Reflexiones sobre Teresa Romero y el ébola

La luz de la lámpara con mampara verde ilumina el comedor donde me encuentro.

Estoy sentada en un sillón orejero tapizado en tonos granate, beig y verde; mi perrilla Trufa está en mi regazo y la noche ya ha caído. Es un buen momento para reflexionar y  no dejo de pensar en Teresa Romero y también en Excalibur.

Hay un cierto complejo nacional que nos impulsa a criticar el sistema americano, entre otros.

Y no puedo evitar comparar su comportamiento y el nuestro ante una misma situación.

Hay diferencias vitales que diría el perro de Teresa, si es que pudiese hablar, pero todos sabemos que los perros no hablan, no al menos cuando ya han muerto.

Desde el minuto cero mi preocupación por Teresa Romero me impulsó a rezar, así pues, cada día pido por su vida, porque es un deseo noble que esta mujer se salve. No sé qué tendrá dispuesto Dios en su poder sobre la vida y la muerte, pero sí se lo que está haciendo Teresa, está luchando, es una guerrera y quiere vivir.

Merece todo mi respeto su entrega generosa: ella se ofreció voluntaria para cuidar a los enfermos de ébola que llegaron a España, dos españoles religiosos contagiados en Sierra Leona y en Liberia, Manuel García Viejo y Miguel Pajares, dos sacerdotes de la Orden de San Juan de Dios, dedicados a las misiones, combatiendo en primera fila hasta el punto de perder la vida por sus hermanos los hombres.

Teresa sabía el riesgo que asumía y aún así se presentó voluntaria para desempeñar un trabajo que muchos, quizás la gran mayoría, habríamos rechazado.

Las desafortunadas palabras del Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid no tienen excusa posible y su posterior disculpa no evita que sus palabras se hayan esparcido vergonzosamente por el espacio, de donde nunca podrán ser rescatadas.

No sé qué habría que haber hecho con Excalibur, pero a la vista del proceder americano pienso que quizás nos hemos precipitado.

Un día más Teresa Romero se debate entre la vida y la muerte y la noche cae con su manto de negrura y entre tanta oscuridad, un rayo de esperanza alumbra a esta mujer valiente y generosa que lucha con fiereza ante el virus letal del ébola.

La pregunta es obvia:

¿Tú qué opinas?

Anuncios

32 thoughts on “Reflexiones sobre Teresa Romero y el ébola

  1. Luisa… Has escrito exactamente lo que yo pienso. Teresa se ofreció voluntaria. Esto es algo que no hay que olvidar y debemos agradecerle siempre. El Consejero de sanidad… en fin. Qué poca vergüenza, Dios mío. En cuanto al perro, creo que la presión aceleró la decisión de sacrificarlo. Algunos veterinarios comentaron que no se disponía de técnicas, material necesario… para investigar los efectos del ébola en los animales. No sé.
    Los medios de información no han actuado de forma ética en muchos casos. Se escribe o se habla de lo que se sabe a ciencia cierta y se ha contrastado. Vamos, digo… Y si no, es sensacionalismo.
    Que Dios bendiga a Teresa y la ayude con su lucha por vivir. Hay esperanzas. Cada día que pasa, más.
    Me ha gustado mucho la forma como has abordado este tema, querida fuguilla. Con serenidad, con cordura. Ante tanto “notición” que desanima más que otra cosa, es un alivio.
    Cae la noche y te imagino buscando ese ratillo de silencio. Compartimos la misma luna… Un beso enorme hedbanna. Desde Tarraco, como siempre;)))

    Me gusta

  2. Pienso como tu, y desde el principio pido por ella, también. El consejero no estuvo acertado, simplemente repitió lo que le habían dicho quienes habían escuchado lo que Teresa dijo, todo fue un despropósito, pero es que era la primera vez, y una cosa es la teoría y otra la practica. Confío en la buena voluntad de los que están llevando la situación. Un abrazo

    Me gusta

  3. Yo vengo por lo del Perro. El otro día en una cadena de TV (sí, era 13TV) hacían la siguiente pregunta

    “¿Entiende usted que se haya sacrificado a Excalibur?” Sí . No.

    Voté interiormente, y desvelo el secreto de voto. NO. No lo entiendo; tan simple como que no entiendo, porque no sé el alcance de una enfermedad y los riesgos que conlleva en el can, así como en la posibilidad de contagio Perro-Hombre ,Perra-Hombre, Mujer-Perra … etc, etc, y/o Perro – Consejero

    No sabía que teníamos tantos expertos en Perros, Enfermedades, Fútbol, Economía financiera e interpretación del Déficit público etc, etc.

    Buenas Noches Fungi 🙂

    Me gusta

  4. Creo que siempre nos pasa igual. No sabemos gestionar crisis. Pasamos del pasotismo de bahhh eso no es nada a ¡¡Ahhhhhhh!! horror y pavor hay que quemarlo todo.
    Definitivamente no tenemos término medio. Creo que Teresa se pondrá bien y también creo que se precipitaron con el perro.
    Besazo

    Me gusta

  5. La principal diferencia es que a Teresa la atienden gratis y la enfermera americana tendrá que pagar una factura desorbitada por no le cubre el seguro médico. Un beso.

    Me gusta

  6. Que Teresa se cure.
    Lo del perro…., espero que habrán actuado con prudencia.
    Y lo que pienso de verdad es que estamos desorbitando las cosas de una manera increíble.
    Os acordáis de la gripe A? Gasto y gasto, para tirarlo después . Ahora gasto y gasto que se tirará después.
    Hay intereses creados detrás de esto.
    Mientras en África, y de fuentes fidedignas se mueren tres mil niños al día de malaria, otros tantos por desnutrición, tenemos estos frentes abiertos en plena guerra…al menos, da que pensar.

    Me gusta

  7. Ahí estoy contigo, Tomae: nos sobran expertos y nos falta casi todo.

    Y, por no pecar otra vez de comedida, ahí va:

    1) Al Consejero, que lo sacrifiquen. La desvergüenza de algunos raya lo imposible.

    2) Excalibur, pobrecillo, en el cielo de los perros estará.

    3) La enfermera, cumpliendo, que es más de lo que pueden decir la mayoría.

    4) La ministra, a su casa: unos pecan por exceso y otros por defecto; en su caso, la estulticia es un suma y sigue, así que a su casa, que los tontos e ignorante ya nos sobran.

    Con Dios.

    Me gusta

  8. Pienso que, como todas las crisis que aparecen sin ser esperadas, es muy complicado atinar con todo y en todo. No obstante, sostengo que se ha querido “sacrificar” a la enfermera para tapar ciertas vergüenzas en las tomas de decisión que no repetiré porque ya han sido ampliamente tratadas en los círculos de opinión.

    Todo mi afecto para Teresa, la cual está pagando muy caro su voluntarismo, porque fue voluntaria. Y también mis oraciones en su favor.

    Resaltar, sin embargo, el espectáculo bochornoso que, como ya es costumbre, nos han ofrecido los políticos a ambas orillas del Mississippi. No tienen vergüenza ni la conocen.

    Sobre el perro Excalibur. Tengo mucho cariño a estos animales, no en vano mi infancia estuvo rodeada por ellos. Dicho lo cual, y sabiendo que quizá no toque, me gustaría expresar el asco que me ha producido ver ciertas concentraciones fustigándose y clamando al cielo por el destino de Excalibur mientras son absolutamente insensibles al infanticidio que se comete en las clínicas abortistas (iba a escribir mataderos). Y quizá podría enlazar con el clima mediático que ha rodeado al caso de Teresa porque…una sociedad que se permite el lujo de rasgarse las vestiduras por un animal; que se permite la medalla de ver con buenos ojos a quienes se encadenan para salvar, pongamos por caso, el huevo de un estornino y, a la vez, defienden el derecho de unos padres a decidir sobre la vida o muerte de su propio hijo.

    Un placer pasar por aquí.

    Saludos

    Me gusta

  9. Disculpas, estaba en dos cosas y, releído, parece que no he terminado el comentario:

    …o muerte de su propio hijo, una sociedad así merece todas las miserias que puedan llegarle.

    Ahora sí, un saludo.

    Me gusta

  10. Ante todo, Luisa, a mí esto me recuerda la crisis del aceite de colza, con el gobierno sobrepasado y la oposición haciendo leña, todavía no muy fuerte.

    También me parece que hemos perdido el horizonte: mi sobrino lloraba por el pobre perro, a lo mejor se muere la enfermera y le da igual.

    Y creo, por no enrollarme, que la mala información ha dado lugar a la angustia, la gente cree -al menos en Madrid- que ya hay cientos de infectados, que el gobierno lo oculta y que todos vamos a morir.

    Me gusta

  11. Sunsi, gracias por tus palabras, siempre acogedoras y sensibles. Estoy de acuerdo en todo lo que dices y desde luego el tema de los medios de información sería para punto y aparte.
    Compartimos la misma luna, el mismo mar y la misma esperanza.

    Besos Sunseta, amiga catalana 🙂

    Me gusta

  12. Ester, creo que la mayoría vemos la noticia de la misma forma y yo no soy tan confiada como tú. Tantos intereses económicos de por medio me preocupan. Lo importante es Teresa.
    Besos, muchos.

    Me gusta

  13. Forrest, tú ven por lo que quieras. Sí que tenemos muchos expertos, diría yo que en exceso y por contra, a la hora de la verdad parece que no están o no saben o no quieren definirse. Importante la alta definición. Se escucha con sonido envolvente…

    Buenas tardes Forrest 🙂

    Me gusta

  14. Dolega es que no, que no lo tenemos, el término medio, y visto lo visto, yo también creo que se han equivocado al matar al perro. Quiero pensar que lo hicieron por convencimiento y no por buscar la solución más simple.
    Besos, muchos.

    Me gusta

  15. Susana, pues la verdad es que el sistema médico americano es muy caro. En este caso concreto no sé cómo actuarán. No tengo noticia.
    Besos, muchos.

    Me gusta

  16. Pancha. Cada día que pasa hay más esperanza de que Teresa se recupere totalmente.
    Lo del perro…no lo tengo claro, ni mucho menos.
    Sí, aquí somos muy dados a magnificar y a alertar cuando nos tocan el ombligo. Otra cosa es África. Incluso he ido que alguien quería proponer cerrarles las fronteras para que mueran todos. La gente está muy zumbada.
    Besos, muchos.

    Me gusta

  17. Sarracena ese corporativismo tomasino no se yo…
    Al punto núm. 1 quisiera aclaración a la palabra “sacrifiquen” ¿Alguna tortura en concreto?
    Al punto núm. 2 completamente de acuerdo, mal que me pese.
    El punto núm. 3 es un ejemplo, sí señor.
    y a la Ministra yo también le daría otro sillón. Lo de la estulticia me ha encantado 🙂
    Besos, muchos.

    Me gusta

  18. Valaf. Expresas muy bien la situación y me sumo a tus palabras punto por punto.
    No hay que confundir el legitimo amor a los animales con la falta de cordura. Pensaba yo que todos estos animalistas estarán también muy preocupados por todo lo demás…seguro. Y no sólo el horror de los abortos a niños inocentes, también a los cristianos decapitados, a los miles que mueren tirados en las calles sin ningún tipo de ayuda, como apestados, por padecer el ébola…seguro que los animalistas están muy activos reclamando justicia para todo esto.

    Gracias por tu visitica 🙂

    Besos, muchos.

    Me gusta

  19. Valaf, a la aclaración, lo que pasa es que dentro de esa misma sociedad, estamos muchos, diría que la mayoría, que no pensamos así respecto del aborto. El problema es que la gente es muy pasiva a la hora de buscar el bien común y de darse a los demás.

    Besos, muchos.

    Me gusta

  20. Fernando, lo del aceite de colza fue otra burrada.

    Al hilo de lo de tu sobrino, te diré que tengo una amiga-que ya no es un sobrino-que tiene una alta sensibilidad para los animales y sensibilidad cero para los humanos. Es algo que no puedo entender de ninguna de las maneras.

    Espero que la gente se calme. ¿Qué haríamos sin todos vosotros? 🙂

    Besos, muchos.

    Me gusta

  21. Teresa vivía tranquila con su perro, con su hombre, con su vida. Decidió realizar su trabajo como cada día, pero con un enfermo mas peligroso para su salud. Teresa enfermó por causa de su trabajo y deleznables personas le echaron en cara que contrajo dicha enfermedad por realizar su trabajo. Su perro no estaba enfermo. Bueno, no sabemos si lo estaba o no. Solo sabemos que lo mataron por si por casualidad lo estuviera.Y mientras tanto Teresa se debatía entre la vida y la muerte.
    A la vez una jauría de personas informadoras, sedientas de noticias nocivas, apabullantes y sensacionalistas esperaban que hubiera un desenlace, un final macabro que hinchara los programas de tertulias chismosas de enunciados con letras de molde de dos por dos metros… Y una ministra de sanidad no sabía muy bien que hacer, que decir, como actuar… Todo se le hacían mechas y perlas atragantadas en sus comparecencias…
    Teresa está mejor. No está bien del todo, pero con la ayuda de Dios saldrá de esta…
    Pero yo tengo una pena grande, Luisa: no sé, pero me da la sensación que ha importado mas la muerte del perro que la gravedad de la enfermedad de Teresa. Es como si ella tuviera que pagar por realizar su trabajo, por atender a un enfermo, por administrarle cuidados a un paciente con una enfermedad contagiosa. Parece que la sociedad dice: es tu culpa Teresa… A Teresa no la van a matar, pero si sale de esta, le quedaran secuelas de por vida.
    Un beso desde cerquita, LuisaBonica

    Me gusta

  22. Después de entrar y salir sin parar de tus ideas, llego cuando ya todo está dicho ¡Que le vamos a hacer!
    Lo digo yo también:
    A los periodistas: es increíble que alguien con un titulo universitario lo utilice para hacer demagogia, politizar una desgracia y crear un caldo de cultivo para sacar provecho con ese periodismo amarillista que se hace ahora.
    A la ministra y al consejero DIMISION, si es que les queda algo de pundonor.
    A excalibur, pobrecillo, ha pagado el pato de una cadena de errores.
    Al marido de Teresa, no se que pensar
    A Teresa mi enhorabuena por su profesionalidad y mis mejores deseos y mis oraciones por su restablecimiento total.
    Por los Hermanos de San Juan de Dios, y la monja que se curó con cuya sangre han hecho el nuevo suero (que,por cierto, es de la orden con quien yo estudié) toda mi admiración y respeto

    Me gusta

  23. Hola Luisa, estoy completamente de acuerdo con vos, todos estamos pidiendo por la salud de Teresa, que en su generosidad ha puesto en riesgo su propia vida. Cosa que todos los que están arriba nuestro en la escala de poderes jamás haría. Espero que resulte todo bien y que esto les sirva de enseñanza a todos esos egoístas que esperan a que las cosas estén ardiendo para tomar recaudos. Te mando un beso y me encantó tu blog =)

    Me gusta

  24. Un beso desde muy cerca Oles, tanto tanto que estoy en Granada 🙂
    Coincido contigo en que la prensa sensacionalista se ha cebado con la noticia,olvidando que lo único importante es que Teresa se cure.
    Y es lo que más me importa. Eso y que los politicos y consejeros que no han dado la talla,paguen la tasa correspondiente versus dimisiòn.

    Besos, muchos poetaMia

    Me gusta

  25. Maria Jesus. Eso te pasa por tanto entrar y salir de mis ideas jejejejeje .Llevas razón en el relato de hechos. Me quedo con lo positivo: con la lucha de Teresa, con la entrega de los misioneros, con el suero de la monjita que sanó…

    Sinceramente. Esta noticia no se ha tratado con el rigor y el respeto que merece.

    Besos, muchos amiga mia

    Me gusta

  26. Hola Sindel. Bienvenido a Mic. Gracias por rezar por Teresa, es lo mejor que podemos hacer quienes no tenemos posibilidad de otra cosa.

    Un cordial saludo desde el Sur de España 🙂

    Me gusta

  27. Pues yo… opino como tu, en todo. Además, me gusta porque no entras a polemizar, y a criticar como si tuvieras la verdad absoluta, que es lo que llevan haciendo días los medios… y, realmente, ni tu ni yo ni nadie sabemos muy bien qué hacer con este problema, por lo cual no hay que criticar con tanta vehemencia.
    Yo soy sanitaria, y he visto muchas cosas obvias que NO se deberían haber hecho, o al menos obvias para mí… pero si te digo la verdad, yo sé lo que no hubiera hecho en ese caso, pero no sé cómo habría que haber actuado… seguramente pecando de humildad e informándonos con la gente que sí que sabe del tema.
    Besitos!!

    Me gusta

  28. ALI. La gran noticia,fabulosa,es que Teresa ha vencido la enfermedad.

    Ahora me temo que habrá polemica para rato ya que su marido asi lo ha anunciado.

    Realmente todo es complicado pero si es verdad que los españolitos tenemos tendencia a ser doctores en todo.

    Besos,muchos

    Me gusta

  29. Perdón por la tardanza.
    Cuando leo tus post siempre me paro en tu pregunta final y hoy la pregunta es ¿Tu que opinas?
    Veras, mi opinión la plasme en su día en un post en cuanto a la repatriacion del cura y en cuanto a lo de excalibur ¿Que voy a opinar? Que somos una pandilla de salvajes incompetentes y que siempre paga las culpas el mas inocente.
    No quiero extenderme sobre el tema que acabare escupiendo sapos y culebras.
    un beso infernal Luisa!

    Me gusta

  30. Nieves. Ya ves, que de tardanzas se yo un rato 🙂
    No leí tu post, pero voy a buscarlo.
    Me da que lo de los sapos y culebras surge espontáneo en según qué temas…
    Besos, muchos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s