De compras por Madrid

No es el caso, pero quería comprobar si el título atraía visitas 🙂 Disculpad-me.

De todos modos el título se aproxima a lo que quiero contaros: la gran gesta de ésta fémina, que sin ser Isabel-aunque sí católica-también sabe luchar y defender lo que es suyo.

Ayer. Viernes.  Ikea. Yo.

Buscaba concretamente una cosa y no la encontré por estar agotada-la cosa, que yo también- Y bueno, ya que estaba allí, pensé acercarme a ver las lámparas, siempre por necesidades domésticas, y de allí salté a los cuadros, a los espejos, a los floreros-incluso a los floreros que no son lo más para mí- y fui ubicando mentalmente todas esas cosas en mi hogar.

Para no cansaros. Finalicé mi visita sin pasar por caja-nadie piense mal que no robé- No compré nada. Una mujer joven y guapa como yo, un viernes de asueto y en un enorme comercio con de todo…¡no compré nada!- aquí me gustaría oír aplausos-

No lo hice por varios motivos: primero, porque mi objetivo era el artículo “agotado en existencias”, segundo porque digamos que los días 25 de cada mes no tienen la misma alegría y frescura que los días 1 y, por último, porque realmente no quise dejarme llevar.

Ando dándole vueltas al asunto de la “adición al consumo”.

Personalmente creo que hay que hacer circular el dinero y darle vida al comercio, porque detrás hay millones de personas que viven de eso, pero también creo que somos adictos a consumir, a comprar por comprar, aunque sean pequeños desembolsos. Y ciertamente si nos paramos a pensarlo reconoceremos que para vivir y ser felices nos está sobrando la mitad de lo que atesoramos.

La pobreza cristiana y la austeridad son virtudes señoriales que se han devaluado lastimosamente en este siglo.

¡Tanta afición a las cosas de la tierra! —Pronto se te irán de las manos, que no bajan con el rico al sepulcro sus riquezas.
Camino, 634

Anuncios

12 thoughts on “De compras por Madrid

  1. Jajajaja, qué astuta.

    Hiciste bien en no comprar, Luisa. Acumulamos cosas y cosas de las que sólo usamos un pequeño %. Si todo lo que hemos comprado inútil lo hubiéramos ahorrado y dado a los pobres ahora seríamos riquísimos.

    Al menos yo.

    Dicho esto, ¡¡Viva Ikea!!

    Me gusta

  2. Plas, plas, plas: Mis aplausos. Y jajaja mis carcajadas.
    Tienes razón compramos por comprar sin tener ninguna necesidad, y a veces sin saber donde lo pondremos o cuando nos lo pondremos.
    Escrivá de Balaguer, no me acostumbro a anteponer San, ¡cachis! Siempre dando buenos consejos. Años que no leo Camino, y así me va.
    Abrazos

    Me gusta

  3. Tienes toda la razón. Si diéramos un repaso a cada casa , casi se podría poner otra.
    Ni te cuento a los armarios…cuando hay en estos momentos tanta gente que no tiene de ná.
    Una forma muy simpática de animar a comprar lo necesario y a no acumular, que esa es otra.
    Felíz fin de mes!!!

    Me gusta

  4. Jajaja, qué pillina!!! (con respeto)

    Estoy en las mismas, no se si porque aún soporto la cuesta de Septiembre pero me he dado cuenta por fin! que en casa no cabe más, (jaja)…eso y hablando más en serio, estamos en una dinámica que parece que no podamos parar y si podemos, sólo basta con saber de verdad que es lo que nos hace falta y comprar lo que se necesita sin caer en compras innecesarias por más que nos resulten de lo más atractivas, que lo son…

    Feliz fin de semana!

    http://quedateenminube.blogspot.com.es/

    Me gusta

  5. La tentación no vive arriba… sino en las grandes superficies de IKEA. jajaja…Buenoooo. Qué peligro. Afortunadamente no lo tengo a mano. Un 10, Luisa. Me parece de “Cum Laude” que no te hayas inventado una necesidad paseándote . por La República Independiente, que todo es tan apetecible… Pero ahí le diste. Y estoy al 100% de acuerdo contigo. Tener un hogar agradable, cálido, con los detalles necesarios para que se esté a gusto, no está reñido con la austeridad. Y si algo no hace falta, ¿por qué comprarlo?

    Chapó en la elección del punto de “Camino”. Un beso, querida fuguilla.

    Me gusta

  6. ¡Te pongo un monumento!
    Yo, cuando no hay lo que voy a buscar, cuando no encuentro lo que quiero, cuando mi marido me mira por encima de las gafas, cuando vamos de salida…¡cojo un paquete de velas! 😛
    Besazo

    Me gusta

  7. FERNANDO. ¡Viva Ikea! Pero hablando en serio, estoy por crear escuelas contra la adición del consumo, quizás podría patrocinarme El Corte Inglés jejeje

    ESTER. Entiendo muy bien que te cueste lo de “San”. Yo ahora me imagino tener que anteponerlo a Juan Pablo II y me cuesta 🙂 un santo como una catedral pero al que ya tengo el hábito de llamarle por su nombre.

    PIPA. ¡Exacto! Lo que hay que comprar se compra, el problema es que andamos siempre excediéndonos y lo peor es que nos parece lo normal. En fin, voy a ver si me re-educo.

    NUBE, querida, lo de pillina me encanta, no te excuses 🙂 Entiendo que además de personas, como mujeres, tenemos un problema añadido. Estamos hechas para consumir jejeje

    SUNSI. La tentación está en todas partes jejeje. Lo bueno es conjugar sensatez con sencillez…¡casi ná!

    SUSANA. ¡A que sí! Yo salí de allí sintiéndome realmente heroica. Gracias.

    DOLEGA.¿Puedo elegir la ubicación? …la del monumento, digo 🙂 Lo de las velas lo entiendo muy bien ya las malas las galletitas de chocolate que tienen en la tienda frente a las cajas jejeje

    Muchos besos a todos y muchas gracias por estar ahí 🙂

    Me gusta

  8. Hasta la alusión a la pobreza cristiana (pregonada, no asumida) incluída iba bien. Pero esa cita última, que supongo que pertenece al libro de Escrivá de Balaguer, me rompió los esquemas. No porque no esté de acuerdo, que lo estoy. Si no porque el tópico (sí, reconozco que es un tópico) que conozco de la Obra, no es precisamente el del voto de pobreza, aunque puedo estar equivocado.
    Un beso.

    Me gusta

  9. Miguel. En realidad llevas razón. Los cristianos hablamos de pobreza pero vivirla nos cuesta más. Tb es cierto que en la Obra no se hace voto de pobreza porque no existen los votos. El tópico es fácil de desmontar pero para eso hay que mostrarse receptivo y, yo,por ejemplo,te puedo decir que mi economia está al limite y eso que me siento una privilegiada pero un sueldo de funcionaria rasa con 4 hijos no da para mucho. En la Obra hay gente de todas las clases sociales y cada cual personal y libremenre saca adelante su economía. No te dejes llevar x tópicos Aqui me tienes para cualquier duda o curiosidad sana que quieras conocer. Un beso

    Me gusta

  10. MARIA JESÚS. Jejejeje…¿te lo creíste? Pero ¿todavía dudas de mí? 🙂
    El caso es que lo mío no tiene arreglo, tengo tendencia a meterme en estos huertos.
    Besos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s