Decisiones pensadas

Hay decisiones muy meditadas como la que os expondré a renglón seguido.

Ha sido una compra pensada durante largo tiempo, digamos que hablo de un pensamiento que se ha materializado después de estar dos añitos-ahí es ná-acariciando la idea, desechando la idea, retomando la idea, descartando la idea…

Mi problema era llegar al trabajo sin sudar porque el esfuerzo hace que se sude, la ropa se moja y aunque todo aquel que me besa suele decirme que huelo muy bien, lo cierto es que estar toda la mañana “sudada” no es plato de gusto. Por eso necesitaba una alternativa al sistema tradicional y finalmente me he decidido.

Basicamente mis dudas eran monetarias, no tenía más impedimentos que frenasen mis deseos, pero las facilidades de pago hoy en día hacen precisamente eso, facilitar las compras que de otra manera no se pueden hacer.

Deseos, por otro lado, harto razonables como es una vida más sana, un ahorro de combustible, la facilidad para aparcar sin dar vueltas interminables o pasar por el ticket forzoso del parking.

Pues sí, me lo he comprado y estoy muy contenta. Os lo recomiendo a todos.

La pregunta es:

¿Qué me he comprado? La respuesta aquí.

La imagen es para despistar, que ya me gustaría ya.

Anuncios

10 thoughts on “Decisiones pensadas

  1. Ole la niña ole y ole….lo del caballo me despistaba eh?? digo pero como va a ir a trabajar en caballo??? y resulta que claro…así llegas fresca y lozana sobre tu megabici ¡¡que genial!!!! pues me parece una chulada ¡¡que lo sepasss!!
    Besos con alas…(yo tampoco tengo problemas para aparcar)

    Me gusta

  2. Fernando. El problema no es el olor, que ya te digo que dicen que huelo muy bien siempre. El problema es que si se hace un esfuerzo físico, se suda, y si se suda, la ropa se moja y si se moja tarda un tiempo en secarse y cuando se trata del trabajo, pues no es lo suyo. Con mi nueva bici no sudo y por lo tanto el problema ha desaparecido 🙂
    Besos, muchos.

    Me gusta

  3. Leha. No sabes la de veces que he imaginado mi caballo a la puerta del Juzgado, jejejeje, pero a falta de lo mejor-el caballo-esta opción me ha encantado, ya te digo que estoy feliz. Es una pasada. Me dejas con la intriga de tu “aparcamiento” jejeje
    Besos, muchos

    Me gusta

  4. Por un minisegundo, sólo por un minisegundo, me dio por pensar, sabiendo como sé lo tuyo con los caballos, jajaja, que te habías vuelto loca, pero naaaa… ya luego acerté en parte y pensé en lo de la bici, después me dije “no, la bici no puede ser porque pedaleando también se suda” y ya ahí me pillaste porque no caí en que con las eléctricas no se hace tanto esfuerzo y la señora llega al trabajo, fresca como una rosa…jajaja

    Muchos.

    Me gusta

  5. María, me encanta que por un minisegundo me hayas imaginado yendo a trabajar en el caballo jajajajajajaja
    ¿No te animas tú también? Pasear por tu ciudad en bici tiene que ser un gustazo. Ya me contarás.
    Besos, muchos… más 🙂

    Me gusta

  6. Ali, ¿has visto? ¡más chula que un ocho! jajajaja Siempre me quedará la sensación de haber galopado por la playa…inenarrable 🙂
    Besos, muchos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s