verdad, Dolega,es que es de los errores de donde más se aprende y nos ayuda a conocernos mejor. Total, que si no fuera por el berrinche sería la leche!
    Besote Dolega.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s