¿La virginidad es un mito?

La virginidad no es un mito, ni es una realidad fantástica o un deseo de película o una historia de abuelas o algo que exactamente nadie sabe qué es y cuya existencia se niega.

La virginidad es un derecho del ser humano porque todos tenemos la capacidad de decidir-salvo que nos arrebaten con violencia ese derecho-qué queremos hacer con nuestro cuerpo y a quién queremos entregárselo.

En España, por ese complejo nacional que tenemos, venimos siendo muy burros y muy ignorantes en ciertas materias y mientras que en otros países vienen de vuelta y escaldados, nosotros vamos a ver si reventamos o morimos en el intento.

Ser virgen significa no haber tenido relaciones sexuales, lo cual es muy normal y ciertamente aconsejable, salvo que tengamos una pareja estable, con la que tenemos un compromiso de vida y con la cual queremos compartir nuestra existencia y crear una familia.

Lo otro, la gente lo viene llamando vulgarmente “follar” o lo que viene siendo practicar el coito, como quien se fuma un porro, se toma una cerveza o se infla la panza hasta decir basta. Una relación de un día, o de un rato, un “me pica la espalda” rasca que me da gustirrinín.

Del arte “amatorio” saben mucho los perros, mismamente. Tener sexo es simplemente una acción mecánica que produce un placer instantáneo… o puede ser una donación, un amor que se vuelca en el otro a quien se quiere y con quien se está.

Cada cual elige,pero no me toquen las narices diciéndome que quienes deciden follar como perros son más listos o más libres o más felices o respetables que quienes deciden llegar vírgenes al matrimonio.

Lo que está claro es que la virginidad es una cualidad que una vez que se pierde, es para siempre, es decir, que sólo se entrega una vez. Allá cada cual con ese primer momento en que la entrega…porque no hay retorno.

Anuncios

18 thoughts on “¿La virginidad es un mito?

  1. A LOS MUY BUENOS días de ya casi julio y con una subida de temperaturas por la zona levantina que no la supera ni Indurain en sus mejores tiempos. Ni siquiera Perico Delgado en los idems.

    Cierto, y como no puedo hablar de otros porque no tengo ni idea de su vida privada, pues hablaré del mío (así muy por encima, si usted me entiende).

    Cuando mi esposa y yo nos conocimos éramos, ambos, unos niños. Juntos conocimos el amor que se hace. Y hasta hoy, que dentro de nada celebramos nuestras bodas de plata y a eso le sumas 3 de novios. Doy gracias al cielo por ello,

    Naturalmente somos refractarios al 100% al gusto por las actividades perrunas que demuestra la tan “reguaydelparaguay” sociedad “modeLna”

    Un abrazo y muy feliz verano tenga vuesa merced.

    Me gusta

  2. Bueno, diría que la virgnidad, mas que nada, es un hecho físico.

    Del resto, pues no tendría ni por donde empezar.

    En cualquier caso, diría que el respeto a los demás es norma básica que debe funcionar en ambos sentidos.

    Y en cuanto al resto, oiga libre es de practicar (o no) la coyunda.

    Me gusta

  3. Valaf, tarde veraniega desde el sur de España y altas temperaturas para hacer gala a la estación. Felicidades a ti y a tu esposa por ese amor que conserváis y mimáis día a día. Es una gran suerte que podáis celebrar las bodas de plata y muchos más.
    Besos, muchos

    Me gusta

  4. Pipa. El caso es que hay mucha gente que piensa como tú o como yo pero siempre hacen más ruido “los otros”. Da igual. Lo importante es que seamos capaces de respetar y de hacernos respetar.
    Besos, muchos.

    Me gusta

  5. Sarracena, llegará el día en que tendrá que reconocerme face to face que la “libertad” como mínimo, es un arma poderosa que si no se administra adecuadamente puede ocasionar grandes daños, personales y ajenos. Pero ya llegará…
    Besos, muchos

    Me gusta

  6. Luisa, eres valiente al plantear este tema, porque en los tiempos que nos tocan vivir, exponer esto de esta manera, es arriesgarse a perder el prestigio y a veces, la cara. Hoy ser moderno y libre, es sinónimo de promiscuo; cuando en realidad hay que ser muy libre, tener personalidad y la cabeza muy bien amueblada para nadar contracorriente. La dignidad que como persona poseemos es un don maravilloso a preservar. Gracias por tu entrada.

    Me gusta

  7. Juan, gracias a ti por tu visita. El caso es que en esta ola de modernidad en la que nadamos todos-sálvese quien pueda-hay una serie de valores que han caído en desuso… pero también es verdad que hay mucha gente que los defiende y los practica.
    La virginidad es un valor y cuando alguien posee un valor no debe ser objeto de burla o mofa.
    Hay que ser muy maduro para vivir la sexualidad de manera sana y responsable; cada cual que le ponga sus límites según sus convicciones pero, que respete a quien opina diferente, a quien se esfuerza por vivir la virginidad que no es ni más ni menos que saber reservarse para la persona indicada y en el momento oportuno.
    Besos, muchos.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s