Hoy celebro mi santo

Normalmente mi santo pasa desapercibido; es lo que tiene no llamarse Pilar, Inmaculada o Teresa, por ejemplo. Además la “rivalidad” entre mi Gonzaga y el santo Luis rey de Francia, lleva a la confusión a aquellos que me conocen, que suelen adjudicarme al rey francés, quizás porque es el que se ha venido celebrando tradicionalmente en mi familia.

Pero yo me pasé a san Luis Gonzaga en cuanto tuve la posibilidad y para que sepamos algo más de él hago un mini resumen que es el que sigue:

Luis nació en 1568 en Lombardía y fue el primero de siete hermanos. Su padre era marqués y su madre una dama que servía a la tercera esposa de Felipe II, hijo de Carlos I de España e Isabel de Portugal.

Recibió su primera comunión de manos de San Carlos Borromeo a la edad de 12 años. Una dolencia hepática le obligó a seguir severas dietas.

Vivió entre la corte y la soldadesca y fue instruido en las letras, la equitación, latín, filosofía  y ciencias, entre otras. La lectura de libros religiosos avivó su vocación e ingresó como jesuita en la Compañía de Jesús. Obtuvo una rotunda negativa por parte de su padre que soñaba para él una exitosa carrera militar pero la decisión de Luis estaba tomada. Cedió a su hermano los derechos de primogenitura e ingresó a los 18 años como novicio en un convento en Roma.

En 1591 atacó con violencia a la población de Roma una epidemia-la peste-Los jesuitas, por su cuenta, abrieron un hospital en el que todos los miembros de la orden, desde el padre general hasta los hermanos legos, prestaban servicios personales.

Luis iba de puerta en puerta con un zurrón, mendigando víveres para los enfermos. Muy pronto, después de implorar ante sus superiores, logró cuidar de los moribundos. Luis se entregó de lleno, limpiando las llagas, haciendo las camas, preparando a los enfermos para la confesión.

Luis contrajo la enfermedad. Había encontrado un enfermo en la calle y,cargándolo sobre sus espaldas, lo llevó al hospital donde servía.

Reconocía que «el Señor le había dado un gran fervor en ayudar a los pobres», y añadía: «cuando uno tiene que vivir pocos años, Dios lo incita más a emprender tales acciones».

Al padre provincial, que llegó a visitarle horas antes de morir, le dijo:

-¡Ya nos vamos, padre; ya nos vamos…

-¿A dónde, Luis?

-¡Al Cielo!

-¡Oigan a este joven! -exclamó el provincial- Habla de ir al cielo como nosotros hablamos de ir a Frascati

San Luis falleció en la octava del corpus Christi, entre el 20 y 21 de junio de 1591, a los 23 años de edad. Fue canonizado en 1726. Es el Patrono de la Juventud así que ya sabemos a quién encomendarle a nuestros hijos y a todos los hijos del mundo.

Y en su honor y a mi salud me voy a tomar una cerveza muy fresquita y el plan esta tarde pasará por las pantallas de cine.

                                                                                                   

¡Por vosotros!

Anuncios

10 thoughts on “Hoy celebro mi santo

  1. Si señora San Luis el día más largo del año .
    Gracias por contar la historia de este santo que nos trae el verano
    Muchas felicidades y disfruta esa cerveza
    Saludos..

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s