Gente rarita por metro cuadrado en el trabajo

La señorita A. Atiende su trabajo a tiempos alternos. A veces está en su puesto de trabajo, a veces no. Es una fanática del fútbol y no se le puede contradecir. Pasa de la conversación a las voces, los gritos, los descalificativos y los tacos. Parece posesa. Miedito me da.

La señorita B. Es una egocéntrica de campeonato y necesita la constante atención de quien sea, alguien que la escuche, que escuche cómo critica a los demás y cómo se alaba a sí misma. Da pena.

El señor C. Trabaja sin ganas desde hace años. No admite bromas pero se permite una ironía hiriente que desagrada casi tanto como su continuo vicio de fumar. Fuma más que trabaja.

La señorita D. Su amabilidad es tan corta como las minifaldas que usa. Tiene mal tipo y no le favorecen nada. No entiendo por qué su novio no le dice que va horrorosa. De humor cambiante pasa en cero coma de ser una persona amable a una borde total.

La señorita E. Está amargada. Es la típica persona descontenta de todo, que se queja todo el tiempo, que se considera la mejor, lo más…Además de fea, resulta muy desagradable por su mala educación.

El señor F. Es soso como un huevo sin sal. Yo creo que no tiene sangre en las venas. Es amorfo. Inexpresivo. Lineal. Apenas habla, si puede no contesta al saludo. Cuando me lo cruzo por la calle parece otro…

La pregunta es:

¿Tienes ejemplos cercanos de gente rarita, malafollá y un poco desequilibrada?

Anuncios

15 thoughts on “Gente rarita por metro cuadrado en el trabajo

  1. Pues claro!!! pensabas que eras la única???? Yo tengo una compañera a la que quiero un montón pero que siempre está cansada…¿que libra cinco días? a la vuelta la preguntas que tal y siempre te contesta….bien pero cansada…Este verano la digo….oye que en nada te vas tres semanas y me dice ….siii pero luego ya verás la vuelta!!! . No tiene hijos y su pareja es un cielote y es de los que no ayuda, comparte ….Asi que cuando la cuento todo lo que hago arriba y abajo me mira muy preocupada y me dice…oye tú cuidate eh?? que tanto ir y venir te va a pasar factura jajajjjajjajjja… ¿como lo ves?? un abrazo te dejo aquí para cuando llegues

    Me gusta

  2. No trabajo, pero tengo vecinos, amigos y conocidos que podrían ampliar tu lista. Lo mejor es darles la razón, no porque la tengan pero así se callan antes. Un abrazo

    Me gusta

  3. Yes.

    Mi jefe, el señor F., tiene alzhéimer, pero pese a ello sigue siendo mi jefe. Maravillas de la Administración.

    El Jefe se Sección, el señor P., es el más tonto de la oficina pero se cree el más listo. Esto da malos resultados prácticos.

    La Jefe de Negociado, la señora M., tiene una depresión porque le gustaría tener trabajo en la oficina. Es quizá la más rara de todas.

    La secretaria, la señora A., no tiene término medio: unos días hace el trabajo perfecto y otro lo llena de faltas de ortografía y de errores de numeración.

    Y, pese a todo, hay que quererlos, ¿verdad, Luisa?

    Me gusta

  4. Pues……yo misma.

    Rarita, un rato largo.

    Sentido del humor, sarcástico tirando a negro.

    Minifaldas, no gracias. Que no hay edad ni condición.

    Y de malfolla, nada, que mi Luis es muuuuuyyy … Pfffff

    Pero, en serio y con honestidad, p’a rara, rara, yo

    Me gusta

  5. Uy si!
    El señor “buenorro” que piensa que se nos caen las bragas al verlo pasar (y puede ser, pero de asco)
    La Barby… Hace falta que te diga el porque del mote? (la cabeza igual de vacía)
    Y podría seguir hasta llenar tres paginas pero me pongo de mal humor jejeje
    Besos desde el infierno nena!

    Me gusta

  6. Leha. Para nada pienso que soy la única jajajajajajaja de ser así me alegraría por el resto de la Humanidad. Es que aceptar y encajar los defectos ajenos es una cosa, y otra bien distinta es esta gente rara, rara, rara de cojones jajajajajajaja
    Besos, muchos Leha.

    Me gusta

  7. Ester, efectivamente esto se hace extensivo a la gente con la que “por obligación” tratamos en el día a día. Lo de darles la razón funciona pero digamos que va…contra natura jajajajaja
    Besos, muchos

    Me gusta

  8. Fernando. Me encanta tu aportación alfabética jajajajajaja
    Lo de que hay que quererlos es una realidad, aunque algunos, por más que lo intento…. 🙂
    Besos, muchos

    Me gusta

  9. Sarracena ¿pero qué me está usted contando? De su Luis, digo…jajajajajaja y no me sea tan fina que se dice malafollá, amos hombre.
    Rarita sí que puede ser, pero hay raros que hacen la vida agradable y hay raros que….madre mía. Para su consuelo, le catalogo en el primer grupo 🙂
    Besos, muchos

    Me gusta

  10. Nieves. jajajajajajjajajajajaja Mejor nos lo tomamos con humor. De hecho, al principio me costó encajar muchísimo a una de mis personajas y cada día me iba a casa malhumorada, hasta que le dí la vuelta a la tortilla y me lo tomé a chufla; desde entonces soy más feliz.
    Besos, muchos

    Me gusta

  11. Jaaajaja ojú que arte chiquilla! Yo pensé que era la única que estaba rodeada en el trabajo de gente rarita pero ya veo que no! Jajaja que graciosa !! Me ha encantado! Un beso tesoro

    Me gusta

  12. Ana Rocío, bienvenida a MIC 🙂
    No hija, no eres la única, pero ni tú ni yo jajajajajajaja que no sé hasta qué punto es un consuelo…
    Besos, muchos

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s