¿Puede llevarme?

retrato de anciano

Estaba parada en un ceda el paso.

Un hombre, anciano, de pelo blanco, porte distinguido y bastón, se paró delante de mi coche y me hizo un gesto que no pude entender.

Rodeó el vehículo y se acercó a la ventanilla del copiloto.

Bajé la ventana, que llevaba subida para que no escapase el aire acondicionado por aquello de los rigores del verano andaluz.

El hombre asomó la cabeza por la ventana y me pidió un favor:

-¿Puede usted llevarme hasta el final de la calle?

-Sí, por supuesto, súbase.

Me contó que su hijo llegaba ese día para estar con él y que no llegaba a la cita.

Le llevé hasta el final de la calle y un poco más allá, un poco más, un poquito más…

-Aquí, aquí es, aquí tiene usted su casa. Muchas gracias por traerme.

Nos dimos la mano y el anciano de pelo blanco, porte distinguido y bastón se bajó con manifiesta dificultad.

Y yo seguí mi camino con el corazón henchido de ternura y gratitud por la oportunidad de hacerle un bien a un hermano mío.

Anuncios

16 thoughts on “¿Puede llevarme?

  1. Llevaste en tu coche a Jesús necesitado.
    No hay que ir lejos para tener estas oportunidades, hay que abrir los ojos y no ir tan “a lo nuestro”.

    Me gusta

  2. ¡Cuánta satisfacción al saber que has podido ayudar a alguien que lo necesitaba! ¿verdad?

    Me has enternecido con esta anécdota, Luisilla.

    Apretao

    Me gusta

  3. Yeste. Si lo pensamos, hacer el bien es lo único que produce autentica satisfacción o alegría.

    Yo también me enternecí con Joaquin. Así se llama.

    Besos Yeste,apretaos y con sabor a sal 🙂

    Me gusta

  4. Es curioso porque yo también pedí a un señor mayor que me llevara en su coche porque llegaba tarde a una reunión en el colegio. Es un poco al revés. Un beso.

    Me gusta

  5. Qué valiente! Me sorprende más quizás porque hoy en día nadie se fia de nadie, y montar en tu coche a un extraño… y esta desconfianza que te digo es quizás la mejor excusa para ir a lo nuestro y no hacerle bien al prójimo. Pero me gusta leer que sigue habiendo gente capaz de ir más allá, como tu.
    Un besote!

    Me gusta

  6. Susana jajajajajaja si que es al revés. Lo tuyo es auto stop 🙂
    Bueno. Es confortable poder pedir ayuda. Si todos lo hicieramos el mundo seria mas sencillo.
    Besos,muchos

    Me gusta

  7. Aliesba. Hubo un tiempo en que me ofrecia para llevar gente en mi coche, pero el miedo me hizo desistir. Quizas por eso disfruté mas de esta ayuda inesperada.
    Besos, muchos

    Me gusta

  8. Debes de ser muy buena persona, Luisa: yo no subo en mi coche a nadie desconocido, nunca sabes lo que te puede encontrar cuando ya esté metido.

    Me alegro de que todo fuera bien.

    Me gusta

  9. Fernando. La verdad es que siempre queda la duda…de lo buena que soy,digo 🙂 en cualquier caso hay ocasiones en que hay que dar un paso al frente. Y si os lo he contado no es para resaltar mis bondades jejejeje si no para que abramos los ojos ante los necesitados.
    Besos, muchos

    Me gusta

  10. Esta Luisilla. Suertuda por corazonuda. No te pierdes cosas buenas porque siempre estás a tiro. Me alegro mucho por ti, querida fuguilla. Mil besos desde Tarraco.

    Me gusta

  11. Sunsi, tú sí que eres corazonuda, no me digas…
    Gracias por esos besos, me los quedo todo, además, viniendo de una catalana, ese derroche es todo un lujo jajajajajaja
    Besos, muchos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s