Momento LLAVE

Como cada mañana aparcaba el sueño en el catre y se despejaba con una ducha calentita.

Después, un buen colacao con sus tostadas y su aceite y su pavo y…bueno, es que manejaba mucho apetito.

Tenía el tiempo hilvanado con alfileres; tiempo para vestirse,para pintarse ( un ojo y con suerte los dos)y para salir por piernas.

Tomaba la rotonda, enfilaba la calle y frenaba justo antes de la curva y allí estaba.Normalmente. Casi siempre.

Un aparcamiento justo al lado. ¡Perfecto!

Los minutos estaban cronometrados, el reloj de la plaza llevaba días en la misma postura, lo que le hacía consultar la muñeca con impaciencia. la impuntualidad le ponía nerviosa, alteraba su espíritu, le agriaba el humor. Cuando le robaba un minuto a la vida y llegaba a tiempo reprimía los deseos de bailar.

Las campanadas le pillaban siempre dando los últimos pasos, entrando apresuradamente…Una vez sentada, se aflojaba la bufanda, el abrigo y se relajaba.

No hablaré de la brevedad del ser pero lo cierto es que la buena mujer de mi entrada, se fundía con el soplo de vida matutino y aguardaba impaciente como una cría frente al escaparate lleno de chuches, el momento LLAVE.

Eran esos minutos en que se quedaba completamente sola.

Frente a frente.

Le parecía el mejor momento del día, sin duda.

Era un momento fantástico, fascinante, íntimo, intenso, lleno de paz, de luz, de alegría, de calor, de bondad, de amor, de energía.

Lo que normalmente alguien condensaría en la palabra “guay”(palabra que lo mismo sirve para un roto que para un descosido 🙂 )

Lentamente dirigía sus pasos a la salida pensando con anhelo que pronto habría un nuevo amanecer.

Se despedía con dos besos, con una sonrisa, con susurros de amor.

Cerraba con llave y desde ese mismo instante aguardaba con nerviosismo,con júbilo, con regocijo, con gozo y con alborozo el nuevo día que con sus albores le traerían de vuelta al sempiterno punto de partida.

La pregunta es:

¿Situáis la escena?

Anuncios

13 thoughts on “Momento LLAVE

  1. Lo he leído, releído y vuelto a leer, pero no tengo ni idea de dónde se sitúa la escena. Seguro que cuando alguien lo adivine o lo digas tú, diré: oh, claro,era eso, ¿cómo no me había dado cuenta?
    Pero por ahora, no lo sé.
    Un besote.

    Me gusta

  2. BOTICARIA. Efectivamente. Cuando sepas a qué me refiero te parecerá de lo más razonable esta entrada 🙂 Vamos a ver si alguien acierta.

    Desde luego ESTER está en las antípodas. ¿Tú crees que el cementerio es un sitio que invite al “júbilo”? ¡Amos, hombre! Un poquito de por favor…FRÍO, FRÍO…

    Besos a mis dos avezadas comentaristas

    Me gusta

  3. LANDER. Me has recordado una anécdota con un sobrino mío. Jugando a jugar, se escondió en su casa y en un momento dado mi hermano-su padre-y toda la familia se dieron cuenta que el niño no estaba. Lo buscaron por todas partes y se les puso el corazón en un puño. Finalmente le encontraron debajo de una cama. Cuando mi hermano lo vio le abrazó y le dijo:
    -Hijo, estábamos muy preocupados porque no sabíamos dónde estabas.
    Y el niño respondió:
    -Papá, menos mal que yo sí sabía dónde estaba.
    🙂
    Pues eso.
    Os contaré de que escribo. Perdonadme estas pequeñas travesuras blogueras.

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s