Taras

Si nos vamos al diccionario vemos que en la tercera y cuarta acepción habla de las taras genéticas o simplemente taras.

Muchas veces llevo este tema a reflexión tras observarme y hacer lo propio con ajenos y conocidos y pienso que podríamos clasificar exactamente así las taras que padecemos: las que hemos heredado y las que hemos adquirido.

Quizás las segundas tengan una base en las primeras,pero no necesariamente es así, de hecho hay gente muy maja que tiene hijos poco afortunados, por decirlo suavemente y viceversa, ergo, todo ser humano arrastra lo que de suyo recibió en los genes y lo que por desarrollo condicionado-léase sistema educativo, presión social, circunstancias concretas, etc-ha ido desarrollando negativamente.

Entiendo que respecto a las taras genéticas somos absolutamente inocentes y afea mucho a quien las utiliza como reproche o arma arrojadiza. Nadie puede evitarlas, si bien, no es menos cierto que una vez detectadas, razonadas y delimitadas, se pueden aminorar a base de esfuerzo y constancia. No pueden desaparecer pero sí acotarse e incluso permanecer ocultas o sujetas. En ningún caso podemos culpar a nuestros padres de estas taras pues a su vez ellos debieron heredarlas de sus padres y así sucesivamente.

Respecto a las taras que hemos adquirido por nuestra debilidad personal, es importante reconocerlas, llamarlas por su nombre e intentar minimizarlas, corregirlas o incluso eliminarlas. Esto sólo puede lograrse a base de un esfuerzo continuo que será exitoso en la medida en que seamos humildes. Tampoco debemos fustigarnos por estos defectos contra los que seguramente tomamos medidas. No creo que nadie quiera permanecer en el error así pues si persistimos en esta forma de ser quizás es que tenemos imposibilidad de cambiarla. La paciencia es importante en esta guerra.

En ambos casos podemos necesitar ayuda; puede ser ayuda médica, ayuda espiritual, ayuda de alguien que nos quiera bien. También sirve mucho aprender de las circunstancias negativas, de las heridas de guerra, del mal que nos causan los demás. Bien tratado aunque de forma dolorosa, un mal puede transformarse en un bien.

Lo peor de tener taras es que nos acomodemos a ellas, las hagamos propias e incluso las defendamos bajo frases tópicas como “yo soy así”.

Lo peor de tener taras es que nos acomodemos a ellas y dejemos de plantar batalla.

La pregunta es:

¿Qué te ha condicionado más de la herencia genética recibida?

Anuncios

8 thoughts on “Taras

  1. Uy, Luisa, veo tu post un poco pesimista. La misma palabra “tara” me parece dura, como si hablaras de un melón con la cáscara rota. Prefiero la palabra “defecto”: todos tenemos defectos, podemos odiarlos, pero en parte son lo que nos hace ser lo que somos.

    No creo mucho en la herencia genética, pues varios hermanos tienen caracteres muy distintos y defectos diversos. Si pienso en mi caso, no se me ocurren “taras” heredadas: de mi padre heredé un sentido muy fuerte de lo justo y del deber y de mi madre una visión divertida de la vida. No creo que eso se pueda catalogar como tara o defecto.

    Me gusta

  2. Fernando. ¿Pesimista? No me siento así pero entiendo que te lo parezca. Yo creo que aunque todos somos muy distintos, en el fondo, todas las familias tenemos “un aire común”. He hablado de taras pero también podríamos hacerlo de virtudes, como es el caso de tus ejemplos. Te felicito.
    Besos, muchos.

    Me gusta

  3. Creo que las taras genéticas son moldeables, y las adquiridas completamente modificables. Sólo hay que tener las ganas y el coraje suficiente para ponerse a ello.
    Besos!

    Me gusta

Gracias por pasar y comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s