El estrés del éxito

Dado el éxito que está teniendo mi primera novela, el estrés se ha apoderado de mí y me voy a tomar un kit kat novelisticamente hablando, para desestresarme.

Me estoy divirtiendo un montón yo sola conmigo misma pensando si caso a Ángel Gaucín, si lo mato, si le busco una amante, si lo lanzo al estrellato o si le dejo envejecer.

Pero todo escritor que se precie-yo me aprecio mucho-necesita ciertas condiciones para escribir y la ajetreada vida de ésta que suscribe, madre de cuatro hijos, funcionaria de profesión y periodista frustrada, todo ello digo, dificulta mi concentración-qué envidia del starlux-

¿Lo ideal? Una cabaña de madera en el campo, con esa chimenea encendida, con ese caballo pastando a la misma puerta, y una manta de cuadros que me arrope.

Mientras consigo estas condiciones óptimas dejo un WIDGET en el margen derecho “Novela en construcción…” para facilitar su lectura o refrescaros la memoria cuando me lance al Capítulo V 🙂

Recordad que en este blog siempre se agradecerá la sinceridad en los comentarios.

Anuncios

24 thoughts on “El estrés del éxito

  1. Ayyyyyyyy, no se me estrese, señora mía. Por favor.

    Visto es perspectiva, normal que a la tal Andrea se le abrieran los ojos como platos: el protagonista no es un adefesio y además, tiene guita.

    Por otra parte, dudo que tras un momento initimo (o varios) se nos prometan matrimonio. Más bien, estaríamos en el escenario de “veamos a donde nos lleva esto” O sea.

    No se, tal vez eche en falta más naturalidad que su novela NO ES un culebron, idílico e irreal. O sea, un tertius genus entre lo procaz y lo innecesariamente ñoño. Y no me refiero al sexo, sino a la actitud de los personajes, su talante, su manera de ser. O esta acorde con su realidad social o nos ha explicar las razones que los asisten para estar fuera de contexto.

    Hala, con Dios. No se me agobie.

    Me gusta

  2. No te voy a sugerir nada, relájate, piensa con calma qué vas a hacer con Ángel, pensando siempre en el final de la historia, ya sabes, y disfruta tu kit kat, que estás a tope!!

    Me gusta

  3. SARRACENA.¿Tengo que recordarle que los flechazos existen, que hay personas partidarias del matrimonio desde el minuto cero…?

    En todo lo demás sí o sí, me parece usted locuaz y pizpireta aunque no sé si le mueven los celos de mi éxito o el deseo de apoderarse de mi novela.

    Por lo demás, aunque le llamamos “novela” no nos llamemos a engaños, esto es sólo un ensayo:) Aunque cabe la posibilidad de que la historia sea un poco disparatada o desfasada en tiempos, en realidad, puede ser lo que a mi me plazca, aunque ciertamente si no fuera del gusto de mi público no tendría sentido mi vanidad.

    Y sí es verdad que para escribir necesita una cierta soledad, o silencio, o más de quince minutos sin que alguien hable, llame o pida algo.

    Dicho lo cual, me encanta su comentario. Usted siga, que llegará el día en que nos encontremos.

    Besos mil canjeables por la ópera que usted prefiera

    Me gusta

  4. ROCKY. Tú no te preocupes, que yo vivo permanentemente estresada-entendido como mujer en tensión, alerta, presta a..- Los despegues son difíciles pero más difíciles son los aterrizajes.
    Mientras seguiré con mis ideas, las cotidianas, y de vez en cuando atacaré con un nuevo capitulo.
    Besos mil

    Me gusta

  5. Me voy a permitirme sugerir… espera que lo piense.
    Hubo un tiempo en el que había novelitas cortas de fácil lectura, especialmente para niños que admitían todos los finales, así que te sugiero que lo cases, lo mates, le busques una querida y en cada artículo deberás poner Si no os gusta este final volver a la página (articulo en este caso), 37 bis y en el final del 37 bis, darás opción a escoger otro final distinto, así cada uno verá el final que más le guste
    – Jubi, mira que eres liante, el otro día la organizaste con el tipex y hoy lo vuelves a hacer a mayor escala.
    Saludos

    Me gusta

  6. Encuentra la cabaña, la chimenea, la copa de vino, encuentra lo que necesites para desestresarte y sigue escribiendo. Un abrazo

    Me gusta

  7. La verdad?, la verdad?, la verdad?, me he enganchado, continúa, quiero saber más.
    Y Como si de un intermedio se tratara y dado que soy muy de peliculas intrigantes y de suspense, pues estoy pensando que él lo que verdaderamente quiere es……. pero ella no creo yo que …… en fin, no sé si puedo pensar en voz alta ó mejor dicho no debo, pues dado que la continuación te va saliendo conforme escribes, si doy opiniones puedo “RECONDUCIRTE” y eso no quiero, pero como si de un juego se tratara, voy a seguir la historia y a ver si acierto en algunas cosas.
    Qué bien te lo pasas puñetera, continúa, es divertido y ameno.
    Saludos.

    Me gusta

  8. Pues claro que lo se; es más, yo me enamore en el minuto uno y en el dos, tenía claro como y con quien quería pasar el resto de mi vida. Y eso fue, más o menos, en el pleistoceno superior. Y ahí sigo (seguimos) 31 años después.

    Y mire usted por donde, heme aquí viendo como se organiza la otra generación.

    O sea, que si, claro que hay de todo. Lo que no obsta para que, en términos generales, la cosa sea casi anecdótica.

    Dicho esto, escriba usted como le salga
    Porque, en realidad, ese acto (tan íntimo) le pertenece a usted y a nosotros, sus lectores, sólo en tanto quiera o pueda usted compartir su arte. Y, si se tercia, interesarnos por lo que cuenta o por como lo cuenta.

    A mi me hace reír y disfrutar con su ingenio, incluso, cuando me reprende con amabilidad y simpatía. A cambio, me encanta hacerla rabiar y llevarle la contraria.

    Con Dios, señora.

    Me gusta

  9. Bueno, lo del kit kat me parece bien, pero piensa que tu editor no tiene paciencia infinita y que el tiempo corre…A ver, que no te quiero estresar, pero claro te han dado ya el adelanto por la novela y no puedes irte a una playa desierta a ver si vienen las musas, porque entonces quien aparece es tu editor en una canoa y con un rifle, dispuesto a devolverte a tu casa y tu teclado a la voz de ¡YA! 😛
    Pero vamos, no quiero estresarte. 😛
    Besazo

    Me gusta

  10. JUBI. Ya veo que te va la marcha, eso, tú lía que lía jajaja
    El caso es que en algun momento he pensado algo así o similar, en definitiva, involucraros de alguna manera. Ya me lo pensaré. Todo lo que quiero es divertirme y que lo paséis bien. Conseguirlo es una gozada.
    Lo mismo te contrato para que lleves cuenta de los capitulos, subcapitulos y múltiples finales 🙂
    Besos y gracias amigo mío

    Me gusta

  11. ESTER. Más quisiera yo…pero lo último que se pierde es la esperanza y lo que nunca podemos es dejar de soñar. ¿No me digas que la situación no sería idílica? ¡No le pido más a la vida!
    Besos amiga mía

    RICHARD.¡Richard! ¿de verdad no te ha parecido un pestiño? el caso es que conociéndote no creo que me hayas mentido, si algo no harías en esta vida es ocultarme la verdad jejeje En fin, ya veremos qué pasa. Si al menos encontrase un momento de silencio… Besos Richard.

    SARRACENA. Le escribo al compás de las rumbitas que me ha dedicado; hombre, para ser una rumba, pelín lento el ritmo, pero bien…sobre todo en los aplausos, que creo son para mí. Lo dicho, que acaba dándome la razón en que el amor es irracional y por lo tanto imprevisible. Surte tiene el Capitán. Besos, muchos, cariñosos…mal que le pese.

    DOLEGA. Tranquilizando eres un hacha, estoy por comerme el teclado o salir corriendo, el caso es que después de tu comentario creo que se me ha subido la tensión y temo dormirme por si sueño que me persigue algún editor…Ya verás como en cualquier caso, de una forma u otra, os sorprenderé jejeje Besos Dolega.

    LANDER. Una dudilla. Lo de “espero seguir leyéndola” es un lapsus del teclado ¿no? ¿o acaso me ves muy mayor como para tutearme? ¿vieja? Tutéame amigo mío, los blogueros somos todos como de la familia, una gran familia.
    Besos joven bloguero.

    Me gusta

  12. Me parece lo correcto, Luisa: nunca hay que forzar las cosas de la inteligencia, las cosas vienen cuando vienen y si no vienen no vienen, pero no hay que forzarlas.

    Me gusta

  13. Luisa, te entiendo no sabes cómo. Yo me metí en un berenjenal similar hace un tiempo con “Diario de una secuestrada” en mi blog Subconsciencias y hubo un momento en que caí en pánico. Pero afortunadamente, al final, siempre sales del tema airosamente. Tranqui.

    Un abrazo.

    Me gusta

  14. FERNANDO. Por experiencia sé que cuando seguimos el relato de otro bloguer esperamos su desarrollo y desenlace. A mi no me gusta pensar que alguien pueda estar esperando, por eso aviso. Por supuesto que continuaré, pero tendrá que ser en un hueco 🙂 Sin agobios.

    ANALOGÍAS. Gracias por los ánimos. Eso de “entrar en pánico” jajaja me ha resultado familiar. Lo dicho. Se hará lo que se pueda, pero por encima de todo, quiero disfrutarlo 🙂

    Besos a los dos y gracias por estar ahí, me hacéis feliz.

    Me gusta

  15. Para eso estamos, Luisita, para hacerte feliz y tú a nosotros con esos capítulo sin inventar todavía pero que todos sabemos que llegarán ¿¿¿¿¿VERDAAAAAAD???????, no es por nada….

    ¡Otra cosa!, no tiene nada que ver con la novela.
    No quisiera ilusionarte todavía, pero si me toca la lotería que no juego, cuenta con un gran regalo de mi parte…¡¡Te compro un caballo!!, jo, ¡qué sufro yo cada vez que lo nombras!

    Besotes apretaos, querida amiga.

    Me gusta

  16. YESTE. Por supuesto que llegarán. Igual que el caballo. Sabia que eras sensible,si señor,y generosa,olé, y guapa. Te he hecho bastante la pelota ?jejeje. Compra loteria mi arma!!!!
    Besos mil

    Me gusta

  17. YESTE. Voy por la calle y oigo frases, expresiones, gracejos andaluces y me entra la risa y pienso: esto lo publico. Segura estoy de que no adivinarían su significado jejejejeje
    Besos mil

    Me gusta

  18. MIGUEL. ¿Me has envidiado por un instante?¡¡¡guay!!!
    En cuanto a Yeste y su generosidad, no seré yo quien le quite el gusto a la chiquilla, y si tengo que ser sincera, y sin ánimo de herir tu sensibilidad, prefiero el caballo que me ofrece Yeste a tu “caballa”, que me encantó y me hizo reír pero no pude ensillarla 🙂
    Besos mil

    Me gusta

  19. Yo me quedo con la envidia que me da estar en una cabaña de madera con la chimenea encendida, algo que no he podido tener casi nunca, pero que se disfruta muchísimo. No me extraña que sueñes con descansar así.
    Pero no tardes en volver con Angel Gaucín…

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s