Yo soy hippie

Reconozco que viviendo en sociedad estamos sometidos constantemente a formas de actuación y de alguna manera la naturalidad queda sujeta en atención a las circunstancias.

Pero a mi me van más los aires hippies que las solemnidades…lo que trato de explicar es que me gusta un poco ir por libre, fluir con libertad y sin miedo al qué dirán, me gustan los trajes de gala pero no para la vida diaria; soy más de vaqueros, de camisetas de algodón, de zapato plano. Curiosamente cuando voy al trabajo un poco “más arreglada” ese día rindo menos, es como si estuviese incómoda y eso me enlenteciese. Son días de llamar la atención aún sin pretenderlo, quizás me prodigo poco.

Llevo medio post y todavía no sé exactamente de qué estamos hablando.

Por ejemplo: Prefiero la visita sorpresa del amigo a planificar una comida con tiempo.

Prefiero la ropa sport, se camina mejor.

Cada vez me gusto más al margen de cómo me vean los otros, que dicho sea de paso, cada vez me importan menos-referido a lo que puedan opinar sobre mí-

Porque para opinar hay que saber. Un día una amiga mía hablaba con una persona que refiriéndose a mí, mira tú por donde, vino a ponerme a caer de un burro. Mi amiga en otro tiempo debió ser caballero de la corte porque le faltó sacar la espada… El tema está en que efectivamente la persona que hablaba mal de mí no me conoce en el sentido literal: nunca hemos sido presentadas.

Avatares de la vida. No me gusta quedarme en el “yo soy así” o “esto es lo que hay”.

Vamos a ver: uno no se puede abandonar al mal carácter, ni a la estupidez, ni a la ñoñería, ni al corazón de hielo. Todas estas no virtudes te las tienes que currar para cambiarlas, y ese curro será hasta el último minuto de vida o de lo contrario eres un cretino que no te has enterado de nada.

Cosa bien distinta es que consigamos el cambio, pero desde luego a lo que sí estamos obligados es a intentarlo.

La pregunta es:

¿Te has enterado de lo que trato de decirte?

***Hippie: dícese de la persona que gusta de levantarse cuando ya no tiene sueño, ponerse ropa cómoda, desayunar lo que le venga en gana y así todo el día y con todo 🙂

Anuncios

22 thoughts on “Yo soy hippie

  1. Creo que sí! ; que con la edad a una le importa menos el que dirán. Ya está bien de prejuicios, de querer gustar y agradar a todos, de aparentar lo q no se es, y de aguantar a quien no te apetece.
    Ahora eso sí, yo soy de las presumidas a las que nos gusta arreglarnos aunque vayamos al campo!!!!! Un saludo

    Me gusta

  2. Fui Hippie, eran aquellos años y yo tenía esa edad, ahora solo soy rebelde, obligaciones familiares, laborales y sociales marcan pautas. Sin contravenir mis obligaciones hago lo que quiero, vivo a mi manera y dejo vivir. (Y ya te he contado más de lo que suele ser mi costumbre blogera) Saltos y brincos

    Me gusta

  3. Uy, para nada hippie yo. Para nada. En cambio, tengo un saludable desinterés por la opinión ajena. Me encanta cultivar a mis queridos amigos (que suerte tengo) y nada las relaciones sociales.

    En realidad, bastante independiente. Educadamente distante respecto de las cosas y las personas que no me interesan.

    Pues eso

    Me gusta

  4. Hummmm… ¿Quieres una respuesta sincera???

    ¡Claro que sí! Y me hace gracia lo de que te juzga mal la gente que no te conoce. Esto demuestra mucha auto-estima: porque mucha gente que nos cae bien en un primer momento, según profundizamos vamos viendo los fallos.

    Y yo soy más clásico que hippie, más cuanto mayor me hago.

    Me gusta

  5. Pues, sí, Luisilla, estoy de acuerdo contigo en que la edad otorga licencias que antes no teníamos… y sí, también me ha gustado mucho lo hippy en cuanto a moda se refería, de hecho me la ponía, pero ya está, porque a las obligaciones no se les podía decir…”espera que todavía tengo sueño”, jajaja

    Muchos

    Me gusta

  6. No me he enterado de nada… jajaja!! Pero me encantan estas entradas tan caóticas donde te sientas a escribir y echar fuera todo lo que tienes dentro, sin pensarlo mucho.
    A mi me gustaría ser un poco más como tu, pero… me importa demasiado lo que piense la gente y yo misma soy un poco cuadriculada, no me gusta dejar nada al azar. Esto es agotador… así que enséñame como se hace, Luisa!!
    Un besote!

    Me gusta

  7. Violeta. Yo creo que también :)Lo de que importa menos el que dirán; en cuanto a la coquetería, creo que ahora más que antes aunque para el campo…me conformo con menos jejeje
    Besos, muchos

    Me gusta

  8. Fernando. La autoestima hay que alimentarla, que si no, nos venimos abajo 🙂
    La verdad es que sí, que me pega que no seas hippie.
    Besos, muchos

    Me gusta

  9. Nieves. El infierno es lo que tiene, que te derrite las ideas jajajajaja ¿qué me cuentas de peso superfluo?¿gorda, me estás llamando gorda? jajajaja
    Besos, muchos

    Me gusta

  10. ¿María…? ¿Eres tú?
    La ropa desenfadada está bien, el amor libre como promiscuidad un poco chungo, las obligaciones…impepinables. Dificil ser hippie, efectivamente.
    ¿Muchos? ¡Más!
    Dime…

    Me gusta

  11. Ali, jajajajajajaja ser cuadriculada y no dejar nada al azar, como tú dices, debe ser agotador, efectivamente. Para empezar tienes que ir cumpliendo años y cuando me alcances y “te mires ahora” verás que has cambiado, mucho, y a mejor. Todo llega jejeje
    Besos, muchos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s