Corazones negros

Si conocéis a alguien con el corazón negro no os lo penséis dos veces: huid.

A veces esta decisión, la huida, es un gesto de valentía, una muestra de inteligencia, una opción noble.

Hay corazones negros, resentidos, envidiosos y vengativos que en ningún caso pueden desearte nada bueno.

Si los reconoces, evítalos, reza por ellos pero no permitas que te resten ni un ápice de energía.

No te engañes pensando que quizás puedas iluminarles con tu luz porque te verás envuelta en su oscuridad.

Huye hasta que mires atrás y se hayan perdido en tu horizonte.

La pregunta es:

¿Has tenido que huir alguna vez?

Anuncios

16 thoughts on “Corazones negros

  1. Bueno, Luisa, el problema es cuando no puedes huir, porque es gente a la que quieres, de la que no puedes prescindir. Y, sí, a mí me gusta lo que leí en la tapa de un libro, gente tóxica, gente venenosa, que no sólo se envenenan a si mismos sino a todo lo que les rodea. Pero, ya digo, si la persona tóxica de corazón negro es muy cercana, no puedes salir corriendo.

    Me gusta

  2. No, yo nunca huí de una persona de negro corazón. Nunca me he encontrado con una persona con adjetivos tan tóxicos… O quizás sí, pero no la he reconocido como tal. A veces, soy muy pava… Que le vamos a hacer!
    Besos desde cerquita, malagueña bonica

    Me gusta

  3. Ufff, Luisilla… Tu amiga que vive en Tarraco es una pardilla para detectar corazones turbios. Pero entiendo lo que explicas. A mí me pasa con las personas que, por los motivos que sean, me quitan la paz. Antes sacaba pecho creyendo que tenía coraza. Ya no. Huyo de ellas como de la peste. Seguramente el problema lo tengo yo. ¿Demasiado sensible? Quizá. Pero sí… huyo, fuguilla. Y no creo que sea cobardía sino aprecio por la serenidad necesaria y fundamental para vivir.

    Un beso, Luisa.
    Por si las moscas, estoy donde siempre:)

    Me gusta

  4. FERNANDO. Lo que comentas es un problema y grande. En mi caso no se ha dado esa circunstancia. Lo tienes complicado. Quedo a tu disposición 🙂
    Besos mil

    Me gusta

  5. OLES. Tienes suerte. Te aseguro que si te la topas la detectas, quizás no en el primer momento, como me pasó a mí, pero sí con el tiempo.
    Besos amiga poeta

    Me gusta

  6. SUNSI. Estoy bien, tranqui. Diría yo, que mejor que nunca 🙂
    Yo también he cambiado de estrategia. Ahora huyo cuando algo me roba la calma. Estoy contigo.
    Gracias, gracias, gracias.
    Besos mil

    Me gusta

  7. jajajajajajajaja DOLEGA, sí que hay quien corre y quien te salta al cuello y quien se tira en plancha y te agarra la pierna jjajajaja
    Besos mil

    Me gusta

  8. ANA. Lo del escudo está guay ¿los venden en los chinos? 🙂
    Lo de rezar ya es debatible como bien dices, pero nunca está de más.
    Besos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s