Drama y terror

Hay personas que tienen tendencia al dramatismo.

Son personas estupendas pero un tanto esdrujulizas, superlativas y terroríficas, por el desasosiego de espíritu que transmiten.

Para estas personas lo bueno suele ser  escaso y moderado;  lo regular, malo y lo malo, innombrable.

Son personas que te alertan de todos los posibles peligros, que te animan a no fiarte de nadie, a temer siempre la espada de Damocles  y en definitiva a vivir acongojados o acojonados, tanto monta.

Si les duele el pecho piensan en el posible infarto y no en un dolor muscular; si sales a cenar te recuerdan la de golfos, sinvergüenzas, violadores, asesinos y pervertidos que salen también a cenar…

Y claro, esto va calando y poquito a poco podemos acabar educando a personas caguetas, desconfiadas y aprensivas.

Por eso yo creo que a los hijos hay que abrirles los ojos a ciertas realidades pero sin asustarles, hacerles previsores pero sin apocarles, transmitirles sentido común pero darles confianza y seguridad, de tal modo que tengan capacidad de disfrutar lo que de bueno les tenga la vida preparada, sin necesidad de anticipar una angustia futura que quizás nunca llegue. Digo yo.

La pregunta es:

¿Le transmites a tus hijos, sobrinos, nietos…tus miedos?

Anuncios

10 thoughts on “Drama y terror

  1. Intento que no…pero eso supongo que lo hacemos todos, otra cosa es lo que se nos “cuela” y al final transmitimos…
    Mira yo tengo una fobia …una fobia reconocida y asumida a los bichos, delante de mis nenas he procurado siempre mantenerme “digna” precisamente para no hacerles llegar el pánico que me azota en esos momentos, pero sé que algo les ha quedado de ese miedo irracional…porque por mucho que lo he intentado mi reacción ante eso no me corresponde con la que tengo hacia otras situaciones que resuelvo sin ninguna dificultad….
    Espero que los demás miedos, esos que tú mencionas para nada traspasen los límites y no influyan para nada en su forma de vida….
    Un abrazo muy muy fuerte para ti

    Me gusta

  2. Yo tengo sobrinos, no hijos ni nietos, e intento tener mucho cuidado con esto que describes tan bien, Luisa. Soy como has explicado en el post, si algo malo puede pasar acabará pasando, es mejor no fiarse de los demás, y esto lo comparto con otros adultos de mi familia. Por eso, cuando están los chicos delante hay que tener cuidado, resaltar lo alegre, quitar importancia a lo triste o a lo preocupante. Ya lo irán descubriendo ellos solos.

    Me gusta

  3. Yo no tengo descendientes aún… aunque este tema me ha preocupado muchas veces. No sé si seré capaz de transmitir más lo bueno que lo malo de la vida, con lo insegura y pesimista que yo soy… ains!
    Un besote!

    Me gusta

  4. Mmmmm. Difícil cuestión.

    Nosotros hemos tratado de educar a nuestros hijos para que actuarán con criterio. Lo cual se traduce en que (a) al final su criterio no es el que esperabas. Y (b) obligado asistir impasible a sus errores, sin juzgar t sin ese, molesto, ya te lo dije.
    En definitiva, tratar de educar personas responsables.
    Ahora mismo, cuando cada uno es independiente y organiza su vida, creo que me ha preocupado no lo que dije o hice, sino aquello que sin decir o hacer, han podido adivinar.
    Como corolario, lo más difícil que hemos hecho como padres ha sido dejarles volar libres e independientes.

    Me gusta

  5. Leha, es que no es fácil controlar los miedos y las fobias jejejejeje aunque es importante al menos, tener la intención de hacerlo y de que no cale en nuestros herederos.
    Es vital tener buen ánimo y ser una persona con esperanza, eso ayuda mucho.
    Besos, muchos guapetona

    Me gusta

  6. Fernando. Entiendo que con los años nos volvemos desconfiados y realistas y esa realidad nos puede llevar a ver la negrura que otros no ven, porque son más jóvenes, pero el mundo está lleno de cosas buenas y de gente maravillosa y sin embargo, hay quien no ve eso, pero sí ve todas las cosas malas. Yo prefiero seguir poniendo el foco en lo que es bueno, agradable, positivo, ejemplarizante. Eso me ayuda a vivir. Lo otro está ahí, es innegable.
    Besos, muchos

    Me gusta

  7. Ali. Pues razón de más para que tengas las ideas muy claras, así son más fáciles de aplicar jejejejeje Insegura, vale, pero pesimista no te lo admito, es más, puedes cambiarlo, puedes cambiar eso de ti, está en tu mano ver la luz y la belleza.
    Besos, muchos

    Me gusta

  8. Sarracena. Qué bonita reflexión, me encanta cuando se desnuda en público jajajajaja Como padres creo que todos hemos intentado lo mismo y hemos asistido a sus tropiezos y diferente forma de enfocar la vida. Basicamente yo ya no me preocupo de nada de lo que hice mal, ni de nada de lo que pude haber hecho mejor. Basicamente, a día de hoy, lo único que me importa es que sepan cuánto les quiero y que si me necesitan, pueden contar conmigo 🙂
    Besos, muchos

    Me gusta

  9. No confundamos miedos con realidades, he transmitido a mis hijos la prudencia ante un mundo cada vez mas podrido, la desconfianza y el “dale antes de que te dé” la verdad es que de mas de una se han librado gracias a eso.
    Los miedos superfluos no, esos son mis demonios y lo mio es mio 😀
    Besazos poseídos querida!

    Me gusta

  10. Nieves. No confundamos, no.Aunque tengo que discrepar porque si no, no sería yo. A veces cargamos las tintas en la podredumbre del mundo pero…¿y la de gente buena que se deja la piel por ayudar a la gente? Hay una distancia milimétrica entre la prudencia y la desconfianza, y encontrar el equilibrio no es fácil.
    Besos, muchos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s