El milagro de la felicidad…¿mito o realidad?

En ocasiones irradiamos felicidad aunque no somos conscientes del efecto que causamos en los demás. Es una alegría que rebosa y se transmite por contagio. Es una forma de amar o sentir, quizás el prisma con el que se enfoca la vida.

Cuando esto sucede suele tener una razón de ser que se adivina fácilmente solo con el mero hecho de la observación.

El hombre es un ser razonable-o se le presupone- y puede constatar cuantas cosas buenas recibe a diario y ese hecho tangible y objetivo lógicamente le llevará a sentir gratitud y felicidad.

El hombre tiene corazón. El mundo de los sentimientos es apasionante y nada fiable en según qué situaciones; los sentimientos son buenos cuando nos empujan a hacer cosas buenas o a desearlas, pero a veces el sentimiento se vuelve arbitrario, caprichoso o egoísta. La sobrevalorada teoría “haz lo que te dicte tu corazón” debe entenderse con ciertos matices y en cualquier caso, cuando haya contraposición entre razón y sentimientos, tendremos que razonar aunque sea a moco tendido.

El hombre no sólo puede alimentar la materia porque es un ser espiritual que se cuestiona el devenir de la vida, la razón del ser, el origen, el destino…

El hombre está en continuo movimiento, en constante evolución y entiendo que en permanente desarrollo, aprendizaje o maduración. Al menos así debería ser.

Aspiramos por tanto a un desarrollo pleno, íntegro y total de nuestras potencias y capacidades que son mayores de lo que en principio valoramos.

Pero nuestro desarrollo no es solamente fruto de un esfuerzo individual ya que somos seres sociables y somos influenciables, no solo a los estímulos positivos o negativos sino a las oportunidades que por raza, cuna o lugar geográfico vamos a sumar o restar.

Vivir es una oportunidad única y apasionante que hay que esforzarse por vivir a tope, derrochando energía positiva y ahogando penas en risas.

Personalmente cada vez encuentro mayor felicidad en las cosas más sencillas.

La pregunta es:

¿ Me das algún ejemplo práctico de tu felicidad personal?

Anuncios

18 thoughts on “El milagro de la felicidad…¿mito o realidad?

  1. Desayunar en el jardín en verano viendo amanecer…cenar en el jardín en verano con luna llena y velas, solo velas.
    Lo siento, soy simple que le voy a hacer. 😀
    Besazo

    Me gusta

  2. ¿Solo uno? Ver a mi hija, hoy, jugar con su sobrina toda la tarde. Hablar con mi madre y que me reconozca. La llamada de mi primo con la fecha de la reunión anual de todos los primos…
    No tengo grandes pretensiones, por eso debe ser que siempre me siento contenta, Saltos y brincos

    Me gusta

  3. Volver a ver el sol de todos los días, oír la radio de todos los días mientras me ducho, parar en la cafetería de todos los días, coger el autobús de todos los días, llegar al despacho de todos los días, … dormirme leyendo el libro de todas las noches.

    Me gusta

  4. ¿Y te contesto sin anestesia ni nada…? Jajaja… Luisilla… menuda eres preguntando. La última vez que lo dije se me echaron encima, pero lo repito: la felicidad plena no existe. Si así fuera, saciaría sin saciar… No existe aquí, pero tengo la plena Esperanza de la plena Felicidad… que -eso es en lo que yo creo- no es otra cosa que el pleno Amor… Y te aseguro que no estoy teorizando, querida fuguilla. Si no lo creyera… mejor me lo callo, que queda feo;-)

    Pero pellizcos de felicidad… muchos. Creo que me sucede un poco como a Dolega. Un café viendo amanecer desde el jardín, en esa época que la brisa mece la lavanda, la flor del jazmín… los abrazos larguísimos cuando un ciudadano regresa de donde sea o el jefe de la tropa… una cerveza muy fría con una amiga, lo más lejos posible de los lugares habituales… plantar, replantar y transplantar… ver felices a mis padres cuando celebramos algo toda la familia…
    Muchas cosas, Luisilla. Eres la bomba mandando deberes;-)

    Un beso, amiga, y perdona el rollo que te he cascado.

    Me gusta

  5. Uno sencillo, simple: pasear en el verano a la orilla del mar bañándote los pies con el sol poniéndose. Podría caminar kilómetros y kilómetros. Lo peor es la vuelta…jaja

    Me gusta

  6. Ver entrar a mis hijas por la puerta y verlas con una sonrisa.
    Estar tranquila y disfrutar de cualquier pequeñez.

    Tantas cosas…..

    Apretaos

    Me gusta

  7. ESTER. Tu tienes carta ancha, uno o los que sean 🙂 No tener grandes pretensiones es ser muy sabia y tu eres sabia y disfrutona.
    Besos mil

    Me gusta

  8. FERNANDO. Tu me hablas del placer de la rutina diaria y te entiendo muy bien. Si te digo que hasta en ir a la panadería y elegir el pan para casa encuentro alegrías…aunque yo que tú cambiaría de vez en cuando de libro jejejejeje
    Besos mil

    Me gusta

  9. SUNSI. Las anestesias están muy sobrevaloradas 🙂
    Una duda: ¿se te echaron encima para abrazarte? Pues claro que la felicidad plena no existe en esta tierra, pero..¿alguien lo duda? Estoy contigo y tengo la misma creencia y eso ya es fuente de una inmensa alegría.
    Por lo demás, excepto en lo de plantar…que soy un desastre, todas esas pequeñas cositas son las que hinchan el corazón y nos impulsan en el camino de la vida.
    Besos mil Sunseta 🙂

    Me gusta

  10. ANA. Entiendo que eliges una playa de arena porque sino acabas con los pies hechos polvo jejeje También entiendo que a veces ir es más ilusionante que volver jejejeje
    Besos mil

    Me gusta

  11. Pues, como tu, creo que la felicidad está en las cosas mas sencillas, así que ahí van mis raticos de felicidad:
    Hablar con mi hija a cada rato, cuando me necesita o cuando yo la echo de menos.
    Mirar a mi complementario, y que me responda con un guiño.
    Mirar el mar y no cansarme de mirarlo.
    Tomarme una cerveza fresquita en copa, con su espumita blanca…
    Leer los felices comentarios que haceís en mi blog…
    Y mandarte besos desde cerquita, como siempre, Luisa bonica.

    Me gusta

  12. OLES. No son malos tus momenticos jejejeje Me quedo con los dos primeros, que hablan de complicidad. ¡Viva la complicidad de los que se quieren!
    Besos 🙂

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s